Escuelas Charter

En esta escuela en Georgia ahora está permitido pegarle a los niños (y algunos padres dieron la autorización)

La escuela mandó formularios a casa para que los padres que estuvieran de acuerdo con golpear a los niños con una regla de madera pudieran dar el visto bueno. Un tercio de ellos lo aprobó. Sin embargo, los expertos alertan que pegarle a los niños, e incluso gritarles, puede crear traumas emocionales de por vida, déficit de atención, ansiedad, depresión y baja autoestima.
11 Sep 2018 – 4:49 PM EDT

En una escuela charter en Georgia pegarle a los niños, una práctica que había caído en desuso en las escuelas de EEUU, está de regreso.

La Escuela de la Innovación y los Clásicos de Georgia, una escuela charter de kinder a noveno grado, envió formularios de consentimiento a los padres informándoles de esta nueva política opcional. El personal de la escuela ahora podrá darle no más de tres golpes con una tabla de madera (con dimensiones muy específicas) a los niños que no se comporten según las reglas de la escuela, reporta la afiliada local de la cadena de noticias CBS, WRDW-TV.

El formulario explica cómo sería el procedimiento. Los golpes se darán a la tercera infracción y en un cuarto cerrado aparte del salón de clases. "El estudiante pondrá sus manos sobre sus rodillas o sobre un mueble y será golpeado en las nalgas con una tabla de madera".

Un tercio de los padres que recibieron los formularios aprobaron el procedimiento.

El superintendente de escuelas Jody Boulineau dijo que la respuesta de los padres había sido variada, según CBS.

"He oído desde, 'Fantástico, ya era hora, nos alegra mucho que esto esté pasando otra vez, nunca debieron haber dejado de (pegarle a los niños) en las escuelas', hasta 'Dios mío, no puedo creer que ustedes estén haciendo esto'", dijo Boulineau, según CBS. La escuela se encuentra en Hephzibah, un pueblo de 4,000 personas a dos horas de Atlanta.

El castigo físico es inusual en las escuelas, pero continúa siendo legal en 19 estados, como Florida, Texas, Arizona, Nuevo México y Mississippi, donde en el año 2006-2007 se castigó con tablas de madera a 38,131 niños, o 7.50% de los estudiantes del estado.

Los expertos alertan que pegarle a los niños, e incluso gritarles, puede crear traumas emocionales de por vida, déficit de atención, ansiedad, depresión y baja autoestima, lo que por supuesto afectaría su desempeño académico y relaciones con otros.

La Academia Americana de Pediatría es una de muchas organizaciones que se opone al castigo corporal. Lo que es más, advierten que pegarle a los niños perpetúa un ciclo de violencia y solo hace que los niños actúen violentamente por su cuent con otros compañeros o hacia sí mismos.

¿Cómo luce una educación del Siglo XXI? Esto es lo que la hace diferente

Loading
Cargando galería
Publicidad