null: nullpx
América Central

Más de un millar de centroamericanos entra a México justo cuando en Washington discuten cómo detener el flujo migratorio

El ingreso de los migrantes ocurrió precisamente el día en que los gobiernos de México y Estados Unidos se reunieron para hablar sobre la maneza de imponer aranceles que hace Trump si su vecino del sur no pone freno a la legada de indocumentados a la frontera binacional.
6 Jun 2019 – 9:38 PM EDT

Alrededor de 1,200 migrantes centroamericanos entraron a territorio mexicano este miércoles, de los cuales, cerca de 600 fueron detenidos por autoridades en un operativo encabezado por policías, militares e integrantes del Instituto Nacional de Migración (INM).

Esta nueva caravana migrante se llevó a cabo horas antes de la reunión entre el canciller mexicano Marcelo Ebrard, el vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence y el secretario de Estado Mike Pompeo, quienes abordaron el tema de la aplicación de aranceles de entre 5% y 25% a mercancías mexicanas, una medida prevista para el 10 de junio, por orden del presidente Donald Trump, que tomó esta decisión bajo el argumento de que su vecino del sur no está haciendo nada para detener el flujo migratorio.

Según reportes periodísticos, la mayoría de los migrantes que ingresaron son hondureños y provenían de Tecún Umán, Guatemala, desde donde se desplazaron al Puente Internacional Rodolfo Robles, e ingresaron al estado mexicano de Chiapas durante la madrugada.

Alrededor del mediodía, en el municipio de Metapa de Domínguez, Chiapas, se montó un operativo para interceptar y detener a los migrantes que venían en caravana.


Aproximadamente, la mitad de ellos fueron detenidos y enviados a la Estación Migratoria Siglo XXI del INM en la ciudad de Tapachula, para definir su situación legal. El resto de los migrantes huyó.

En el retén participaron cerca de 200 elementos castrenses y policiales y no se reportaron incidentes violentos, de acuerdo con la información de medios locales.

Sin embargo, hubo migrantes que expresaron su descontento con la medida. “No venimos a pedir papeles (documentos), no queremos pararnos en tu país (...) no estamos molestando a nadie, déjanos pasar libremente”, gritó un centroamericano, según documentó la agencia Reuters.

Reciben atención en derechos humanos

Edgar Corzo, quinto visitador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), señaló que este organismo estuvo en el lugar de los hechos documentando el desarrollo del operativo y hasta el momento no se tiene registrada ninguna violación en contra de los migrantes por parte de las fuerzas de seguridad.

Precisó que los elementos militares efectuaron una seguridad perimetral, mientras que quienes realizaron las detenciones de los migrantes fueron los agentes del INM.

Entre la multitud, un joven se desmayó, pero fue atendido por personal de Protección Civil, mencionó Corzo.

Indicó que la CNDH se encuentra en la Estación Siglo XXI para entrevistar a cada una de las personas que fueron detenidas, y así descartar cualquier violación a sus derechos humanos durante el arresto y revisar su situación de salud.

Además, dijo que en caso de haber menores no acompañados entre el contingente, la CNDH buscará su traslado a centros de asistencia social.

Los migrantes, si así lo consideran, podrían optar por una tarjeta de visitante regional o hacer su solicitud de refugiados, comentó Corzo.

“El ejercicio de las facultades de la autoridad migratoria siempre debe de hacerse con respeto a los derechos humanos. Antes de ser migrantes, son personas. No son solo un número. Hay que ver las causas que hacen que ellos se desplacen. Traen problemas de violencia, de separación familiar, de pobreza muy fuerte”, añadió.

Tensiones bilaterales

Este miércoles, después de un primer diálogo en la Casa Blanca entre la delegación mexicana y el gobierno estadounidense, el canciller Ebrard indicó que hubo un proceso de negociación “cordial”, en el cual, los funcionarios de Estados Unidos advirtieron que el aumento del flujo migratorio no puede continuar.

El gobierno de Estados Unidos quiere medidas migratorias a corto plazo, destacó Ebrard en conferencia de prensa.

En tanto que el presidente Trump tuiteó que las reuniones entre México y Estados Unidos reanudarán mañana jueves “en el entendimiento de que, si no se llega a un acuerdo, los aranceles en el nivel 5% comenzarán el lunes, con aumentos mensuales”

Refuerzo de frontera no es para perseguir a migrantes: México

En declaraciones a la prensa mexicana, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, indicó que el refuerzo policial en las fronteras mexicanas no es para perseguir a migrantes, sino para indagar y detener a grupos delictivos, como redes de trata de personas.

El funcionario mexicano subrayó que ni la construcción de muros ni la aplicación de aranceles detendrán el flujo migratorio, pues se trata de un fenómeno social que rebasa cualquier medida gubernamental.

Asimismo, explicó que actualmente México enfrenta un aumento en el número de migrantes, pero no sólo de Centroamérica, sino de una veintena de países. Por lo cual, según Encinas Rodríguez, México debe asumir una política integral, de desarrollo regional y de respeto a los derechos humanos.

En los últimos meses, la migración centroamericana se ha incrementado en México. La mayoría provienen de Honduras, Guatemala y El Salvador, y su meta es llegar a Estados Unidos con la finalidad de mejorar sus condiciones de vida.

Dentro de este fenómeno ha destacado también el aumento de niñas y niños no acompañados. Según estadísticas del INM, tan sólo en abril de 2019, 6,842 menores fueron presentados ante autoridades mexicanas, en comparación con abril de 2018, cuando fueron reportados sólo 2,596.


Caravana en defensa de inmigrantes en México

Loading
Cargando galería
Publicidad