null: nullpx
CityLab Delincuencia

Estas son las ciudades donde el crimen sí está aumentando en 2016

Todavía no existe la catastrófica ola de crímenes de la que Trump gusta hablar, pero no se puede ignorar la dura situación de Chicago.
Logo CityLab small
22 Sep 2016 – 12:46 PM EDT

Donald Trump habla sobre el crimen y la inmigración (a menudo como si fueran lo mismo) durante su campaña electoral de la misma forma que el científico James Hansen habla sobre el cambio climático. Ambos abordan el tema con apasionada alarma, advirtiéndonos que estas amenazas están escalando rápidamente hasta el punto de desestabilización total, especialmente para las ciudades. La diferencia crucial es que hay muchísimas investigaciones que cientos de fuentes han realizado durante décadas y que respaldan el pronóstico sobre el cambio climático. Trump tiene lo opuesto de su lado: estadísticas incompletas sobre la delincuencia recopiladas en unos pocos meses o años a lo sumo, escogidas a propósito de unas pocas ciudades para intentar hacer sus largas diatribas sobre la delincuencia urbana más creíbles.


Por supuesto, alegar que la delincuencia ha alcanzado niveles " incontrolables" basándose en esos datos limitados es tan estúpido como el hecho de que un científico se base en una o dos temporadas de clima inclemente para demostrar que el cambio climático es real (es por esa razón que los científicos no trabajan así). Aquellos que apoyan la teoría de que la delincuencia en Estados Unidos se ha convertido en un pandemonio deben ver el más reciente análisis del Centro Brennan para la Justicia, para que se tranquilicen.

Al examinar los datos de los reportes de Crimen Uniforme del FBI para la primera mitad de 2016, el Centro Brennan descubrió que el crimen violento está aumentando ligeramente, pero principalmente sólo en unas pocas ciudades desde el año pasado. Es un hallazgo similar al que hizo el Centro Brennan en su análisis de la delincuencia en las principales ciudades para el año 2015. Sin embargo, esta escalada de delincuencia que está ocurriendo ahora se concentra en menos lugares que el año pasado, según el más reciente informe del centro.

Los investigadores de Brennan prevén un ligero aumento en la tasa nacional de crímenes violentos para este año: un 5.5% en comparación con el año pasado. Sin embargo, el crimen violento se encuentra todavía en "niveles mínimos históricos", muy lejanos a los niveles de hace 30 años. Algunas ciudades están experimentando actualmente un aumento dramático en los crímenes violentos, especialmente Chicago y Los Ángeles. Pero el informe señala que las tasas de criminalidad generalmente aumentan y disminuyen durante intervalos de uno o dos años en períodos de tiempo más largos. Nueva York y Los Ángeles son dos ejemplos de ello: como se muestra en la tabla a continuación, ambas ciudades tenían tasas de homicidios altísimas en 1990, pero han disminuido considerablemente desde entonces, a pesar de algunas irregularidades ascendentes y descendentes durante ciertos años.

Gráfico comparativo de los homicidios en Nueva York y Los Ángeles, desde 1990 a 2016 (Centro Brennan).


De hecho, si usted ha oído a nadie hablar sobre el crimen descontrolado en algunas ciudades el año pasado, es probable que esas mismas ciudades ahora estén experimentando disminuciones en las tasas de crímenes violentos. Baltimore, Chicago y Washington DC representaron la mitad del aumento de la tasa de homicidios a nivel nacional durante el período 2014-2015. Sin embargo, las tasas de homicidios de Baltimore y Washington DC están actualmente muy por debajo de sus niveles de hace un año, y se pronostica que disminuyan aproximadamente un 10% en ambas ciudades para finales de este año. Mientras tanto, las cinco ciudades estadounidenses con las mayores tasas de homicidio en 2015 son en gran medida diferentes a las cinco de este año:

Ciudades con aumentos más importantes de homicidios en 2015
CiudadCambio en Tasa de Homicidios 2014-2015Cambio en Tasa de Homicidios 2015-2016Cambio de pobreza local en relación a la nacional (2005-2014)Cambio de Desempleo local en relación al nacional (2005-2014)
Baltimore62.90%-9.90%57.10%81.20%
Charlotte24.80%-7.40%6.70%39.30%
Chicago12.90%47.40%54.00%73.90%
Houston23.10%13.90%53.70%21.40%
Washington DC51.20%-10.90%28.10%43.60%
FUENTE: Centro Brennan | UNIVISION


