null: nullpx
Educación

Recomendaciones de maestros para mejorar el aprendizaje a distancia de tus hijos

Aunque no se sabe cuándo los niños podrán volver al colegio, es importante que aproveches las semanas que tienes por delante para ayudarlos a ajustarse a las clases virtuales. Expertos en educación dan algunas sugerencias para que la experiencia sea más fácil de llevar y obtengan los mejores resultados.
9 May 2020 – 12:35 PM EDT

En el período de cuarentena el sistema escolar está activo a través del aprendizaje a distancia y puede plantear retos para ti, para tu familia y para tus hijos. Para ayudarte, te ofrecemos siete recomendaciones de maestros que pueden ser de gran utilidad para dar el soporte necesario a tus hijos en esta etapa y aprovecharla al máximo.

1. Mantengan una rutina

Veritza Kostovski, consejera de la escuela Center for International Education de Miami, sugiere mantener una rutina: que los niños se levanten a la misma hora de lunes a viernes, se bañen, se cambien de ropa (es muy importante evitar que se queden en pijama), se desayunen y empiecen su trabajo escolar. Es apropiado que tengan un horario para las clases, una hora para el lunch y otra para las realizar las asignaciones de los maestros. También es esencial, tanto para los padres como para los niños, dibujar una línea entre el tiempo del estudio y el del descanso.

2. Ubiquen un espacio para las actividades académicas

Lo mejor es tener un área de la casa destinada al aprendizaje a distancia. Los maestros recomiendan que el niño realice sus actividades educativas en un espacio distinto a su cuarto y que esté lejos del televisor. Esto facilitará su concentración y lo ayudará a diferenciar el estudio de la diversión. Pero hay que tener cierto grado de flexibilidad y adaptarse: no todos los hogares tienen varios ambientes o espacio suficiente.

3. Hagan pausas entre las actividades

La consejera Kostovski recomienda realizar pausas entre las actividades académicas. Los niños necesitan un tiempo prudencial para bajar la ansiedad, relajarse y poder continuar con las tareas siguientes. Ayuda a tus hijos a determinar de cuántos minutos será este descanso.

4. Apliquen un sistema de expectativas y consecuencias

Dile a tus hijos de manera clara qué esperas de ellos en esta situación y cuáles son las consecuencias de no cumplir con esas expectativas. Por supuesto, es importante que tus aspiraciones estén ajustadas a la realidad y sean apropiadas para su edad. Sin embargo, no desestimes las consecuencias: no es necesario reprenderlos a cada momento, pero sí que sepan que tú como padre pones las reglas.

5. Mantengan contacto con maestros y consejeros

Los niños necesitan ayuda para aprender a administrar su tiempo. Dice Devin Marsh, maestro de la escuela Arthur and Polly Mays, ubicada en Miami, que usualmente el tiempo es manejado en la escuela por la campana: “Ahora no es así. De repente han sido lanzados a un mundo de responsabilidades de adultos para el que, tal vez, no están listos”. Es normal que se sientan abrumados por las asignaciones y, a veces, las actividades de diversos maestros se pueden solapar. Por eso es muy importante que te involucres y que el niño o tú se comuniquen con sus maestros o con su consejero de la escuela y entre todos lo ayuden a administrar mejor su tiempo para bajar el nivel de ansiedad y lograr mejores resultados.

6. Sean disciplinados

Cuando todo parece desmoronarse, es vital tratar de mantener su mundo como era antes. Michael Hill, maestro de la escuela Arthur and Polly Mays, explica que, en la medida de lo posible, tienen que seguir haciendo aquello que se supone que deben hacer. Como madre o padre, puedes enseñar con el ejemplo levantándote temprano, manteniendo el horario de las comidas y de tu trabajo, así como las rutinas de limpieza de la casa. Hill dice que esta es una gran oportunidad para enseñar a los niños a ser disciplinados y a mantener la continuidad de las obligaciones de la escuela y del hogar.

7. Busquen maneras de resolver las limitaciones

Algunos distritos escolares están ayudando a los estudiantes que no tienen gadgets o una conexión óptima a internet; si es ese tu caso, averigua qué soluciones hay disponibles en tu zona. Y si se trata de que tu hijo está pasando un momento difícil porque es mucha la carga académica, no dudes en comunicarte con algún representante de la escuela. En este momento, más que nunca, es recomendable que lleves un control de sus estudios y que mantengas una comunicación activa con sus maestros para cuidar sus emociones.

Este artículo se publicó en colaboración con Learning Heroes.

Publicidad