null: nullpx
Unidos

Cuidar la salud mental es uno de los retos más difíciles de la pandemia

Es posible que en estos días te sientas desbordado debido a las medidas para prevenir contagios, el aislamiento y las preocupaciones. Miles de personas están pasando por eso, pero hoy más que nunca es importante que trates de mantenerte emocionalmente saludable para enfrentar la nueva realidad de la mejor manera.
11 Dic 2020 – 03:26 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Los efectos de la pandemia pueden traducirse en una variedad de reacciones emocionales como angustia o condiciones psiquiátricas. Crédito: Marjan_Apostolovic/Getty Images/iStockphoto

Depresión, ansiedad y estrés son algunos de los trastornos que experimenta parte de la población en estos días. Más de 68 millones de infectados por coronavirus en el mundo -de los cuales más de 15 millones están en Estados Unidos- y las medidas que ha conllevado la pandemia han hecho que la salud mental de muchos sea cada vez más frágil.

Los pronósticos inciertos, la imposición de medidas de salud pública que, además, afectan las libertades personales, las grandes y crecientes pérdidas financieras y los mensajes contradictorios de las autoridades se encuentran entre los principales factores estresantes que contribuyen a la angustia emocional generalizada y al aumento del riesgo de enfermedad psiquiátrica asociada con COVID-19, explican las expertas en psiquiatría y conducta Betty Pfefferbaum y Carol S. North en un artículo publicado en New England Journal of Medicine. Este tipo de emergencias de salud pública pueden afectar tanto a individuos como a comunidades.

“Los efectos pueden traducirse en una variedad de reacciones emocionales (como angustia o condiciones psiquiátricas), comportamientos poco saludables (como el uso excesivo de sustancias) e incumplimiento de las directrices de salud pública (como el confinamiento en el hogar y la vacunación) en personas que contraen la enfermedad y en la población general. Una extensa investigación en salud mental en desastres ha establecido que la angustia emocional es omnipresente en las poblaciones afectadas, un hallazgo que seguramente se repetirá en las poblaciones afectadas por la pandemia Covid-19”, escriben las autoras.

Una revisión reciente de las secuelas psicológicas en muestras de personas en cuarentena reveló numerosos resultados emocionales, como estrés, depresión, irritabilidad, insomnio, miedo, confusión, ira, frustración y aburrimiento, algunos de los cuales persistieron después de que se levantó dicha cuarentena. Los factores estresantes específicos incluyeron una mayor duración del confinamiento, tener suministros inadecuados, dificultad para obtener atención médica y medicamentos, y las pérdidas financieras resultantes.

Cargando Video...
La pandemia puede ser detonante de estrés, ansiedad y depresión: debes estar atento a la señales de alarma

Tomar medidas es imperativo

Son más vulnerables a sufrir afecciones emocionales aquellos que tienen un mayor riesgo de contagio (adultos mayores o con afecciones médicas subyacentes), niños y adolescentes, cuidadores, trabajadores de salud, personas que tienen problemas de salud mental existentes o trastornos por consumo de sustancias o quienes han perdido sus trabajos, viven solos o no tienen hogar. Sin embargo, los cambios causados por la pandemia de COVID-19 pueden afectar a cualquier persona.

Un informe de la Organización mundial de la Salud indica que la pandemia no solo está provocando un incremento de la demanda de servicios de salud mental, en general. Quienes han padecido la enfermedad pueden tener complicaciones neurológicas y mentales, como estados delirantes, agitación o accidentes cerebrovasculares. ‎

Para detectar si estás afectado por la pandemia, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) alertan sobre señales muy específicas:


  • Temor y preocupación por tu propia salud y por la salud de tus seres queridos, tu situación económica o laboral, o por la pérdida de los servicios de apoyo de los que dependes.
  • Cambios en tus patrones de sueño o alimentación.
  • Dificultad para dormir o concentrarte.
  • Empeoramiento de problemas crónicos de salud.
  • Empeoramiento de las condiciones de salud mental.
  • Mayor consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias.

Los CDC recomiendan tomar medidas sencillas en casa como hacer un descanso de las noticias (incluidas las de las redes sociales), ya que estar en contacto constante con estos contenidos puede resultar perturbador. También sugieren hacer estiramientos y ejercicios de forma regular, llevar una alimentación saludable y balanceada, tratar de dormir lo suficiente, evitar el consumo excesivo de alcohol y drogas y mantenerse en contacto con personas de confianza para conversar sobre sus preocupaciones y cómo se sienten.
Si estas medidas no son suficientes y piensas que tú o las personas de tu entorno están afectados emocionalmente por la pandemia, es importante que busquen ayuda profesional para obtener tratamiento, asesoramiento o terapia. En univision.com/unidos tenemos disponible una serie de recursos que serán de utilidad para mantenerte emocionalmente estable y así poder hacer frente a la situación actual de la mejor manera.


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés