null: nullpx
CityLab Vida Urbana

Seattle instalará un cubo de hielo de diez toneladas en una de sus principales plazas

Puedes detenerte para verlo desaparecer lentamente, o quizás utilizar parte de él para enfriar tu bebida.
Logo CityLab small
7 Sep 2016 – 12:31 PM EDT

Las temperaturas en Seattle deberían llegar a los 70 este viernes, pero cualquier persona que necesite enfriarse rápidamente podrá ir la plaza Occidental Square y abrazar un cubo de hielo de diez toneladas que será depositado en ese lugar.

La helada instalación, creada por los arquitectos locales de la oficina Olson Kundig, aparecerá este viernes y silenciosamente se comenzará a derretir durante los días que siguen, como parte del Festival de Diseño de Seattle. Aunque una instalación similar de hielo adornó la conferencia del cambio climático del año pasado en París, en esta ocasión el mensaje no es (al menos explícitamente) sobre el calentamiento global. En realidad, se trata de la migración del agua de la tierra al mar (y viceversa), algo que la ciudad de Seattle conoce bien. Así lo explican los arquitectos:

“ICE CUBE, una instalación temporal diseñada por Olson Kundig, muestra las etapas naturales del ciclo de agua, mientras el hielo para de opaco a translúcido. Mientras el cubo de 10 toneladas se evapore y derrita, ofrece un refrescante respiro a los visitantes y se dispersará en la luz del sol y los colores del parque alrededor. La forma pura del cubo gradualmente se erosionará con el sol del verano, marcando el paso del tiempo, mientras el agua lentamente vuelva al mar”.

¿Se tropezarán los peatones con esto cuando sea del tamaño de una caja de zapatos, en octubre? Eso está por verse. Cliff Mass, un científico atmosférico en la Universidad de Washington dice que la velocidad del derretimiento dependerá de distintos factores: la velocidad del viento, las nubes, el movimiento del calor desde el suelo al corazón del cubo, etc. En el blog de Mass, la gente está especulando cuándo el cubo no será más que una poza, y las apuestas van desde sólo unos días a este increíble pronóstico de Dave Z:

“Podría durar bastante tiempo. Si está en la sombra y si llueve podría resistir incluso hasta más adelante en el otoño. Piensa en esto como en un pedazo de un glaciar o un pequeño iceberg. Yo creo que el sol y la lluvia serán claves, o si cuerpos negros se pegan a él, como las hojas de otoño. Yo daría como estimado el día de Navidad, pero estoy tentado en decir que el momento de derretimiento será incluso más tarde en el invierno, así que me aventuraré: 16 de marzo de 2017”.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.


Publicidad