null: nullpx
CityLab Vida Urbana

La intervención urbana que trae el sabor latino a Washington DC

El evento en Adams Morgan es un homenaje a la historia latina de un barrio que muchos hispanos han tenido que dejar.
30 Sep 2016 – 3:40 PM EDT

Este sábado, las hamacas descenderán en Adams Morgan. Por docenas, estas colgarán de los árboles de este barrio en Washington DC, evocando la cultura latina y centroamericana que por tantos años encontró un hogar en esta zona. Pero, a pesar de este reconocimiento de la cultura latina en Adams Morgan, puede que no muchos vecinos latinos lleguen a disfrutar, ya que muchos de ellos ya han sido desplazados por las fuerzas económicas que han cambiado tanto esta vecindad.

El 'Bombardeo de Hamacas' es parte de un evento que se realizará este fin de semana en Unity Park, un espacio triangular poco aprovechado en Adams Morgan, y que tiene una rica historia latina. El evento, llamado Okuplaza Fest DC, es una intervención urbana dirigida por la organización chilena de urbanismo táctico Ciudad Emergente, quienes tratarán de fomentar conversación entre los vecinos de Adams Morgan. “Okuplaza Fest DC busca invitar a los vecinos del barrio Adams Morgan a cruzar la calle y encontrarse en el espacio público para debatir acerca de los cambios que está viviendo el barrio”, explican en su sitio web.

Los organizadores utilizan una serie de “ejercicios” -como una fiesta callejera (un ‘malón urbano’, como le llaman en Chile) y un ‘árbol de ideas’, donde la gente puede escribir pensamientos- para recoger los opiniones de vecinos sobre los cambios en el barrio y luego incorporarlos en una estrategia de planificación de la Oficina de Planificación de Washington DC.

“La idea es realmente recrear la plaza latinoamericana como lugar de interacción social”, dice Josh Silver, planificador para la Oficina de Planificación de Washington DC. “Queremos captar a la comunidad latina que sigue aquí y ponerlos en un entorno donde se sientan cómodos. Y queremos reunir a todos para una conversación comunitaria”.

Los cambios en la zona mencionados anteriormente han sido económicos y demográficos. Adams Morgan ( como gran parte de DC) ha experimentado una ola fuerte de gentrificación, un proceso de cambios en una zona que termina desplazando a gente pobre y que muchas veces resulta en una nueva población compuesta mayormente de blancos no latinos ricos y educados.

Por muchos años, la población inmigrante y latina de Adams Morgan ha disminuido poco a poco. La presencia hispana aquí se manifiesta principalmente en los negocios latinos ubicados por arriba y abajo de Columbia Road, donde se puede encontrar restaurante tras restaurante salvadoreño, peruano y hasta mexicano, en medio de salones de belleza, bodegas y tiendas estadounidenses, aclara Silver.

Pero aunque los negocios latinos se pueden ver por todos lados en este barrio, sus propietarios ya no viven ahí desde hace años. La mayoría se mudaron a los vecindarios de Columbia Heights o Mount Pleasant o incluso más lejos, a suburbios de Virginia y Maryland. Adams Morgan, que en los años 60 empezó a ser el centro latino de esta ciudad con su gran población de centroamericanos, ahora es una vecindad mayormente blanca no hispana. Antes la mayoría de los residentes eran inmigrantes trabajando en negocios de servicio, pero esto ha cambiado. Un estudio de 2013 indicó que más de un 50% de la población tiene un título de posgrado. Unity Park, el sitio del Okuplaza, antes fue un mercado latino llamado Unity Market, lleno de vendedores ambulantes, pero los restaurantes en el área resistieron su presencia y eventualmente el mercado tuvo que cerrar.

Con esta historia, mantener el resto de presencia latina existente es hoy un reto bastante fuerte para el vecindario. ¿Podría la Okuplaza ayudar a enfrentar este complejo desafío en Adams Morgan?

“Trataremos de captar la comunidad entera, para averiguar qué podemos hacer [para encontrar soluciones]” dice Silver. “Lo necesario es tener una conversación sobre los cambios en la vecindad y qué conocimiento nos falta sobre ellos. Así podemos planificar a través del prisma de la equidad”.

El 12 de septiembre, Ciudad Emergente tuvo una reunión comunitaria en Adams Morgan para aceptar sugerencias sobre el evento Okuplaza. No había ningún latino inmigrante con un negocio o una larga historia en Adams Morgan presente, aunque sí había varias personas latinas que habían migrado más recientemente. Carlos Carmona Medina, ilustrador y diseñador mexicano que llegó a DC hace un año, fue uno de ellos. Él y su esposa, quien es afroamericana, se querían mudar a una vecindad diversa para sentirse cómodos y escucharon que Adams Morgan era así, además de ser un lugar caminable y con una oferta cultural interesante.

“Comparado con lugares como Tenleytown o Cleveland Park, sí es un lugar más diverso. Pero [aún así] la mayoría de la gente es blanca”, dice Carmona. “Washington es una ciudad que tiene mucho, muchas oportunidades y cosas que hacer. Pero no es una ciudad generosa. Tengo la impresión de que si yo no tengo dinero u oportunidades, me va a tratar de la misma manera que a los desplazados”, dice.

Al mismo tiempo, aunque Carmona sea latino, aclara que siente que él también es parte del problema, porque la comunidad inmigrante de estas partes mayormente consiste de salvadoreños. Cree que actividades como okuplaza puede tener valor, pero solo si se hacen frecuentemente para involucrar toda la ciudadanía.

Para Silver, puede tener valor como un comienzo a otras soluciones. “Es importante decirlo: esto es un principio, no un fin”.

Publicidad