Ciudades donde se proyectan los mayores aumentos en homicidios durante 2016
CiudadCambio en Tasa de Homicidios (2014-2015)Cambio en Tasa de Homicidios (2015-2016)Cambio de pobreza local en relación a la nacional (2005-2014)Cambio de Desempleo local en relación al nacional (2005-2014)
Chicago12.90%47.40%54.00%73.90%
Dallas7.70%20.20%62.720.60%
Las Vegas1.00%25.30%5.70%54.40%
San Diego13.90%30.40%3.50%13.40%
San José-7.60%70.60%-22.70%27.20%
FUENTE: Centro Brennan | UNIVISION

Chicago es la excepción y es una ciudad cuyos problemas con la violencia son difíciles de exagerar. El crimen ha aumentado tanto en esa ciudad que representa una enorme porción de cualquier aumento de las tasas de criminalidad a nivel nacional. Consideremos que se prevé que la tasa de homicidios a nivel nacional aumente en un 13% este año, según el informe Brennan, pero la mitad de esos homicidios ocurrirán sólo en Chicago.

¿Por qué Chicago? El Centro Brennan ofrece algunas de las posibles razones:

  • La gran mayoría de los crímenes con armas son cometidos por unas pocas personas que tienen acceso a armas de fuego. En mayo, el Departamento de Policía de Chicago informó que un 70% de las personas que habían recibido disparos y un 80% de los detenidos en relación con tiroteos en lo que va de año estaban en una "Lista de Sujetos Estratégicos" de delincuentes armados reincidentes.
  • El Departamento de Policía de Chicago también ha perdido más de 300 detectives desde el año 2008, lo cual probablemente ha dificultado más la solución de los casos de homicidio.
  • La mayor parte de los crímenes violentos se concentran en las comunidades más pobres de Chicago, lo que apoya la teoría de que este tipo de delitos son más frecuentes en áreas que sufren de privaciones económicas.

"El aumento 'a nivel nacional' de homicidios identificados", para el año 2016, dice el informe, "puede deberse más a profundos problemas locales en algunos vecindarios de Chicago que a las tendencias nacionales". Pero hay otra explicación posible que los investigadores del Centro Brennan no pudieron exponer ampliamente debido a la falta de datos: los patrones de arresto basados en el cambio de la actividad policial. Varias ciudades, entre ellas Chicago, han empezado a despenalizar actividades como la posesión de marihuana y a reclasificar algunos delitos como delitos menores o delitos sumarios. Algunos departamentos de policía también se han quejado de que la disminución de los presupuestos afectan el despliegue de agentes. Algunos han aludido, aunque sólo de forma anecdótica, a un presunto " efecto Ferguson" que ha tranquilizado a algunos agentes de policía que temen que sus actividades sean captadas en video.

El informe del Centro Brennan dice que sus investigadores intentaron recopilar datos sobre las tendencias de las actividades policiales a corto plazo para explicar esto, pero sólo pudieron obtener esta información para Baltimore y Chicago. Ellos planean retomar este análisis en un futuro informe una vez que dispongan de más datos.

Hubiera sido útil leer lo que los investigadores aprendieron mientras tanto, aunque sólo se haya basado en datos sobre Chicago y Baltimore. El Departamento de Justicia de Estados Unidos está supervisando muy de cerca la actividad policial en ambas ciudades. La policía de Chicago ha cambiado drásticamente su postura en cuanto a los arrestos desde que se expusieron décadas de brutalidad policial en un impactante informe del Departamento de Justicia en abril. Lo mismo ha sucedido con el Departamento de Policía de Baltimore, que ahora está atravesando una reforma más radical, pues el Departamento de Justicia encontró grandes problemas estructurales de violencia motivada por el racismo en el departamento.

Para que quede claro, cuando se trata de la policía de Chicago y Baltimore, no estamos hablando de instancias aisladas de mala conducta en el último par de años. Más bien, las autoridades federales de aplicación de la ley han descubierto discriminación, corrupción, y brutalidad culturalmente integradas, rampantes y sistémicas en ambos departamentos de policía, que les han costado a ambas ciudades millones de dólares en demandas. Ése es el tipo de comportamiento criminal generalizado que Trump está ignorando deliberadamente cuando le implora a la nación que le permita a la policía involucrarse en más caracterización racial y tácticas agresivas.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Publicidad