El crimen empeora el cambio climático (y viceversa)

Dos estudios sugieren que hay una relación entre el calentamiento global, el aumento de las temperaturas y el crimen.
1 Jul 2016 – 11:29 AM EDT

Las actividades criminales son causantes de cantidades sorprendentemente altas de dióxido de carbono (CO 2), el famoso gas de efecto invernadero. Pero también, ocurre al revés: el incremento de temperatura global provocada por el cambio climático contribuye a agravar los niveles de delincuencia.

Dos estudios independientes, uno británico y otro estadounidense, revelan estas conclusiones.

Por un lado, está la investigación hecha por expertos de la Universidad de Surrey, que confirmó que el crimen en Inglaterra y Gales fue responsable de la producción de más de 4 millones de toneladas métricas de CO 2 en el 2011, misma cantidad que 900,000 hogares británicos producen en un año, según los expertos.

Pero ojo, no es que los disparos de armas en sí mismos emitan gases de efecto invernaderos.

Para afirmar algo como esto, los científicos usaron análisis previos que relacionan los gastos monetarios de delitos con la cantidad de CO 2 que se produce al arreglar los daños económicos que causan. También, los investigadores anotaron los costos de otras inversiones que resultan de las actividades criminales como el cuidado de las víctimas, la sustitución de los bienes robados y el mantenimiento de las cárceles y "tradujeron" todo esto a emisiones de CO 2.

¿Cómo lo traducen? Las emisiones emitidas como consecuencia de estos crímenes se miden en lo que se llama potencia equivalente a un kilo CO2. Eso signfica que por cada libra esterlina que se gasta en inversión pública, hay una cierta cantidad de contaminación que se emite a la atmósfera y que contribuye con el efecto invernadero y esta es medida en kilos.

Las equivalencias usadas por los científicos en este estudio son dos: cada libra esterlina empleada en administración pública y defensa equivale a 55 libras de CO2 emitidos (0.27 de kilos) , mientras que por concepto de servicios de salud, cada libra esterlina invertida es equivalente a 60 libras de CO2 (0.25 kilos).

Según los científicos, el delito que tiene mayor impacto ambiental es el allanamiento de morada, el cual genera alrededor del 30% de las emisiones totales. A este le siguen el daño corporal y el robo, que aportan el 11% de las emisiones cada uno.

Helen Skudder, la autora principal de la investigación, comentó porqué los resultados de su estudio eran importantes para comprender el impacto ambiental de las comunidades donde vivimos. “El análisis enseña cómo la manera de funcionar de nuestra sociedad tiene repercusiones económicas que afectan nuestro clima”, manifestó.

Skudder también recalcó que el estudio añadía una fuente nueva de contaminación poco estudiada. “Nos hace recordar que la reducción de gases de efecto invernadero es un reto complejo y polifacético”, detalló.

Por el otro lado, está también el estudio de Harvard publicado en la revista de Economía y Gestión Ambiental. Hecho en el 2014, este muestra que en EEUU la temperatura tiene un fuerte efecto sobre el comportamiento criminal.

Según el experto Matthew Ranson, un graduado de la universidad que ahora trabaja para ABT Associates, los delitos graves son más comunes en los meses cálidos del año. "Si nos fijamos en los datos diarios, semanales y mensuales del país, parece ser que hay una relación entre las temperaturas altas y el crimen: las tasas de criminalidad son más altas en los meses cálidos del año, sobre todo en la zona norte de los EEUU donde las diferencias de temperatura entre estacionales son más intensas", declaró el experto.

Basado en un modelo producido por Ranson se prevé que entre el 2010 y 2099, el cambio climático causará unas 22,000 muertes, 180,000 casos de violación, 580,000 casos de robo de vehículos y aproximadamente 3.5 millones de asaltos adicionales en el Estados Unidos.

Este aumento de la delincuencia requeriría un aumento del 4% del número de policías en todo el país, según el investigador.

“Hay un par de teorías que explican el cambio de comportamiento en la gente. Una es que las altas temperaturas estimulan la agresión interior y la otra es que al hacer más calor la gente sale más a menudo y hay más interacción social, lo cual crea más conflictos”, afirmó.

Ranson asegura que el coste del aumento de delitos provocados por el cambio climático se calcula entre $38 millones y $115 millones.

Admite que predecir el futuro es difícil, pero se siente seguro de sus resultados. "No sabemos exactamente lo que va a pasar en el año 2100. Sin embargo, sí se sabe que el cambio climático va a producir temperaturas más altas y como consecuencia habrá un aumento significativo en la delincuencia", proclamó.

Publicidad