null: nullpx
Autos Eléctricos

Los estados en los que compensa más tener un auto eléctrico en EEUU

Esta es la tecnología más interesante en Nueva York, mientras que en Colorado resultan preferibles algunos híbridos o de gasolina.
17 May 2017 – 04:00 PM EDT
Reacciona
Comparte

Un mismo auto eléctrico no es igual de limpio en todas partes. Depende de cómo se produzca la electricidad con la que se rellenen las baterías allí donde estemos. ¿Cuánto compensa desde el punto de vista ambiental moverse con un vehículo eléctrico en vez de uno híbrido u otro de gasolina de tamaño similar? Un nuevo estudio de la Unión de Científicos Preocupados ha comparado estas tecnologías teniendo en cuenta también las centrales utilizadas para producir electricidad en cada red de suministro de Estados Unidos. De sus datos se desprende que el estado en el que más compensa utilizar un vehículo eléctrico es Nueva York: donde las emisiones indirectas de un auto eléctrico serían equivalentes a las de uno de gasolina con el que se pudieran recorrer 135 millas por galón (MPG). El estudio utiliza las MPG como medida de comparación por ser una unidad familiar para los conductores de este país.

Los siguientes estados en los que vale más la pena son: Washington, Idaho, Oregón, partes de Montana y Wyoming, Utah, Nevada (con 94 MPG), California (87), Maine (86)… Con los datos medios, en estos lugares resulta mucho mejor para el medio ambiente moverse con un vehículo eléctrico.

En el otro extremo, los estados en los que los resultados de estos autos quedan por debajo de algunos híbridos o incluso en una situación parecida a algunos modelos de gasolina son Kansas o Colorado (cuyas redes eléctricas dependen más de un 70% del carbón). En estos lugares, un vehículo eléctrico generaría emisiones equivalentes a un auto de 35 MPG. Esto sigue siendo mejor que los autos grandes de gasolina e incluso que algunos de tamaño parecido como el Chevrolet Cruze Eco (de 33 MPG), pero peor que otros como el Ford Focus SFE (36) o híbridos como un Toyota Prius (50).

Con todo, el estudio incide en que los resultados medios de los eléctricos mejoran el valor medio de un vehículo nuevo de gasolina (29 MPG) en cualquier parte de EEUU. Por ello, dividen el territorio del país en función de las emisiones de los eléctricos en cada zona en tres categorías, todas ellas buenas: Good (de 31 a 40 MPG), Better (de 41 a 51) y Best (por encima de 51)*.

Esto no es tanto porque la electricidad con la que se puedan recargar estos autos sea especialmente limpia (en la zona de la red denominada RMPA, situada en Colorado, las emisiones de la generación eléctrica llegan a unos desorbitantes 942 gCO2/kWh) sino más bien por el alto consumo medio de los vehículos de gasolina en el conjunto del país, lo que hace que merezca la pena los más eficientes eléctricos. Como comparación, el gasto en carburante de un auto nuevo en la Unión Europea es hoy en día de unos 45 MPG (frente a los 29 MPG de EEUU).

En cualquier caso, el trabajo explica que los dos autos eléctricos escogidos como base para sus cálculos, un Nissan LEAF y un Tesla Model S, mejoran los resultados de un vehículo de 50 MPG en regiones que cubren un 66% de la población de EEUU, superando de forma considerable el porcentaje de 45% estimado en su evaluación de 2012. Este avance de los resultados de esta tecnología se explica por haberse reducido el uso del carbón en centrales eléctricas del país, pero también por resultar más eficientes los modelos actuales. Como se precisa en el estudio, el LEAF de 2014 es un 12% más eficiente que el de 2011.

El trabajo de la Unión de Científicos Preocupados resulta también interesante porque compara cada tecnología teniendo en cuenta todo su ciclo de vida: la extracción de los materiales para los vehículos, la fabricación de los autos, el transporte de los carburantes o las emisiones de la energía utilizada. Visto de esta forma, queda patente que la fabricación de un vehículo eléctrico supone entre 15% y 68% más emisiones que los de gasolina (por la producción de las baterías de litio). Sin embargo, este mayor impacto va compensándose por las menores emisiones cuando el vehículo se pone en marcha.

Según el estudio, las emisiones extra de la fabricación de un eléctrico de tamaño medio quedan compensadas después de 4,900 millas recorridas o 6 meses de uso. Claro que esto es una estimación con valores medios. De nuevo, el resultado verdadero dependerá de dónde se recargue sus baterías. En los sitios con una electricidad más limpia merecerá ya la pena después de 3,700 millas, mientras que en las zonas con más centrales de carbón no se compensará antes de 13,000 o un año de uso.


* Código del mapa: En la categoría Good (de 31 a 40 MPG) las emisiones de los autos eléctricos son comparables a los de los vehículos de gasolina eficientes, pero peores a algunos híbridos. En la categoría Better (de 41 a 51) los autos eléctricos consiguen resultados comparables a los híbridos más eficientes. Y en la categoría Best (por encima de 51) los eléctricos son mejores que cualquier otra tecnología.


Reacciona
Comparte