null: nullpx
Asesinatos

Las medidas de protección no impidieron el asesinato de un periodista mexicano frente a su familia en Veracruz

Hombres armados mataron a tiros a Pedro Tamayo Rosas la noche del miércoles. El comunicador había sufrido amenazas a principios de año e incluso había dejado su entidad natal.
21 Jul 2016 – 12:28 PM EDT


Pedro Tamayo Rosas, quien contaba con protección de las autoridades después de haber sido amenazado por desconocidos en Veracruz en enero pasado, fue asesinado a balazos el miércoles frente a su familia afuera de su casa en Tierra Blanca, en esa misma entidad del oriente de México.

La fiscalía local indicó que un comando de por lo menos dos hombres le esperó en un vehículo oscuro a las afueras de su domicilio para dispararle. Los agentes que llegaron al lugar encontraron en el sitio varios casquillos percutidos de calibre 9 milímetros. Pese a que el comunicador fue trasladado con vida al Centro Médico Regional, murió a consecuencia de las heridas producidas.

Tamayo, de 45 años, trabajaba para La Voz de Tierra Blanca, Al Calor Político y El Piñero de la Cuenca. Cubrió el hallazgo en junio de 2014 de varias fosas clandestinas y los 35 cuerpos abandonados en su interior. Las autoridades ligan estos asesinatos al cártel narcotraficante de Los Zetas.

“La indignación es nada para las exigencias de justicia que los comunicadores deseamos para este cúmulo de agresiones en el territorio veracruzano”, señaló la nota de El Piñero de la Cuenca donde se informó del asesinato.

El reportero se mudó de Veracruz hacia Oaxaca por las amenazas que sufrió. "Él denunció que un grupo de personas vestidas con camisetas de Telmex (la compañía telefónica más grande del país) y botas de policía le habían amenazado en su casa, situación por la que se mudó, y seis meses después fue asesinado", dijo en entrevista con Univision Noticias Ana Cristina Ruelas, directora regional de la organización Artículo 19.

La protección

La Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP) de Veracruz le asignó medidas cautelares para que volviera a la entidad, por lo que una patrulla hacia rondines diarios afuera de su domicilio. Pasado el rondín del día, los asesinos le arrebataron la vida el miércoles en el negocio de comida que tenía con su familia.

“Lamentamos profundamente el sensible fallecimiento del comunicador y reafirmamos nuestro compromiso y respaldo incondicional para con sus familiares, a quienes se les atenderá de forma integral, para asegurar su derecho al acceso a la justicia”, dijo en un comunicado la CEAPP.

Mariana Torres López, jefa del Departamento de Admisibilidad de Atención de la CEAPP, explicó a Univision Noticias que el procedimiento de protección a periodistas consta de tres etapas, y dependiendo del Departamento de Evaluación de Riesgos se determina el tipo de protección que requiere cada comunicador. Las medidas van desde acompañamiento personal hasta, incluso, la reubicación del periodista. "Al día 19 de julio, hemos atendido un universo de 157 comunicadores, no todos por cuestiones de protección", aseguró.

De acuerdo a la web de Proceso, Francisco Navarrete, presunto miembro del cártel narcotraficante Jalisco Nueva Generación investigado por la desaparición de cinco jóvenes en Tierra Blanca, intentó hace algún tiempo persuadir al comunicador de que fundaran juntos un medio de comunicación local, aunque el proyecto nunca se concretó.

El Grupo de Coordinación Veracruz Seguro se encarga de las investigaciones para dar con los responsables del crimen. En tanto, la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas de Veracruz precisó que no descarta “ninguna línea de investigación, incluido el trabajo periodístico”. El reportero se especializaba en cubrir la nota roja.

"Gobierno fallido"

“El quehacer reporteril de Pedro en Tierra Blanca era complicado, pues en muchas ocasiones había sido intimidado por las fuerzas del poder oficial. Y es que sus publicaciones –la mayoría de violencia- incomodaban”, subraya El Piñero de la Cuenca en otro texto publicado en su web y en el que clama justicia por el comunicador.

Un compañero de trabajo de Pedro Tamayo, cuya identidad se reserva por seguridad, aseguró a Univision Noticias que " Veracruz está fuera de control, totalmente aislado del resto de la nación. Hay un gobierno fallido, no hay presencia gubernamental federal por lo que las organizaciones de criminales se están apoderando del estado y actuando a su arbitrio, mientras los tres niveles de gobierno son meramente espectadores.

"Independientemente de que el periodismo es de por sí peligroso por razones naturales --agregó--, en Veracruz es bastante más difícil ejercerlo. Andamos con miedo las 24 horas del día y estamos en un completo estado de indefensión, por lo que todos los compañeros periodistas nos jugamos la vida todos los días".

El mismo miércoles, horas antes del asesinato de Tamayo, el subsecretario de Gobernación y Derechos Humanos del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, Roberto Campa, señaló que 33 periodistas y 11 defensores de derechos humanos en la entidad contaban con medidas cautelares.

Ana Cristina Ruelas añadió que "esta situación se enmarca en un nivel de impunidad y de falta de estado de derecho en Veracruz. Van 17 asesinatos a periodistas en el gobierno de Javier Duarte y cuatro permanecen desaparecidos. Artículo 19 documenta agresiones a periodistas casi cada semana en la entidad.

"Hemos visto la decadencia de la libertad de expresión en Veracruz. Desde Artículo 19 creemos que existe una política gubernamental generalizada que restringe y limita los flujos de información y que pone en un nivel de vulnerabilidad total a cualquier persona que quiera ejercer su libertad de expresión", sentenció.

Univision Noticias se encuentra a la espera de respuesta sobre una solicitud de entrevista hecha a la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz.

Desde el año 2000, más de 90 periodistas han sido asesinados en México y 17 se encuentran desaparecidos, según cifras de la organización Reporteros Sin Fronteras.

“La espiral de violencia (contra periodistas) parece no tener fin en México”, denunció la organización en junio, tras el asesinato de un reportero en Oaxaca y otro en Tamaulipas.

Lea también:


Publicidad