null: nullpx
fumigación

En San Juan cargamento de 25,000 libras de Naled

El Gobierno local encontró el cargamento del insecticida a pesar que el CDC se rehusaba a revelar el lugar donde está almacenado.
22 Jul 2016 – 8:41 PM EDT

SAN JUAN, Puerto Rico. - En momentos en que una multitud de personas marcha por las calles del Viejo San Juan en rechazo al uso del Naled para la fumigación aérea en la Isla, el Gobierno local confirma que el cargamento del pesticida se encuentra en los muelles de la capital.

Dos contenedores con 25,000 libras del químico se encuentran en los muelles de Puerta de Tierra luego que fueran enviados a la Isla en la noche del miércoles por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sin previo aviso.

En un principio el CDC se había negado a develar la ubicación del cargamento con el insecticida, pero el Gobierno local logró dar con el lugar donde es almacenado.

“El cargamento está en el muelle de San Juan. No tengo el número específico, pero sí está en el muelle de San Juan. Le hemos pedido al CDC que el contratista que lo trajo, que pidan que se lo lleve”, mencionó el gobernador Alejandro García Padilla en una conferencia de prensa en la estación de bomberos de Cataño.

Indicó que los contenedores están siendo custodiados en la instalación privada y que por ello “no representa peligro”. De igual manera, señaló, “hemos instruido a la Policía y a la Autoridad de los Muelles que lo custodie, que no vaya a representar un peligro adicional. Alguien que quiera acercarse, por tanto no representa peligro de cuánto tiempo esté allí”.

El cargamento fue recibido en la isla por un contratista de la agencia federal, según confirmó La Fortaleza. El Gobernador ha solicitado una explicación sobre las razones el envío toda vez que aún no se ha tomado la determinación de asperjar con el químico para controlar la propagación del mosquito que transmite el zika.

“He solicitado a la secretaria de la Gobernación (Grace Santana) que se comunique con los funcionarios federales a cargo de esta determinación para que expliquen sin demora al pueblo de Puerto Rico su acción”, había dicho el mandatario, quien tiene la última palabra sobre la fumigación por tratarse de una decisión de política pública.


“El CDC vuelve a faltarle el respeto a la administración y al pueblo de Puerto Rico al brindar información muy escueta y hemos exigido de nuevo que brinde más información que es lo mínimo que la ciudadanía de Puerto Rico se merece” dijo Santana por su parte.
La Secretaria de la Gobernación aclaró al diario El Nuevo Día que esta acción no representa una presión por parte del CDC para dar luz verde a la fumigación.

Se supo que el CDC también tiene almacenado cantidades del larvicida Vectobac en un hangar del aeropuerto de Isla Grande en condiciones que, presuntamente no están en ley para ese tipo de sustancia.

“Como mínimo fue habernos dicho… y en este momento nuestra indignación y nuestro reclamo al CDC es que la información que nos debieron haber provisto al día de hoy es información precisa y detallada sobre el envío y localización de un material altamente peligroso”, precisó Santana a dicho diario.

La posibilidad de utilizar el Naled fue una recomendación del CDC para detener la epidemia en la Isla.

CDC explica el envío

En declaraciones envidas a la prensa, el CDC confirmó que introdujo el cargamento a la Isla, pero enfatizó que la decisión sobre el uso del Naled recae en el gobierno isleño. “No hay planes de realizar la fumigaciٌón aérea ni de utilizar el insecticida Naled ni el larvicida Bacillus israelensis (Bti) a menos que sea autorizado por el Gobierno de Puerto Rico”, lee la comunicación.

La agencia federal confirmó que “El Naled y el Bti fueron enviados para que estuvieran disponibles inmediatamente en caso de que el Gobierno de Puerto Rico decida usar la fumigación aérea para reducir la población de mosquitos. El larvicida y el insecticida han sido almacenados y asegurados”.

Aumenta la movilización ciudadana


Cientos marcharon contra el Naled en San Juan

Loading
Cargando galería


Mientras tanto, cientos de personas se manifestaban la noche del jueves en las calles del Viejo San Juan para reclamarle al Mandatario que no permita la fumigación cuyo fin sería controlar poblaciones del principal vector del zika, chikunguña y dengue, el mosquito Aedes aegypti.

El colectivo agrupa a médicos, agricultores, miembros de la clase política y la sociedad civil que se oponen al uso del insecticida en la Isla y proponen soluciones menos invasivas y orgánicas.

En horas de la mañana hubo una movilización de última hora frente al Aeropuerto de Isla Grande, donde se sospechaba que había llegado el cargamento por la vía aérea.

La generalidad de la población puertorriqueña se ha mostrada contraria a la fumigación aérea con el herbicida Naled, prohibida desde 2012 en la Unión Europea, y que especialistas como el doctor Fernando Cabanillas han identificado como cancerígeno.

Este jueves se reportó un aumento en los casos confirmados de zika en Puerto Rico, que ahora ascienden a 5,582 desde que el virus se introdujo en la Isla en diciembre. Entre ellos hay 672 embarazadas.

Más:


Publicidad