null: nullpx
Premios Nobel

Dos mujeres ganan el Premio Nobel de Química por un descubrimiento de la edición de genes

La francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna descubrieron las llamadas 'tijeras moleculares' que "contribuyen a desarrollar nuevas terapias contra el cáncer y puede hacer realidad el sueño de curar enfermedades hereditarias".
7 Oct 2020 – 07:21 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

El Premio Nobel de Química galardonó este miércoles a dos mujeres genetistas, la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna, por sus investigaciones sobre las 'tijeras moleculares', capaces de modificar los genes humanos, un descubrimiento "revolucionario", informó la agencia AFP.


El galardón recompensa "un método de edición de genes" que "contribuye a desarrollar nuevas terapias contra el cáncer y puede hacer realidad el sueño de curar enfermedades hereditarias", subrayó el jurado.

La francesa, de 51 años, y la estadounidense, de 56, se convierten así en la sexta y séptima mujer que ganan un Nobel de Química desde 1901.


En junio de 2012, las dos genetistas y su equipo describieron en la revista Science una nueva herramienta con la que se podía simplificar el genoma. El mecanismo se llama Crispr/Cas9 y es conocido como "tijeras moleculares".

Si la terapia genética consiste en introducir un gen normal en las células que tienen un gen con problemas, como si fuera un caballo de Troya, para que haga el trabajo del gen que no funciona, Crispr va más lejos: en lugar de añadir un gen, modifica el gen existente.

Su uso es fácil, barato y permite a los científicos 'cortar' el ADN exactamente donde quieren para, por ejemplo, corregir una mutación genética y curar una enfermedad rara.


Desde hace algunos años, este trabajo suena como candidato al Nobel. Sin embargo, este logro se ve envuelto en disputas de patentes, concretamente con el investigador estadounidense de origen chino, Feng Zhang, lo que hizo pensar a algunos que la recompensa no llegaría por ahora.

Las dos genetistas han recibido varios galardones por este descubrimento: el Breakthrough Prize (2015), el Princesa de Asturias en España (2015) o el premio Kavli de las nanociencias en Noruega (2018).

Para William Kaelin, que ganó el Nobel de Medicina el año pasado, este descubrimiento genético es uno de los más grandes de la década.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés