null: nullpx
Educación

Con yoga y meditación puedes aprender a manejar el estrés de la cuarentena

Vives una situación sin precedentes para la que tal vez no estabas preparado: una pandemia global. Como padre, es importante que mantengas la calma y pongas en orden tus emociones para que estés en capacidad de apoyar y acompañar a tus hijos en estos momentos. A continuación te explicamos cómo puedes lograrlo aplicando dos prácticas milenarias.
10 May 2020 – 10:27 AM EDT

No es fácil estar encerrados en cuarentena, tratando de trabajar, mantener el hogar operativo y, al mismo tiempo, ofrecer apoyo a los niños para que continúen con sus actividades escolares. La suma de estos factores puede generar mucho estrés y hacerte sentir sobrecargado de responsabilidades. Aunque sea difícil, al menos una vez al día, es necesario que detengas la marcha y dediques un rato a bajar el nivel de ansiedad para continuar la rutina de manera relajada y productiva, y para eso el yoga y la meditación pueden ser muy útiles.

La organización Learning Heroes llevó a cabo un estudio en 2016 que reveló el gran nivel de incertidumbre que sienten los padres ante el futuro de sus hijos: se preocupan mayormente por cómo van a pagar la universidad, por su bienestar físico y emocional y por su seguridad online y offline. Ahora a esos elementos se añade la inquietud por un posible contagio de coronavirus, imprevistos financieros en la familia y el estrés por el aislamiento. Tal vez el primer paso es aceptar y tratar de manejar que no puedes solucionar algunos de estos inconvenientes, y para eso la meditación puede ser clave.

La meditación ayuda a ubicar la mente en un área saludable que la libera del estrés y la sitúa en el presente, haciéndola más eficiente a la hora de encontrar soluciones. Tener la capacidad de meditar te puede ayudar en este proceso de adaptación a una “nueva normalidad”.

El psicoterapeuta Brian Robinson señala en un artículo publicado en Psychology Today que cinco minutos diarios de meditación durante esta etapa de distanciamiento social pueden ayudarte a encontrar un balance en el nivel de estrés. El especialista, además, recomienda a las personas que quieran comenzar a meditar empezar con ciclos de cinco minutos y centrarse en la respiración vinculando el cuerpo y la mente al momento presente. Si haces esto todos los días y de manera continua, poco a poco la práctica te ayudará a sentirte positivo en el aquí y el ahora. Ese es un gran punto de partida.

Aprender a aceptar la realidad

Es muy grande el nivel de frustración que se siente por estar encerrados sin tener certeza de lo que va a ocurrir en el futuro, afirma la instructora de yoga y consejera escolar Veritza Kostovski. Como contraparte propone que, en lugar de molestarte, seas flexible y paciente y que comprendas que hay cosas que se escapan a tu control. En ese sentido, el yoga puede ser tu mejor aliado.

“La ansiedad por aquello que está fuera de nuestro control trae miedo, sufrimiento y estrés. El yoga nos enseña a ser amables con nosotros mismos y con los demás, a vivir en el presente”, explica Kostovski. En su opinión, una de las grandes enseñanzas del yoga es la aceptación de la realidad.

El yoga también aporta herramientas para centrarte emocionalmente, al tiempo que te permite realizar una actividad física saludable que se puede hacer en el hogar. La respiración controlada que consigues con esta práctica es benéfica para el corazón y para la oxigenación del cuerpo como un todo. Además, es un aliado a la hora de combatir la depresión y los dolores crónicos.

Hay muchos videos disponibles en YouTube para orientarte y también hay instructores calificados que ofrecen sesiones por videoconferencia, algunos de manera gratuita con el patrocinio de ciertas organizaciones de prestigio. Además de elegir instructores profesionales, es importante que te tomes el tiempo de leer los comentarios de otros usuarios antes de realizar la práctica. Algunos canales recomendados con videos sencillos son los de Bienestar, Xuan Lan Yoga o Elena Malova.

También hay aplicaciones para meditar o practicar yoga, tanto gratuitas como pagadas. Haz búsquedas, explora las opciones y lee los comentarios de otros usuarios para elegir una apropiada. Nadir Chacín, fundadora de Mindfulnessparamujeres.com, recomienda algunas en español como Siente, Initmind y Petit Bambou.

Finalmente, Kostovski sugiere que a la hora de practicar yoga escuches a tu cuerpo y no sobrepases tus límites. Hay posiciones que pueden ser incómodas, pero no debes sentir dolor. Si esto pasa, tienes que detenerte y ajustar la posición con ayuda de bloques de yoga, cojines o cobijas.

Y para mantenerte en el presente, puedes decirte: “Ahora voy a contestar este email o voy a atender esta videoconferencia de trabajo, una cosa a la vez”. Cinco minutos diarios de meditación y media hora de yoga, te ayudarán a ordenar tus prioridades, bajar la ansiedad y tener mejor disposición para ayudar y acompañar a tus hijos.

Este artículo se publicó en colaboración con Learning Heroes.

Los niños aprenden jugando

Loading
Cargando galería
Publicidad