null: nullpx
Anticonceptivos

Supremo envía caso de anticonceptivos y libertad religiosa de vuelta a una corte inferior

La decisión tiene que ver con un caso en el que se obligaba a grupos religiosos sin fines de lucro a ofrecer gratis métodos anticonceptivos en sus seguros de salud, algo que tales organizaciones rechazan porque según ellos va en contra de sus principios dogmáticos.
16 May 2016 – 1:21 PM EDT

En una opinión unánime, la Corte Suprema anunció este lunes que no dará ningún fallo en un controversial caso de acceso a anticonceptivos vs libertad religiosa y dio instrucciones a un tribunal inferior para que explore si hay la posibilidad de que se llegue a un acuerdo.

Esta decisión se da a conocer en el marco de la posibilidda de que exista un fallo de cuatro magistrados a favor y cuatro en contra debido a la muerte del juez Antonin Scalia.

La decisión tiene que ver con un caso en el que se obligaba a grupos religiosos sin fines de lucro a ofrecer gratis métodos anticonceptivos en sus seguros de salud, algo que tales organizaciones rechazan porque según ellos va en contra de sus principios dogmáticos.

La decisión se da a conocer luego de que la corte pidiera a las partes envueltas en la demana que enviaran argumentos escritos sobre un posible acuerdo extrajudicial, con lo que la decisión de este lunes sugiere que hay suficiente terreno para negociar, por lo que opinó que el caso debería ser ventilado en un tribunal inferior.

Organizaciones sin fines de lucro de afiliación religiosa objetan el requisito de la reforma sanitaria del presidente Barack Obama que garantiza que las empleadas puedan acceder a anticonceptivos sin ningún costo, aunque sus empleadores hayan optado por no ofrecerles la cobertura. El gobierno ideó esta disposición para proteger a las empleadas de los colegios con orientación religiosa, organizaciones benéficas y grupos de defensa. Los argumentos del caso, conocido como Zubik vs. Burwell, serán escuchados este miércoles por la Corte Suprema de Estados Unidos.

En 2014, los jueces se dividieron 5-4, con Scalia en la mayoría, y permitieron a algunas empresas con objeciones religiosas negarse a pagar por los anticonceptivos para las mujeres. El caso involucraba a la cadena de tiendas Hobby Lobby y a otras compañías e aseguraron que sus derechos estaban siendo violados según el Religious Freedom Restoration Act de 1993.

Los grupos sin fines de lucro están invocando la misma ley al pedir que el gobierno encuentre una manera que no los implique a ellos o a sus aseguradoras si se desea proporcionar métodos anticonceptivos para mujeres cubiertas por sus planes de salud.

La anticoncepción es uno de varios servicios preventivos que se deben ofrecer sin ningún costo extra bajo la ley de salud. Investigaciones demuestran que el alto costo de algunos métodos disuade a las mujeres de su uso. El dispositivo intrauterino conocido como DIU, un medio muy eficaz de control de natalidad, puede costar hasta 1,000 dólares. El gobierno además sostiene que decenas de miles de mujeres estarían en posición de desventaja de ocurrir un fallo a favor de los grupos que impusieron la demanda.

Publicidad