null: nullpx
Desde Silicon Valley

Ahora resulta que el vuelo inicial del drone de Facebook terminó en un accidente con daño "sustancial"

Mark Zuckerberg celebró el debut del avión no tripulado Aquila en junio como un gran hito, pero las autoridades investigan un accidente antes del aterrizaje.
22 Nov 2016 – 12:57 PM EST

Mark Zuckerberg se guardó la novedad casi un mes este verano: el 21 de julio publicó un post en Facebook en que celebró: "Completamos el primer vuelo exitoso de Aquila, nuestro avión a energía solar que transmitirá señal de internet a zonas remotas del mundo y un día romperá el récord del vuelo más largo sin tripulación".

Era una gran noticia. A fines de junio, en el desierto de Yuma, Arizona, la empresa dueña de la red social más grande del mundo había dado un paso más hacia una de sus metas estratégicas: conectar a cada vez más humanos a internet para poder seguir creciendo su enorme base de usuarios, hoy de casi 1,900 millones de personas.

Zuckerberg publicó fotos épicas del despegue del drone Aquila diseñado para volar muy lentamente sobre zonas donde no hay cableado de internet.


Las imágenes lo mostraban celebrando en el amanecer del desierto con el equipo que desarrolló el avión. Zuckerberg también dio una entrevista exclusiva al sitio The Verge, uno de los más respetados en la cobertura de la industria de tecnología, sin que el reportero asistiera al vuelo del Aquila.

Casi nadie reparó que algo faltaba en el post de Zuckerberg, en la historia de The Verge y en un artículo sobre primeras lecciones aprendidas con el vuelo que publicaron dos ejecutivos de la empresa: fotos del aterrizaje o del Aquila de regreso en tierra luego de su debut.


Lo que pasó –y que Zuckerberg y la empresa convenientemente dejaron afuera de su relato– es que el drone se había accidentado. Los ejecutivos solo dijeron al pasar, en medio de un artículo de 1,500 palabras: "todavía estamos analizando los resultados del test extendido, incluida una falla estructural que experimentamos justo antes de aterrizar".

Esa "falla estructural" es, para las autoridades, un accidente que causó "daño sustancial" y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte lo está investigando, según revela la agencia de noticias Bloomberg. No hubo heridos ni daños en tierra.

El accidente se suma a otros traspiés que ha sufrido el proyecto de conectividad de Facebook, una de las grandes prioridades de Zuckerberg.


El más grave fue cuando un cohete de la empresa SpaceX explotó en su plataforma de lanzamiento y destruyó un satélite que iba a mejorar la conexión a internet en África.

Pero también el programa Free Basics de la compañía, que regala acceso a internet pero solo permite acceder a algunas aplicaciones, fue criticado duramente y no logró arrancar en India, uno de sus principales mercados objetivo.

Casey Newton, el periodista de The Verge que firmaba el artículo sobre el "exitoso" vuelo del Aquila, escribió ahora:

"Mi historia sobre el Aquila estaba incompleta y pinté una imagen demasiado rosa de las aventuras aeroespaciales de la compañía. Ahora lamento no haber preguntado sobre los detalles del aterrizaje del drone, aunque cuando Facebook me dijo que había completado 'exitosamente' un vuelo de prueba, eso parecía cancelar la posibilidad de que Aquila se hubiera dañado en forma sustancial en el vuelo".

"La próxima vez que Facebook cacaree un éxito, valdrá la pena tener esto en cuenta".


Publicidad