null: nullpx
CityLab Trabajo

El portal con el que Los Ángeles quiere ayudar a los emprendedores contra la burocracia

El sitio permite a las pequeñas empresas encontrar apoyo y contactos para facilitar su crecimiento.
Logo CityLab small
10 Oct 2016 – 10:13 AM EDT
Comparte
El alcalde de Los Ángeles espera que este portal sea especial ayuda en momentos de crisis y no sólo en la actualidad. Crédito: MARK RALSTON/AFP/Getty Images

El diseñador Mario de la Torre creció en South Central, Los Ángeles, donde se vestía con la ropa que él mismo se fabricaba. “Yo supe lo que quería ser desde muy temprana edad”, declaró en un video. Ahora, tras haber fundado una una línea de moda femenina bajo su nombre, De La Torre concibe la ciudad de Los Ángeles como su savia creativa. “Uno puede salir y encontrar cualquier tejido de allá fuera”, apuntó.

Para De La Torre, los recursos en LA son ilimitados. Pero cuando él decidió fundar su marca hace ya varios años, como muchos otros propietarios en LA, se sentió un poco perdido. “Yo nunca tuve siquiera una cuenta bancaria comercial”, sentenció.

Los Ángeles es a menudo vendida como un centro en expansión para los pequeños negocios. La última entrega del Índice de Kaufmann (2016) acerca de la actividad de la nueva empresa, que da seguimiento pormenorizado a las iniciativas de emprendimiento en zonas metropolitanas de Estados Unidos, colocó en tercer lugar la tasa de crecimiento de LA, solo por detrás de Austin y Miami. Datos del censo, por su parte, muestran que solo uno de cada 196 residentes de LA, Long Beach y Santa Ana se ve a sí mismo como un empresario.

Pero impulsar desde cero un pequeño negocio en Los Ángeles es, en modo alguno, algo fácil. En conversaciones con De la Torre y otros nuevos emprendedores, el alcalde de Eric Garcetti escuchó lo mismo, una y otra vez: el lado burocrático de todo esto es increíblemente desalentador.

“Uno tiene que gobernar jurisdicciones muy diferentes”, dijo Garcetti a CityLab. “Se trata de discriminar qué información puede ayudar a la ciudad, al condado, al estado y a la Reserva Federal, y dentro de cada nivel de gobierno, existen varias agencias que administrar”.

Para poner cierto orden en todo esto, Garcetti lanzó este mes un portal digital, dotando de un centro de apoyo a los potenciales dueños de negocios. El LA Business Portal (Portal de Negocios de Los Ángeles) se compone de tres elementos, según Garcetti: un instrumento de ayuda para las nuevas empresas, una biblioteca de referencia y una guía de preparación para los negocios. Cuando los usuarios visitan el portal por primera vez, ellos responden una serie de preguntas directas acerca de su empresa y se les da una guía orientándolos en todo el proceso. “Se trata de un acceso a los recursos particularizado en cada caso”, agrega Garcetti.

El pasado verano, Los Ángeles recibió una subvención de 250,000 dólares destinada a la plataforma de código abierto gracias a un concurso patrocinado por la administración federal para los Pequeños Negocios. El portal pretende servir de ejemplo a otras ciudades, indica Garcetti. Diseñándolo, el Equipo Innovación de la organización Bloomberg Philantropies de LA trabajó en estrecha colaboración con la ciudad de San Francisco, la cual puso en marcha un proyecto similar en 2014.

Amanda Daflos, directora del Equipo de Innovación, aclara que el portal es uno de los nueve proyectos que su grupo ha iniciado en el último año. Cerca de 20 ciudades en todo el país están participando del programa Bloomberg, el cual pide a cada equipo que use los datos para afrontar un problema global. Al equipo de LA, continúa Daflos, se le encomendó desarrollar soluciones para guiar a la ciudad a través de un período transicional. Uno de los restantes proyectos del equipo, el denominado Los Angeles Index of Neighborhood Change (Índice de LA para la Transformación de las Comunidades), compara indicadores demográficos en los códigos postales de la ciudad.

En el desarrollo del Portal de Negocios, Daflos y su equipo examinaron los datos. Más de un 80 % de las empresas en LA tienen menos de 20 empleados, explica Daflos, "lo cual dice bastante de los tipos de negocios que prosperan aquí". Pero el equipo también salió a las calles, haciendo lo que Daflos llama "caminatas de pasillo" por los centros de negocios y charlando con propietarios locales. Su retroalimentación reflejó aquello que Garcetti había oído: que trabajar con la ciudad para establecer un pequeño negocio era un dolor de cabeza, e, incluso, si ya habían conseguido establecerlo, la perspectiva de tratar de expandirlo no intimidaba menos.


El portal orienta a los potenciales dueños en la búsqueda de lugares para establecerse, permisos y acceso al capital. También convoca a los propietarios de negocios similares a compartir experiencias y conocimientos. “Digamos que alguien está abriendo una tienda de quesos y no tiene la menor idea de cómo lidiar con el Departamento de Salud del condado”, apunta Garcetti. “Entonces el portal hace posible que ese alguien se conecte con otro propietario de una empresa con un producto similar, de manera que pueda guiarlo en el proceso”. Esa experiencia “negocio a negocio”, añade, “es más valiosa que cualquier suministro que podamos colgar digitalmente”. Aunque el portal está aún en ciernes, Daflos asegura que el sitio está generando tráfico; cada día recibe unos 400 visitantes.

Si bien la economía de LA está actualmente experimentando un alza –la tasa de desempleo ha caído cerca de un 5 % en los últimos 3 años–, Garcetti ve el portal como “una estrategia contra la recesión y para el crecimiento del empleo”. La ciudad ha creado más de 100,000 empleos desde que Garcetti asumió el cargo, según datos del UCLA Anderson Forecast, pero “si una avalancha de hechos adversos se sucediera, debería ser posible, para alguien despedido en la próxima desaceleración económica, convertirse en un exitoso emprendedor el día de mañana”, sostiene Garcetti. “Es un modo de hacer que la economía se mantenga bullendo, y, de esta, una ciudad de iniciativas y nuevas compañías. Así, y no de otro modo, es como quiero que LA sea conocido”.


Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Comparte
Publicidad