null: nullpx

En fotos: este hispano fue sentenciado a 20 años por un delito que no cometió y ahora busca rehacer su vida

Mario Victoria Vásquez tenía 35 años cuando la vida le cambió por un juicio viciado de errores. Fue liberado en 2015, luego de pasar 16 años y seis meses en seis cárceles distintas. Su estado (Wisconsin) es el que peor compensación ofrece a los exonerados.
25 Oct 2019 – 09:37 AM EDT
Comparte
1/21
Comparte
Mario Victoria Vásquez (35) antes de ser encarcelado en 1998. Su hijo tenía dos años menos que la niña víctima de abuso sexual por la que lo acusaron de violación. Crédito: Archivo Mario Victoria
2/21
Comparte
Entre la cadena de errores en el juicio, se demostró que la niña fue manipulada para exculpar a su tío y su propio padre e inisitir en que 'Mario' la había tocado. Le presentaban pruebas de reconocimiento como la de la foto, con la imagen de Mario victoria en el centro y de mayor tamaño. Un experto determinó que para esa edad ella no diferenciaba la verdad de la fantasía. Tampoco presentaron pruebas biológicas. Archivo Mario Victoria
3/21
Comparte
Estuvo en seis cárceles distintas en Wisconsin a lo largo de 16 años y seis meses. Una de ellas la denomina "Lo peor de lo peor. Puedes leer la historia completa de Mario Victoria aquí. Archivo Mario Victoria
4/21
Comparte
Mario Victoria asegura que en la cárcel conoció a varios inocentes, así como otros que cometieron delitos terribles. EStudios calculan que 4.1% de los presos en EEUU son suceptibles a ser exonerados. Crédito: Archivo Mario Victoria
5/21
Comparte
El 30 de enero de 2015, Mario Victoria salió en libertad. El juez sentenció "este hombre ya ha sufrido suficiente". Archivo Mario Victoria
6/21
Comparte
Al salir, volvió a celebrar los triunfos de los 'Packers' (equipo de fútbol de Wisconsin) con su hijo James Victoria. Archivo Mario Victoria
7/21
Comparte
Con su nieta, hija de su segundo hijo James. Archivo Mario Victoria
8/21
Comparte
El equipo de estudiantes de la escuela de leyes de la Universidad de Wisconsin que coordinó la abogada Cristina Bordé (a la derecha de Mario), del Proyecto de Exonerados que lo ayudó a salir de la cárcel. Foto del 11 de febrero de 2015 cuando el juez anuló el juicio y los fiscales dijeron que no presentarían más cargos para un nuevo proceso por falta de pruebas. Crédito: Archivo Mario Victoria
9/21
Comparte
Con Cristina Bordé la abogada hispana que coordinó el equipo de defensa y que dos años después abrió el Proyecto de Exonerados Latinos de Wisconsin. Crédito: Archivo Mario Victoria
10/21
Comparte
La noche de su liberación familiares y amigos fueron a buscarlo a las puertas de la corte en Green Bay. Este fue el abrazo que le dio su hijo James, ya de 21 años. Archivo Mario Victoria
11/21
Comparte
Durante un poco más de seis meses luego de su excarcelación, Mario Victoria intentó rehacer su vida familiar con su exesposa Darcy Martínez (de quien se divorció estando en prisión) y su hijo. Archivo Mario Victoria
12/21
Comparte
La última cárcel donde estuvo fue en Fox Lake Correctional Center. Antes pasó cuatro años en una de máxima seguridad en la que no habló con nadie y hacía sus necesidades dentro de la celda. "Me dediqué a contar rayitas y huequitos en las paredes... había noches que no podía dormir porque otros presos gritaban". Al salir no ha recibido terapia psicológica. Archivo Mario Victoria
13/21
Comparte
Mario Victoria ha trabajado en seis distintos restaurantes desde que salió de prisión. Pero ahora lo hace en una fábrica de gabinetes de cocina. Es un trabajo que no le gusta, porque sueña con recibir una buena compensación económica del estado por ser exonerado y abrir su propio restaurante. Tamoa Calzadilla
14/21
Comparte
El dueño de la empresa donde trabaja le dijo un día que buscando en Internet se enteró de su tiempo en prisión. Mario Victoria no tiene una carta de perdón ni que explique que fue un error, una injusticia, lo que el estado cometió con él. Eso lo limita al buscar trabajo. Crédito: Olivia Liendo
15/21
Comparte
Fue jefe de mesas en el restaurante familiar Victoria, en Green Bay. En eso trabajaba cuando lo encerraron. Crédito: Archivo Mario Victoria
16/21
Comparte
A finales de septiembre de 2018 volvió al Victoria, el restaurante que soñaba comprar con su indemnización pero justo en esa visita se enteró de que acababa de ser vendido. Crédito: Olivia Liendo
17/21
Comparte
Mirando por la ventana hacia dentro del restaurante Victoria y recordando los buenos tiempos "sirviendo tomaditas y hablando con la gente, que es lo que a mi me gusta", dijo. Crédito: Olivia Liendo
18/21
Comparte
Tres años después de su liberación, volvió a la corte de Green Bay para recordar cómo fue el juicio y las cosas que vivió allí. Tamoa Calzadilla
19/21
Comparte
En el camino entre Green Bay y Madison, la capital de Wisconsin. Él no tiene vivienda ni carro, pero un amigo le presta uno para trasladarse al trabajo y un sobrino con serios problemas de alcohol le dio posada temporalmente. Crédito: Olivia Liendo
20/21
Comparte
En el restaurante Maldonado de su compadre Juan, que lo visitó en la cárcel y lo ayuda en estos días duros en los que trata de reconstruir su vida. Crédito: Olivia Liendo
21/21
Comparte
Mario Victoria quiere que el estado le de una recompensa económica por los años que pagó de injusta prisión. Pero en este momento, Wisconsin es el estado con el monto más bajo en compensaciones para exonerados. Por eso espera a que aprueben una reforma a la legislación que aumente los montos y establezca ayudas sociales, de salud y capacitación para los exonerados como él. Crédito: Olivia Liendo
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés