null: nullpx
Celebridades

Prometió un concierto para recaudar fondos para niños sin hogar, pero se quedó con casi $1 millón para comprar una casa y pagar deudas

Robin Di Maggio, ex director musical del programa The Arsenio Hall Show, fue sentenciado a 27 meses en una prisión federal por malversar casi $1 millón. Con ese dinero pagó sus deudas, compró una casa para su exesposa y automóviles para su madre e hijo.
14 Oct 2020 – 10:15 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Robin DiMaggio, ex director musical de The Arsenio Hall Show, fue sentenciado a 27 meses en una prisión federal por malversar casi $1 millón que se supone costeara un concierto benéfico para recaudar fondos para niños que perdieron su hogar en medio de guerras.

DiMaggio, de 49 años y residente de Woodland Hills, un suburbio al noroeste de Los Ángeles, fue sentenciado por la jueza de distrito Dolly M. Gee, quien describió sus acciones como "un crimen despreciable de pura codicia".

"La jueza Gee también ordenó a DiMaggio cumplir un año de reclusión domiciliaria una vez que haya terminado de cumplir su condena de prisión", dijo a Univision Noticias, Ciaran McEvoy, portavoz de la oficina del fiscal federal para el Distrito Central de California.

Durante el verano de 2016, DiMaggio prometió ayudar a la organización sin fines de lucro Peace for You Peace for Me Foundation, con sede en Bulgaria, a organizar un concierto en la capital Sofía. El evento buscaba recaudar fondos para ayudar a los niños que perdieron sus hogares debido a los conflictos globales.

DiMaggio, un baterista profesional que también se había desempeñado como director musical de las Naciones Unidas, se ofreció a conseguir que músicos y celebridades de fama mundial actuaran en el concierto. Fue entonces cuando pidió dinero para contratar a estos artistas. Confiando en estas promesas, el patrocinador financiero de la fundación le transfirió casi $1 millón.

De acuerdo con la investigación del FBI y la acusación llevada a cabo por el fiscal federal auxiliar Poonam G. Kumar, de la Sección de Fraudes Mayores, en lugar de utilizar el dinero para el concierto benéfico, DiMaggio costeó su estilo de vida personal y pagó deudas. El músico se declaró culpable de malversación de fondos en septiembre de 2019.

"Se llenó los bolsillos"

A las pocas semanas de la última transferencia bancaria de $750,000, usó $251,370 para comprar una casa en la ciudad de Calabasas para su exesposa. También le compró a su madre un automóvil de $35,000 y, a su hijo, un automóvil de $24,000.

Luego transfirió $150,000 a una cuenta bancaria a nombre de su compañía, DiMagic Entertainment Inc. Ni un solo dólar fue utilizado para pagar a los artistas que prometió para el concierto en Bulgaria.

“El concierto nunca ocurrió y este dinero tan necesario nunca fue recaudado para esta causa caritativa”, escribieron los fiscales en su memorando de sentencia. "(DiMaggio) se llenó los bolsillos a expensas de (el patrocinador financiero de la fundación) y de los niños que se habrían beneficiado de las ganancias del concierto", agregaron.

El patrocinador del concierto en Bulgaria, identificado en documentos judiciales como"K.D.", demandó a DiMaggio en el Tribunal Superior de Los Ángeles, donde el acusado mintió durante los procedimientos judiciales diciendo que otra persona había robado el dinero.

Asimismo, falsificó documentos bancarios y eliminó correspondencia mientras se desarrollaba el litigio civil y, finalmente, solicitó la protección por bancarrota.

En esa declaración de quiebra de septiembre de 2017, DiMaggio hizo declaraciones falsas de que no había hecho pagos de pensión alimenticia ni dado ningún obsequio por valor de más de $600 a ninguna persona en los dos años anteriores.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:CelebridadesBancarrotaFBIDineroBulgaria

Más contenido de tu interés