null: nullpx
Demandas

Reactivan demanda contra Arpaio por esposar a una mujer mexicana antes y después de dar a luz

Un panel de apelaciones pide reabrir el caso de una inmigrante sin documentos arrestada por robo de identidad a la que la policía de Maricopa mantuvo inmovilizada incluso cuando comenzó su trabajo de parto.
13 Sep 2016 – 5:12 AM EDT

Antes y después de que diera a luz a su hijo en un hospital de Arizona en 2009, Miriam Mendiola Martínez estuvo esposada en las muñecas y los pies.

Acusada de un grave delito por usurpación de identidad, los agentes policiales bajo las órdenes del alguacil de Maricopa, Joe Arpaio, la mantuvieron inmovilizada y vigilada incluso dentro de la ambulancia que la trasladó a un centro médico en el momento en que empezaron sus contracciones.

Este lunes, un tribunal de apelaciones reactivó una demanda presentada por la expresidiaria en el área metropolitana de Phoenix, quien argumenta que sus derechos fueron violados en esa oportunidad.

La determinación del panel de tres jueces de la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito reactiva la demanda de Mendiola Martínez contra Arpaio, después de que el juez de una corte de menor instancia la desechó en enero de 2014.

La corte de apelaciones decretó que un jurado razonable podría llegar a la conclusión de que la oficina de Arpaio expuso a Mendiola a daño al restringir sus movimientos, y que los agentes involucrados en el caso fueron deliberadamente indiferentes al riesgo. Será un jurado el que decida si el riesgo estuvo justificado.

El panel agregó que era improbable que Mendiola escapara o que luchara contra sus vigilantes después de que se le realizó una cesárea, y que un agente armado estaba cerca de ella mientras estuvo en el hospital.

"Incluso si Mendiola Martínez hubiera estado contemplando una fuga, los agentes armados que estaban afuera de la puerta del hospital hubieran anulado la necesidad de cualquier restricción a sus movimientos", escribió el panel.

Un experto médico convocado por la representación de Mendiola dijo que la restricción de movimiento (con esposas y grilletes) en cualquier punto durante el embarazo o recuperación posterior al parto representa un riesgo de que la mujer tropiece y pueda ocasionarse lesiones al movilizarse para disminuir el dolor de las contracciones.

Mendiola fue arrestada en octubre de 2009 por robo de identificación, un delito grave. Ella es ciudadana mexicana sin permiso de estancia en Estados Unidos y fue acusada de trabajar bajo el nombre de otra persona. A la larga se declaró culpable de solicitud para cometer falsificación, se le acreditaron 62 días que había estado encarcelada y salió bajo libertad condicional.

Un día antes de dar a luz, Mendiola fue esposada en una ambulancia y llevada a un centro médico después de que comenzaron sus contracciones.

Ella regresó a la cárcel más tarde ese día y fue llevada nuevamente al hospital al día siguiente. Mendiola dijo que no fue esposada en el segundo traslado al hospital, pero un agente indicó que la presidiaria estuvo esposada durante parte del viaje.

Durante la cirugía Mendiola no tuvo esposas, pero después del nacimiento fue llevada a una sala de recuperación y tuvo que tener grilletes en los pies con una cadena.


Publicidad