null: nullpx
Elecciones en Perú

La apatía domina las elecciones presidenciales en Perú, en medio de la pandemia y la reciente inestabilidad política

La política peruana ha sido sacudida en los últimos años, el más reciente episodio fue la destitución del presidente el año pasado. Ahora, 18 candidatos se presentan a la primera vuelta de las elecciones del domingo, en las que no hay un claro favorito. Es inevitable una segunda vuelta, según los sondeos.
10 Abr 2021 – 11:22 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Tras la vorágine política que ha sufrido en los últimos años, Perú votará este domingo en unas elecciones presidenciales en las que, en un escenario inédito en un país donde los comicios suelen ser impredecibles, el ganador es una total incógnita. Según los sondeos el favorito es: ninguno de los candidatos.

Solo uno de los 18 aspirantes obtiene dos dígitos en las encuestas: el excongresista Yonhy Lescano, con un 12.1%, según el último sondeo de Ipsos. Apenas otros seis tienen más del 5% de apoyo. Más del 17% de los encuestados están indecisos y dejaron su elección en blanco.

La encuesta tiene un margen de error del 2.5%, lo que significa que los cinco primeros candidatos están dentro del rango de un empate técnico.

Si ningún candidato supera el 50% de los votos el domingo, los dos primeros se enfrentarán el 6 de junio en una segunda vuelta.

La apatía de los votantes está por las nubes tras meses de inestabilidad política y protestas generalizadas en 2020 tras la destitución del expresidente Martín Vizcarra. Pero los votantes elegibles están obligados a participar según la ley peruana, con multas de 88 soles (25 dólares) para los más ricos y 44 soles (12.5 dólares) para electores de bajos recursos.

Aun así, se espera un alto índice de abstención por el temor a infectarse con el coronavirus en las colas para votar. Debido en gran medida a la debilidad del sistema sanitario, Perú tiene la tasa de "exceso" de muertes por covirus más alta del mundo, si se compara con las muertes normales de la época anterior al coronavirus.

Cargando Video...
Así es la lucha en Perú para conseguir oxígeno para pacientes con covid-19


El domingo también se celebrarán elecciones al Congreso para elegir a los 130 legisladores nacionales. Se espera que la votación dé lugar a una legislatura muy fragmentada, sin que ningún partido domine y dificultando aún más el gobierno del presidente.

El resultado será "un Parlamento atomizado", dijo a Univision Noticias el periodista y comentarista político peruano René Gastelumendi. "Hay un problema de consensos tremendo en el Perú. Lo que vimos son enfrentamientos. Entonces el panorama es realmente desolador", agregó.

"La política y la fragmentación han creado una desconfianza extraordinaria en todas las partes. Y va a ser una situación imposible para gobernar quien sea elegido presidente el 28 de julio, dijo Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano en Washington DC, que es un observador cercano de Perú.

Ya con la crisis, la pandemia ha llevado al sistema político del país al borde del precipicio, según Gustavo Gorriti, el principal periodista de investigación del país. “Como resultado de haber asfixiado la economía para asfixiar la pandemia, no lograron asfixiar la pandemia y sí asfixiaron la economía. La sociedad quedó muy afectada”, dijo.

"Había sido un vivir peligroso para la democracia peruana, siempre había estado cerca del abismo cada cinco anos (...) pero ahora mucho más, mucho más", agregó.


Algunos habían pedido que la elección se pospusiera hasta que las condiciones de salud mejoraran, pero eso habría necesitado que el Congreso permitiera la permanencia del presidente interino, Francisco Sagasti, lo cual era demasiado pedir en un país plagado de ambiciones y sospechas políticas.

"Si alguien se le pasa por la cabeza suspender las elecciones, inmediatamente será juzgado por el cálculo político como dictador o antidemocrático. Entonces yo creo que las circunstancias nos están forzando un proceso electoral que podría haber esperado", dijo Gastelumendi. "El cálculo político, el interés personal y partidario, [se pone] por encima del bien común y por encima de los intereses del país", añadió.

La decisión de seguir adelante con las elecciones fue "una muestra de lo tóxica que es la política allí", coincidió Shifter. "Así que estamos atascados con esta decisión, que no tiene ningún sentido n términos de política o de salud pública", añadió.

Con 18 candidatos y ningún favorito claro, "lo único que podemos decir con certeza sobre estas elecciones es que habrá una segunda vuelta", dijo.

Comparte

Más contenido de tu interés