null: nullpx
Enfermedades Cardiovasculares

Menos muertes en EEUU por enfermedades del corazón

Algunos estados como Alabama, Mississippi, Louisiana, Arkansas, Oklahoma y Texas han visto menos progreso, según una investigación dada a conocer este lunes.
21 Mar 2016 – 4:13 PM EDT

Desde la década de los años setenta el número de muertes en Estados Unidos por enfermedades cardíacas ha disminuido significativamente: hasta 83.4% en algunos condados. Sin embargo, algunos estados del sur como Alabama, Mississippi, Louisiana, Arkansas, Oklahoma y Texas, no han seguido esta tendencia positiva.

A esta conclusión llegó una nueva investigación publicada este lunes por la American Heart Association, que hace hincapié en la importancia de estudiar la geografía para promover la prevención de las enfermedades del corazón y su tratamiento.



Los investigadores analizaron los certificados de defunción de residentes de más de 3,000 condados de Estados Unidos, fallecidos entre 1973 y 2010. Así observaron que en la década de 1970 la mayor concentración de condados con tasas altas de mortalidad de enfermedades cardíacas se extendía desde el noreste, a través de partes de la Appalachia (en el estado de Virginia), y en el Medio Oeste, así como a lo largo de las zonas costeras de Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia.

No obstante, en 2009-2010, la mayor tasa de mortalidad se desplazó al sur de las fronteras de los estados de Pensilvania, Virginia Occidental, Delaware y Maryland (la llamada línea Mason–Dixon), y la magnitud de la desigualdad geográfica casi se duplicó.

"Estos resultados proporcionan a las comunidades locales un contexto histórico importante con respecto al estado de las enfermedades del corazón y enfatizan la importancia de las condiciones locales en la prevención y los esfuerzos de tratamiento”, mencionó en el reporte la Ph.D Michele Casper, epidemióloga de la División de Enfermedades del Corazón y Prevención de Infartos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) en Atlanta, Georgia.


Aunque el estudio no analizó las razones detrás de las disparidades en las tasas de mortalidad, los investigadores sugieren que podrían haber sido motivadas por cambios sistemáticos en las condiciones sociales y económicas de las regiones, sus políticas públicas, oportunidades de actividad física, la promoción de ambientes libres de humo de tabaco, el acceso a alimentos saludables y la atención sanitaria, entre otros.

"Es importante tener en cuenta que no todo son malas noticias en el sur. Se produjeron reducciones en las tasas de mortalidad por enfermedades del corazón, pero, en general, no eran tan grandes o rápidas como la disminución en otras partes del país", comentó a Univision Noticias la doctora Casper.

A pesar de la disminución general de las tasas de mortalidad, las enfermedades del corazón siguen siendo la causa principal de muerte en los Estados Unidos, así como uno de los problemas más comunes y costosos de salud que enfrenta la nación. Más de 600,000 personas mueren de enfermedades cardiovasculares en Estados Unidos cada año, lo que representa una de cada cuatro muertes.

“Hay muchos esfuerzos que se llevan a cabo en la actualidad para mejorar la salud cardiovascular en Estados Unidos, proporcionar acceso a la detección y al tratamiento temprano y asequible, y para reducir las disparidades de salud. Esto incluye Million Hearts, una iniciativa nacional destinada a prevenir un millón de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares para 2017. Las enfermedades del corazón son en gran medida prevenibles y, con esfuerzos dirigidos de salud pública, es posible aliviar gran parte de la pesada carga de esta enfermedad y cerrar la brecha geográfica en la disminución de las tasas de mortalidad por cardiopatías”, mencionó la doctora.


Publicidad