null: nullpx

El Mustang más caro de todos los tiempos es este Shelby GT500 Super Snake de 1967 vendido por 2.2 millones de dólares en Florida

La primera subasta automotriz de 2019 llevada a cabo por Mecum en Florida rompió récords para cualquier Ford Mustang antes vendido, sorprendiendo a todo el mundo ya que no se esperaba que alcanzara más de 1.2 millones de dólares.
16 Ene 2019 – 04:45 PM EST
Reacciona
Comparte
1/17
Comparte
A partir del 15 de enero de 2019 y hasta nuevo aviso, este Ford Mustang, más específicamente este Shelby GT500 Super Snake de 1967, es el Mustang más caro de todos los tiempos al haber sido vendido en subasta por la suma de 2.2 millones de dólares. Crédito: Mecum Auction
2/17
Comparte
El Shelby GT500 Super Snake 1967 es un auto muy especial y único. De hecho solo uno fue construido.

Primero un poquito de historia. Después de dos años rompiendo records de ventas, el Ford Mustang había levemente remodelado para 1967, permitiendo la instalación de motores V8 de bloque grande o alta cilindrada. Carrol Shelby el pintoresco corredor tejano detrás del Ford GT 40 ganador de los tres primeros puestos en 1966 de las 24 horas de Le Mans, comenzó a construir una serie de sus Shelby Mustangs, que hasta 1966 había estado restringidos al uso de motores de 4.7 litros, equipados con enormes motores de 428 pulgadas cúbicas (7.0 litros). El auto fue bautizado como Shelby GT500 1967.
Crédito: Mecum Auction
3/17
Comparte
Shelby fue contactado por Goodyear para utilizar uno de sus vehículos para la promoción de un nuevo neumático llamado Thunderbolt. Obviamente el Shelby GT500 fue el modelo elegido, pero Shelby decidió hacer algunas modificaciones ya que la prueba de Goodyear iba a ser de resistencia bajo el sol texano, por lo que el auto estaría dando vueltas en un circuito por muchas horas. Shelby decidió instalar el mismo motor que utilizó el Ford GT40 en Le Mans, un V8 súper ligero de 427 pulgadas cúbicas capaz de generar 650 caballos de fuerza, una potencia brutal aún para los estándares de hoy en día, 52 años más tarde. El auto fue bautizado como el Shelby GT500 Super Snake. Crédito: Mecum Auction
4/17
Comparte
La prueba de los Goodyear Thunderbolt instalados en el Shelby GT500 Super Snake fue un éxito. A pesar de que los Thunderbolt era neumáticos de de ciudad y 'los más flaquitos' jamás usados en un Shelby Mustang, sobrevivieron las 500 millas de vueltas de la prueba a una velocidad promedio de 142 millas por hora manteniendo el 97% de su dibujo. El mismo Carroll Shelby piloteó algunos segmentos de demostración antes de la prueba. Crédito: Mecum Auction
5/17
Comparte
El Shelby GT500 Super Snake fue despachado de regreso a California para ser mostrado y probar si existía el interés necesario para producirlo en una edición limitada a 50 unidades. Las modificaciones sufridas por el auto era de tal magnitud que hubiese tenido que ser vendido al doble del precio de un Shelby GT500 regular y la edición limitada nunca ocurrió, por lo que no se construiría otro Shelby GT500 Super Snake en 40 años, hasta que Ford volvió a usar el nombre en una edición especial de 605 caballos de fuerza del Shelby GT500 2007. Crédito: Mecum Auction
6/17
Comparte
Una vez que se decidió no construirlo en serie, el Shelby GT500 Super Snake 1967 se convirtió en un auto único, pero aún tardaría en alcanzar su estatus de leyenda sobre ruedas. Muy pronto fue vendido por 5,000 dólares, el equivalente a 37,465.65 dólares de 2019. Crédito: Mecum Auction
7/17
Comparte
Afortunadamente el Shelby GT500 Super Snake 1967 fue tratado por sus sucesivos dueños mejor que lo que los suyos trataron al pobre Little Red, o rojillo, otro Shelby Mustang único de la misma época que fue reducido a estatus de chatarra después de años bajo el inclemente sol texano. En sus 52 años de existencia, el GT500 Super Snake 1967 apenas acusa el paso del tiempo, lo que ha ayudado a aumentar su valor como auto de colección. Solo hizo falta una mínima restauración para ponerlo en condiciones de concurso. Crédito: Mecum Auction
8/17
Comparte
La historia y el excelente estado de preservación del Shelby GT500 Super Snake 1967 definitivamente justifican el precio alcanzado en la subasta Mecum en la ciudad de Kissimmee, en la que el estimado más optimista era de 1,200,000 dolares. Crédito: Mecum Auction
9/17
Comparte
Habrá que esperar que el Shelby Mustang Little Red, sea restaurado y llegue a la mesa de subasta para ver si logra romper el record establecido por el Super Snake, algo que puede tardar muchos años en ocurrir. Mientras tanto, este Shelby GT500 Super Snake 1967 será el Mustang más caro de todos los tiempos. Crédito: Mecum Auction
10/17
Comparte
1967 Shelby GT500 Super Snake Crédito: Mecum Auction
11/17
Comparte
La cabina del Shelby GT500 Super Snake era sumamente simple, pero su instrumentación muy completa. En lugar de la consola central hay un muy oportuno extintor de incendios. El aire acondicionado y las ventanas eléctricas brillan por su ausencia, algo muy típico hace medio siglo. Crédito: Mecum Auction
12/17
Comparte
Este Shelby GT500 Super Snake 1967 es una verdadera cápsula del tiempo. Todos los detalles de su interior están ejemplarmente mantenidos. Crédito: Mecum Auction
13/17
Comparte
El Shelby GT500 Super Snake estaba equipado con una transmisión manual de 4 velocidades preparada especialmente para aguantar revoluciones altas. El motor de 7.0 litros bajo el capó del Super Snake había sido diseñado para correr por largo tiempo a 6,000 revoluciones. Crédito: Mecum Auction
14/17
Comparte
El motor V8 de competencia del 7.0 litros bajo el capó Shelby GT500 Super Snake era considerado una obra de arte mecánica, los tres primeros lugares obtenidos en las 24 horas de Le Mans de 1966 así lo justifica. El Shelby GT500 Super Snake 1967 fue el único Mustang en jamás utilizar este motor. Crédito: Mecum Auction
15/17
Comparte
¿Quién se acuerda de los carburadores? ¿Quién los extraña? El Shelby GT500 Super Snake usaba un solo carburador, pero no un carburador cualquiera sino un Holley 780 CFM. Crédito: Mecum Auction
16/17
Comparte
Hoy en día sería impensable tener la boca del tanque de gasolina en el medio del panel trasero del vehículo como la del Shelby GT500 Super Snake 1967,y si a alguién se le ocurre las regulaciones de seguridad vigentes lo harían imposible. Crédito: Mecum Auction
17/17
Comparte
El año pasado Shelby American construyó una serie de 10 replicas exactas del Shelby GT500 Super Snake 1967 certificada por Ford. Cada unidad fue vendida por 249,995 dólares, la cual puede ser considerada oficialmente como una ganga cuando se tiene en cuenta cuánto cuesta el original. Crédito: Mecum Auction
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés