null: nullpx
Animales

Una orca que "lloraba" nadó por tres días con su cría muerta como si estuviera de luto

El ballenato, como se les conoce a las crías de ballenas, murió media hora después de haber nacido en la costa de Victoria, British Columbia, de una orca de 20 años llamada J35 y que está siendo rastreada por una ONG.
30 Jul 2018 – 8:25 PM EDT

Con su cría muerta sobre su nariz, una orca ha nadado en duelo por más de tres días en el noroeste del Pacífico.

El ballenato, como se les conoce a las crías de las ballenas, murió el martes por la mañana, media hora después de haber nacido en la costa de Victoria, British Columbia, de una orca de 20 años llamada J35. Que se sepa, es la primera cría que ha nacido de la población local, conocida como las orcas residentes del sur, desde 2015.

"Creo que está llorando, y se niega a dejar ir al ballenato, es como si estuviera dicendo '¿Por qué? ¿Por qué?'", dijo a The New York Times, Ken Balcomb, fundador y científico del Centro para la Investigación de Ballenas, con sede en la Isla de San Juan. La organización ha rastreado a esta población marina por más de 40 años.

Las orcas residentes del sur, que constan de tres grupos diferentes, generalmente se quedan cerca de British Columbia y el estado de Washington, aunque algunas nadan hacia el norte hasta Alaska y hacia el sur hasta California.

Los investigadores temen el declive de la población, que ha sido asediada por un conjunto reducido de genes, la disminución del suministro de alimentos y la degradación ambiental.

Se ha demostrado que las orcas tienen círculos sociales complejos, usan la comunicación vocal y exhiben emociones como el dolor.


Según expertos, las ballenas a veces llevan los cuerpos de sus bebés muertos sobre la superficie del agua -otra ballena fue vista haciéndolo en el noroeste del Pacífico por unas horas en 2010-.

Pero el triste viaje de J35, que comenzó cerca de Victoria y la ha recorrido unas 150 millas alrededor de las Islas San Juan y Vancouver, ha continuado por un tiempo inusualmente largo, dijeron los investigadores.

"Sabemos que sucede, pero esta es una especie casi de gira, como si simplemente no la soltara", dijo Balcomb al Times.

J35 fue vista nuevamente el viernes por la mañana cerca del extremo sur de las Islas San Juan.

"A veces ella muerde la aleta y la detiene", dijo. "El ballenato se hunde porque no tiene suficiente capa de grasa, y baja. Ella se zambulle y lo recoge de nuevo y lo trae a la superficie", explicó el experto.

El Centro para la Investigación de Ballenas dijo que a veces los delfines sostienen y transportan a sus crías muertas durante una semana, lo que demuestra el vínculo increíblemente fuerte con la madre y su descendencia.

Así caza uno de los depredadores más poderosos del mundo: la ballena asesina

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Animales
Publicidad