Exámenes

Gobierno ofrece $8.6 millones para financiar mejoras a exámenes estandarizados en todo el país

La administración Obama quiere disminuir la cantidad de exámenes en las escuelas que solo causan estrés innecesario a los estudiantes.
5 Ago 2016 – 2:01 PM EDT

El gobierno estadounidense anunció este viernes que repartirá casi nueve millones de dólares en fondos a las agencias educativas estatales que presenten propuestas para mejorar la calidad de los exámenes estandarizados en las escuelas y los reportes de resultados, y eliminar las pruebas redundantes y poco efectivas.

El llamado a propuestas es el más reciente paso que toma la administración del presidente Barack Obama en su empeño de eliminar los exámenes que tienen poco valor y que solo causan estrés innecesario a los estudiantes.


"Ya casi comienza un nuevo año escolar y los educadores y los padres se preparan y quieren estar enfocados en cuánto aprenderán y crecerán los estudiantes este año, no ansiosos por cuántos exámenes tendrán que tomar", dijo en una llamada teléfonica con la prensa el secretario de Educación, John B. King Jr.

Según un estudio publicado en octubre del año pasado, los alumnos estadounidenses pasan de 20 a 25 horas del año escolar presentando pruebas estandarizadas, y al cabo de su vida académica habrán tomado 112 exámenes obligatorios entre el prekínder y la secundaria (excluyendo los que administran los maestros en sus cursos).

Según el estudio, dichos exámenes muchas veces son redundantes porque prueban una y otra vez las mismas destrezas, y no existen pruebas de que a más tiempo de exámenes, mejores calificaciones en materias como inglés y matemáticas.

Además, quitan valioso tiempo lectivo que los maestros utilizan para prepararse para las pruebas.

Tras la publicación de ese estudio, el presidente Barack Obama exhortó a limitar las evaluaciones estandarizadas a 2% del tiempo en el aula.


La nueva llamada a propuestas está dirigida a las agencias estatales de educación que junto a instituciones de estudios superiores u otras instituciones de investigación quieran desarrollar soluciones, metodologías, productos o herramientas que sirvan "para mejorar la calidad, validez y confiabilidad de los exámenes estatales", dijo King.

Además, para soluciones que sirvan para mejorar los reportes de calificaciones y que "las comunidades tengan la información vital que necesiten sobre el desempeño académico de los estudiantes, y que los maestros se puedan enfocar en enseñar" en lugar de entrenar a estudiantes para pasar las pruebas.

Roberto Rodríguez, ayudante del presidente Obama en temas de Educación, agregó que las pruebas estandarizadas siguen siendo necesarias porque "sabemos que cuando se hacen bien ofrecen información importante sobre el progreso de los estudiantes que los padres, maestros y funcionarios necesitamos para mejorar nuestro sistema educativo".

Sin embargo, el objetivo final es tener "menos, mejores y más justos" exámenes, dijo Rodriguez.

El gobierno federal separó $8.6 millones de dólares para financiar las propuestas ganadoras.


Publicidad