null: nullpx
Corrupción

Perú remite a EEUU información complementaria para la detención del expresidente Alejandro Toledo

Se trata del paso previo a la solicitud de extradición del exmandatario que es requerido por la justicia peruana por haber aceptado supuestamente 20 millones de dólares en sobornos para favorecer a la constructora brasileña Odebrecht.
16 Feb 2017 – 3:41 AM EST

La Fiscalía de Perú envió este miércoles a las autoridades estadounidenses la “solicitud complementaria” de detención preventiva con fines de extradición contra el expresidente Alejandro Toledo, quien se cree que está en Estados Unidos y es requerido por la justicia peruana bajo sospecha de haber cobrado sobornos millonarios de la compañía brasileña Odebrecht.

Estados Unidos había requerido a Perú que proporcione más evidencias antes de ordenar la detención de Toledo, según Reuters, después de que la semana pasada un juez solicitara 18 meses en prisión preventiva para el exmandatario mientras se investiga el caso y emitiera una orden de captura internacional.

Perú sospecha que Toledo, profesor visitante de la Universidad de Stanford, está en San Francisco (oeste) y ofrece 30,000 dólares de recompensa a quien ayude a capturarlo.


La Fiscalía envió a la cancillería la información complementaria que presentaron ante las autoridades estadounidenses a través de su legación diplomática en Washington.

"La cancillería recibió físicamente la solicitud complementaria de detención preventiva con fines de extradición (...) la misma que fue presentada por nuestra embajada ante las autoridades de Estados Unidos", precisó la fiscalía en su cuenta de Twitter.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos declinó hacer comentarios y solo afirmó que no discute públicamente temas relacionados con extradiciones, informó Reuters.


El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, mantuvo una conversación telefónica con el presidente Donald Trump en la que le planteó que estudie la posibilidad de deportar a Toledo, quien habría recibido 20 millones de dólares para favorecer la con la construcción de la carretera interoceánica, que une Perú con Brasil.

Toledo, que gobernó Perú entre el 2001 y 2006, ha negado las acusaciones e insiste que solo volverá a Perú si se le otorgan garantías de un juicio justo.

El caso Odebrecht ha salpicado a otras figuras políticas en América Latina tras descubrirse el entramado de pago de sobornos que emplecó la compañía para lograr la concesisión de contratos millonarios en distintos países.



Publicidad