Frontera EEUU México

Testigos de la muerte de inmigrante guatemalteca en Texas piden salir voluntariamente de EEUU

Los tres jóvenes guatemaltecos que fueron detenidos en el incidente donde murió Claudia Gómez González permanecen detenidos desde mayo en Rio Grande, Texas. Este lunes planean solicitar a un juez federal que les permita regresar de vuelta a su país.
14 Oct 2018 – 10:50 PM EDT

Los testigos de un tiroteo que terminó con la vida de una inmigrante guatemalteca cerca de la frontera de Laredo en Texas quieren salir voluntariamente de vuelta a su país.

Eder Cabrera Sánchez, de 18 años; Carlos Pérez Vicente, de 20; y Damián Pérez Peñalonso, de 18, los tres guatemaltecos que fueron detenidos en el incidente que terminó con la vida de Claudia Patricia Gómez González, la guatemalteca que murió baleada por un agente fronterizo en Texas el pasado 23 de mayo, permanecen recluidos en un centro migratorio en Rio Grande y tratados como testigos.

El cónsul de Guatemala en el área del Valle del Rio Grande, Tekandi Paniagua, dijo que los adolescentes fueron encontrados por la Patrulla Fronteriza poco antes de que un agente abriera fuego y terminará con la vida de Gómez, según se lo relataron. Así mismo, mencionaron que se conocieron con ella en el camino donde supieron que eran originarios del mismo pueblo.

De acuerdo con Paniagua, a los adolescentes les ofrecieron la oportunidad de solicitar algún alivio migratorio pero se negaron aceptarlo.

"Están un poco desesperados por el encierro, no es fácil para un jovencito que ha pasado por esta experiencia tan incómoda", dijo Paniagua.

Este lunes el cónsul le notificará a un juez federal el deseo de los jóvenes de regresar a su natal Guatemala a través de una salida voluntaria.

El cambio de versiones del incidente

Cuando ocurrió el incidente, la agencia migratoria dio dos versiones diferentes de lo ocurrido. El día de los hechos dijo que el agente disparó tras ser agredido por los inmigrantes con "objetos contundentes". Dos días después emitió un nuevo comunicado en el que asegura que el grupo de inmigrantes ignoró las órdenes de quedarse quietos y se lanzó sobre él. Esa reacción lo habría llevado a disparar. En la segunda declaración no mencionan ningún ataque con objetos contundentes.

La inmigrante guatemalteca Claudia Gómez acababa de cumplir 20 años en febrero antes de emigrar a Estados Unidos.

Antes de intentar cruzar la frontera vivía en la Aldea La Unión, en San Juan Ostuncalco, departamento Quetzaltenango, una zona agrícola donde la papa, el maíz y el frijol son de los cultivos más importantes. En esta área del centro norte de Guatemala se habla español, pero también la lengua indígena Maya Mam, el idioma materno de casi todos, incluso de esta joven.

Mira también:

Dolor bajo la lluvia: el entierro de la joven guatemalteca muerta por un disparo de la Patrulla Fronteriza

Loading
Cargando galería
Publicidad