CityLab Vida Urbana

Mira 6,000 años de urbanización en tres minutos

Max Galka, del sitio Metrocosm, tomó una de las bases de datos más completas y la transformó en un video.
Logo CityLab small
24 Jun 2016 – 9:15 AM EDT


La semana pasada escribí sobre un nuevo estudio liderado por la Universidad Yale que, por primera vez, mapeó los asentamientos urbanos desde 3,700 a.C. hasta el año 2000 de nuestra era. Ahora, Max Galka de Metrocosm ha creado un entretenido video usando el set de datos digitalizado y geolocalizado.

En el estudio, publicado en la revista académica Scientific Data, los autores explicaron la importancia de este trabajo:

Ya sea para responder a tiempo a catástrofes, entregar ayuda frente a desastres, evaluar el impacto humano en el medioambiente o estimar las poblaciones vulnerables a peligros, es esencial saber dónde la gente y las ciudades se han distribuido geográficamente. Además, la habilidad de geolocalizar el tamaño y la ubicación de la población humana a través del tiempo ayuda a entender las características evolutivas de la especie humana, especialmente en cuanto a las interacciones del hombre con su medioambiente.

La visualización de Galka, inspirada por este mapa histórico de la población mundial hecho por Popular Connection, hace clarísimo el auge y la dispersión de las ciudades a través del tiempo.

En el video, mientras avanzamos seis mil años, las ciudades empiezan a aparecer en el mapa mundial de Galka, mostrando cuándo sus poblaciones fueron documentadas por primera vez y los registros arqueológicos (estos dos no son necesariamente lo mismo ni la fecha en que la ciudad “nació”). Mientras más tarde en la historia aparece una ciudad, su color se hace más cálido. Abajo, Galka también incluye el contexto que ayuda a entender en qué periodo de la historia te encuentras.


Vía email, Galka explicó a CityLab por qué creó esta visualización de datos y qué fue lo que le pareció más interesante:

La mayoría de las bases de datos disponibles sólo van unos años o décadas atrás. Esta es la primera vez que veo algo que cubre seis milenios. No soy un fanático de la historia, así que cuando terminé de leer el estudio, pensé que sería interesante ver los datos y observar si ofrecían algo de perspectiva. Lo que encontré más sorprendente es lo temprano que algunas ciudades mesoamericanas se formaron, varios siglos antes que muchas ciudades europeas.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Publicidad