null: nullpx
Espionaje

El hacker colombiano que "espió, robó y difamó" campañas electorales en América Latina

Según revela un reportaje de Bloomberg, Andrés Sepúlveda dirigió en 2012 un equipo de hackers que “robaron estrategias de campaña y manipularon los medios sociales" contra los opositores de Peña Nieto.
31 Mar 2016 – 6:26 PM EDT

El hacker colombiano Andrés Sepúlveda confesó que en 2012 dirigió un equipo de seis piratas informáticos que “robaron estrategias de campaña, manipularon redes sociales para crear falsos sentimientos de entusiasmo y escarnio e instaló spyware en sedes de campaña” contra los opositores del entonces candidato del Partido Revolucionario Institucional y hoy presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Según un reportaje publicado este jueves en la revista Bloomberg Businessweek, el colombiano de 31 años recibió 600,000 dólares por esos trabajos contra el izquierdista Andrés Manuel López Obrador y la candidata del Partido de Acción Nacional (PAN) Josefina Vázquez Mita.

Pero no fue el único trabajo de espionaje en la región. El hombre asegura haber alterado campañas electorales durante ocho años en varios países de Latinoamérica.

Sus equipos trabajaron en elecciones presidenciales en Nicaragua, Panamá, Honduras, El Salvador, Colombia, México, Costa Rica, Guatemala y Venezuela. Y según la publicación estadounidense, Sepúlveda tiene "suficientes victorias como para decir que ha influenciado la dirección política de América Latina moderna".

Actualmente Sepúlveda cumple una pena de 10 años en prisión en su país de origen tras aceptar varios delitos, entre ellos que espió el proceso de paz entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

El pirata informático se inició en 2005 en estos trabajos que inicialmente consistían en "modificar sitios web de campañas y violar bases de datos de opositores con información sobre sus donantes"; y más tarde consiguió reunir equipos que "espiaban, robaban y difamaban" en representación de campañas presidenciales dentro de Latinoamérica.

"Mi trabajo era hacer acciones de guerra sucia y operaciones psicológicas, propaganda negra, rumores, en fin, toda la parte oscura de la política que nadie sabe que existe pero que todos ven", revela el colombiano en su primera entrevista que dice ofrecer para "convencer al público de que se ha rehabilitado" y tratar de obtener una reducción de la condena que cumple.


El reportaje indica que Sepúlveda estaba en la nómina del venezolano Juan José Rendón, un polémico estratega político que en 2014 se salió de la campaña para la reelección del presidente colombiano Juan Manuel Santos después que el periodista Daniel Coronell denunciase que había servido como intermediario de una oferta de sometimiento a la justicia colombiana por parte de cuatro grandes capos del narcotráfico.

Rendón dijo en una entrevista este viernes a Univision Noticias que solo vio a Sepúlveda "en una reunión en 2005 en la sede del partido (colombiano) de la U". Pero el estratega político negó que el hacker hubiera estado en su nómina. "No solo eso. No se ha tomado un café ni le he dado la mano nunca en mi vida", agregó.

En el caso de México, los hackers a cargo de Sepúlveda supuestamente instalaron software espía en las oficinas de los candidatos de oposición para asegurar la victoria de Peña Nieto.

Según el reportaje, cuando Peña Nieto ganó, el colombiano destruyó la mayoría de evidencias informáticas del hackeo, pero a Business Week le mostró correos entre él y Rendón sobre supuestos ciberataques.

Sepúlveda fue detenido en Bogotá el pasado 5 de mayo luego de ser relacionado con oficinas clandestinas que hacían interceptaciones ilegales, entre ellas una que tenía como objetivo sabotear el proceso de paz en su país.

El informático fue contratado por la campaña del entonces candidato a la presidencia de Colombia Óscar Iván Zuluaga, del partido Centro Democrático, liderado por el expresidente y ahora senador Álvaro Uribe.

México niega la información

Poco después de conocerse el testimonio de Sepúlveda, el gobierno mexicano emitió un comunicado negando la información.

En el documento, estructurado en cinco puntos, rechaza "cualquier relación entre el equipo de la campaña presidencial de 2012 con Andrés Sepúlveda, o que se haya contratado al consultor J.J. Rendón". Asimismo sostiene que "planeación, dirección y ejecución de dicha campaña presidencial fue realizada por dirigentes, militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional".

El comunicado defiende además que la campaña de la que se habla en el artículo de Bloomberg Businessweek "fue realizada por dirigentes, militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional".

Más contenido de tu interés