null: nullpx
Asesinatos

Gabriel, el niño de 8 años asesinado en España, murió estrangulado el mismo día de su desaparición

La pareja de su padre, una dominicana de 43 años, ha sido arrestada como principal sospechosa tras ser detenida con el cuerpo del menor en su auto envuelto en mantas cuando, aparentemente, lo sacó de un pozo para ocultarlo en otro lugar.
12 Mar 2018 – 1:56 PM EDT

Gabriel Cruz, el niño de 8 años cuya muerte conmocionó a España, murió estrangulado el primer día de su desaparición, según confirmó la autopsia este lunes.

El caso del menor, que era conocido como 'pescaíto' por su amor a los peces, dio un vuelco el domingo luego de que fue arrestada Ana Julia Quezada, de 43 años y pareja del padre de Gabriel, como principal sospechosa. El pequeño había desaparecido el 26 de febrero, en Almería, en el sur del país.

La Policía interceptó el vehículo en el que se desplazaba la mujer y dentro de la cajuela encontraron el cadáver de Gabriel, envuelto en mantas y con tierra. "No he sido yo, he cogido el coche esta mañana", fueron las palabras que dijo Quezada, nacida en la República Dominicana, cuando fue detenida.

Lo sacó de un pozo

Las autoridades le seguían el rastro desde hace ya varios días. Era sospechosa, entre otras cosas, desde que el sábado 3 de marzo Quezada encontró una prenda de Gabriel en el bosque en una zona que ya había sido recorrida por los investigadores en busca del menor. La mujer la entregó a la Policía, que sospecharon de ella dado que estaba completamente seca pese a las lluvias que azotaron la zona en los últimos días.

Además, ella era una de las pocas personas que vieron al niño con vida por última vez. Este domingo, fue detenida en Vícar, una población del sur del país, cuando habían pasado ya casi dos semanas de la desaparición de Gabriel y en cuya búsqueda participaron cerca de 2,600 voluntarios y unos 1,500 profesionales.

La Guardia Civil española pudo documentar el momento en el que ella sacaba un bulto de un pozo en una finca propiedad de la familia. Posteriormente, los agentes pudieron comprobar al abrir la cajuela que era el cuerpo del niño de 8 años.

¿El motivo?

Tras su arresto y desde este lunes, la mujer dominicana está recorriendo junto con investigadores el lugar donde presuntamente mató al niño para reconstruir los hechos. Las autoridades no han anunciado si creen que Quezada actuó sola o con más personas.

Tampoco se han pronunciado sobre los motivos que pudieron llevarla a asesinar al hijo de su novio. Según la prensa española, dos hipótesis priman en la investigación: la primera, que lo hiciera por celos por la relación del niño con su padre y actual pareja suya; la segunda, para solicitar un rescate.

Tras conocerse su detención, las autoridades han anunciado también que están mirando nuevamente el caso de una hija suya que murió en 1996. En ese momento, ella tenía 21 años y vivía junto con su marido y dos menores: su hija, de 4 años, y la de su pareja, de 2.

La investigación determinó que la menor se precipitó al suelo, desde un séptimo piso, pero su arresto por la muerte de Gabriel ha hecho que vuelvan a preguntarse por lo ocurrido. El padre adoptivo confesó que buscó a la niña cuando vio que no estaba y al ver que una ventana de una habitación donde jugaba estaba abierta se asomó para descubrir que había caído.

La madre no aparece en aquella investigación, ya que no pudo aportar "información" porque "sufría una fuerte excitación nerviosa".

"Que toda esa rabia la transformen en otra cosa"

Patricia Ramírez, madre de Gabriel, pidió tras el arresto de la sospechosa que no la atacaran luego de la aparición de numerosos comentarios negativos en las redes sociales. "Se ha generado un movimiento muy bonito gracias a mi hijo Gabriel (...) Me gustaría que continuara. Están apareciendo muchos mensajes pidiendo muerte o maldad. Entiendo que todo el mundo tiene la rabia como yo dentro. Por favor, que toda esa rabia la transformen en otra cosa", dijo en una entrevista en la radio.

"Que no pongan la cara de esta mujer en los sitios pidiendo cosas malas para ella. Ella va a pagar, por supuesto que va a pagar, pero no puede manchar lo que ha levantado mi hijo", añadió.

Patricia agradeció todo el apoyo que recibió durante la búsqueda de su 'pescaíto'. "Mi hijo se ha ido nadando", lamentó.

En fotos: Los inexplicables y tristes casos de niños de Chicago asesinados por sus familiares

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AsesinatosMundoEspañaTragedias
Publicidad