null: nullpx
Educación

Conéctate con las pasiones de tu hijo e incentívalas, te explicamos cómo hacerlo

Muchos padres se preocupan porque sus niños parecen interesados en temas que no les van a dejar ningún aprendizaje, pero estos pueden ser una vía para desarrollar habilidades indispensables, como la lectura, la escritura o la capacidad de investigar. Aquí te damos algunas claves sencillas para lograrlo.
18 Jul 2020 – 10:59 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Con frecuencia los padres se quejan de que sus hijos están muy interesados en los deportes, la danza, los personajes fantásticos, los videojuegos o cualquier otro hobby, en lugar de alguna habilidad escolar. Cada edad y cada niño en particular tiene sus pasiones, y esto es completamente normal. Esas áreas de interés pueden abrir las puertas para el desarrollo de muchas competencias, siempre que los adultos sepan cómo incentivarlas.

El psicólogo infantil Rubén La Rosa explica a Univision Noticias que para conocer las pasiones de sus hijos, los padres deben comenzar por recordar qué les gustaba a ellos de niños y cómo fue el apoyo que recibieron de parte de los adultos: “¿Qué quería hacer yo? ¿Qué terminé haciendo? ¿Cómo me hubiera gustado a mí que me apoyaran entonces? Son preguntas que cabe hacernos porque, en un escenario ideal, los padres estimularán esos intereses, pero esto no siempre es lo que sucede”.

Alimentar sus pasiones comienza por conversar con ellos, participar de sus juegos, hacerles preguntas, escuchar, observar y validar, un punto indispensable. De acuerdo con La Rosa, dar valor a lo que los niños prefieren es una oportunidad para conectar mejor con ellos y canalizar esas pasiones, que puede ser a través de la adquisición de diferentes herramientas de aprendizaje como lectura, escritura, técnicas de investigación, resolución de problemas, elaboración de mapas mentales y esquemas, entre otras.

“Un interés genuino por parte de los padres hacia lo que le interesa a los niños, sobre todo cuando están pequeños, es un refuerzo para su autoestima”, añade el especialista.

Conocer sus intereses para ayudarles a aprender

Para conocer y profundizar en lo que apasiona a tus hijos, puedes comenzar por hacerles preguntas sencillas: ¿Qué es lo que más te gusta de los piratas? ¿Qué comen los unicornios? ¿Por qué quieres conocer otro planeta? Sus respuestas te ayudarán a saber qué tipo de información les puede interesar y a buscar materiales que les resulten más atractivos, como libros, revistas, historietas, series de televisión, videos, películas y muchos más.

“Dar un sentido a sus intereses y ayudarlos a establecer un plan, con pequeñas metas que pueden ir alcanzando en el tiempo, es una gran vía para ayudarlos a crecer”, puntualiza La Rosa, refiriéndose a esos gustos que se pueden llevar a la práctica, como los deportes o las artes, por ejemplo.

Existen muchas maneras de aprovechar estos intereses para motivarlos a aprender de ellas. La organización GreatSchools.org, enfocada en proveer a los padres información para el desarrollo académico y socioemocional de los niños, explica que el simple hecho de dotar a los niños con material de lectura sobre los temas que los motivan permite que éstos se acerquen de manera más sencilla y natural a los libros.

Otra buena manera de comenzar a explorar es revisando sitios en línea son que reúnen intereses comunes en los niños. GreatSchools propone algunos aquí.

Un punto importante: entender las preferencias

Los niños tienen gustos diferentes a los de sus padres. Son personas distintas y esto es algo que a veces, desde las expectativas de los adultos, se pierde de vista.

“Hay que respetar las preferencias del niño. Muchos padres no saben diferenciar sus propios intereses, expectativas y hasta frustraciones por lo que ellos no pudieron realizar, y terminan queriendo emular todo eso en los niños”, advierte La Rosa.

Un verdadero acompañamiento a los niños implica un interés genuino por sus pasiones, así como flexibilidad y adaptación. Comprender que a veces un juego que no necesariamente le gusta a la mamá o el papá, es también una oportunidad para compartir un tiempo de calidad con el niño haciendo lo que él prefiere y un abono para la seguridad en sí mismo que tanto necesita.


Este artículo se publicó en colaboración con Learning Heroes.


¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés