null: nullpx
Drones

Dron norcoreano que se estrelló espiaba escudo antimisiles de EEUU

El aparato había tomado fotografías del sistema antimisiles estadounidense THAAD instalado en Corea del Sur que ya generó roces entre Pekín y Washington en marzo pasado.
13 Jun 2017 – 1:12 PM EDT

Un dron norcoreano que se estrelló en un bosque de Corea del Sur cuando regresaba a territorio norcoreano estaba espiando el nuevo escudo antimisiles instalado por Estados Unidos en Corea del Sur.

El Ministerio de Defensa de Corea del Sur informó que el artefacto, en forma de avioneta, fue encontrado la semana pasada en las montañas y enseguida destapó las sospechas sobre su origen, por la similitud con otro dron norcoreano encontrado en 2014.

Las dudas se volvieron certezas este martes, cuando Seúl confirmó que el aparato tomó al menos 10 fotos del escudo antimisiles instalado por Estados Unidos en mayo pasado, denominado “Terminal de Defensa de Área a Gran Altitud” (THAAD, por sus siglas en inglés).


No fueron las únicas: en la memoria de la cámara DSLT de Sony también se encontraron otras 90 imágenes, la mayoría de ellas de árboles o de terrenos boscosos, lo que hace suponer lo rudimentario de la tecnología empleada, según Seúl.

Lo cierto es que el dron recorrió unas 155 millas desde la frontera hasta donde se encuentra el THAAD y no fue detectado por los sistemas de radares de Corea del Sur.

“Comenzaremos a tomar medidas para lidiar con los drones de Corea del Norte”, aseguró una fuente del Ejército de Corea del Sur a la agencia Reuters.

Un dron norcoreano con tecnología china y estadounidense

El análisis de la tecnología del dron reveló otro aspecto que puso los pelos de punta a las autoridades de Corea del Sur: al parecer, la mayoría de piezas fueron fabricadas en China, aunque se piensa que también pudieron provenir de República Checa, Japón y Estados Unidos.

El gobierno de Pekín fue uno de los principales oponentes de la construcción del escudo antimisiles, por considerar que puede rastrear puntos clave de su territorio y violar así su seguridad nacional.

La pasada semana, el gobierno de Kim Jong-un realizó también su décima prueba balística en lo que va de año, en medio de su creciente tensión con Washington y Seúl.

El nuevo desafío del régimen de Kim Jon-un a sus enemigos confesos tuvo lugar dos días después de la retirada de los portaaviones estadounidenses USS Carl Vinson y USS Ronald Reagan, que realizaron ejercicios conjuntos en esas aguas junto a la marina de guerra surcoreana desde finales de mayo.

El 29 de mayo pasado, Corea del Norte lanzó otro misil que impactó en la Zona Económica Exclusiva de Japón, un hecho calificado por Tokio como “acción provocativa”.

Según el régimen norcoreano, la escalada militar obedece a la necesidad de defenderse del “peligro inminente” de Corea del Sur y de Estados Unidos.

Tras su llegada a la presidencia, Donald Trump anuncio el fin de la "paciencia estratégica" con el gobierno de Kim Jong-un y amenazó con una intervención militar.

En fotos: Mientras Corea del Norte prueba sus misiles, EEUU pone a punto sus sistema de defensa

Loading
Cargando galería
Publicidad