null: nullpx
Logo image
Tráfico de Personas

Una madre se infiltró en una red de tráfico sexual para rescatar a su hija de 19 años en Colombia

La mujer narró cómo logró convencer a dos hombres que tenían cautiva a su hija para que acudieran a una celebración familiar. Allí reunió evidencia y logró que la policía montara un operativo para rescatar a la joven. Cuatro personas fueron detenidas y acusadas por el delito de trata de personas agravado.
Publicado 4 Nov 2022 – 02:15 PM EDT | Actualizado 4 Nov 2022 – 02:15 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Tras la desaparición de su hija de 19 años, una madre colombiana siguió todas las pistas hasta ubicar el chat de la banda de traficantes sexuales que mantenía cautiva a la joven, se ganó su confianza y los invitó a una fiesta familiar en la que fotografió a los sospechosos. Con esas pruebas los denunció y logró que policías rescataran a la víctima, de acuerdo con las autoridades y un reportaje de Noticias Caracol.

Cuatro supuestos tratantes, incluyendo una pareja y su hijo, fueron puestos bajo custodia esta semana en un operativo en el que participaron agentes de la Policía Nacional y de la Fiscalía de Colombia.

La madre de una de las víctimas relató a Noticias Caracol cómo se infiltró en esa organización criminal para lograr que su hija volviera a casa. El periplo de la joven se inició en un bar en el norte de Bogotá, donde un hombre la invitó a trabajar en una supuesta empresa de eventos que le pagaría bien. Era una trampa para llevarla a un apartamento donde la obligaron a prostituirse, narró la mujer.


“Él la saca a bailar, la asecha con preguntas como: qué hace, de dónde viene, con quién vive, en qué trabaja el papá, la mamá. Le saca información, empieza a decirle que puede hacer que ella gane mucha plata para que pueda estudiar”, contó al mismo medio.

“Entonces él dice: 'Lo que pasa es que nosotros con mi papá trabajamos en una empresa de eventos y allá las chicas nos tienen que acompañar para hacer eventos de diferentes cosas y celebraciones y allá les pagamos muy bien, como por los turnos'”, continuó.

Su hija volvió a casa aquella noche. Tiempo después, sin poder conseguir un empleo formal, ella le llamó al hombre con el que había conversado en el bar para aceptar su oferta. Pero al llegar al lugar, le explicaron que sería una “dama de compañía”. La abusaron y la fotografiaron desnuda para publicar esas imágenes en internet ofreciendo sus servicios sexuales. Para evitar que escapara la encerraron en la vivienda, le quitaron su identificación y dinero, y le prohibieron hablar por teléfono con sus familiares sin que ellos estuvieran presentes, según esta mujer.

No fue la única que cayó en sus garras. En un momento llegaron a tener hasta 10 jóvenes, algunas menores. “A ella le daba mucho pesar con esa niña de 15 años, porque sabía que estos hombres eran muy cochinos, muy degenerados”, narró con lágrimas la madre de la víctima a Noticias Caracol.

En su reportaje, el medio publicó la imagen que ayudó a desarticular a esta banda. La mujer y su hija posan en el centro y a sus costados lo hacen los dos tratantes. Detrás de ellos, dos globos que formaban el número 40 quedaron como evidencia de la falsa fiesta donde lograron fotografiarlos. Ella les había dicho a los tratantes que quería despedirse de su hija en una celebración familiar. Después logró ubicar el lugar exacto donde su hija era obligada a prostituirse y dio parte a las autoridades.

El operativo policial

La Fiscalía colombiana indica que se trata de “un grupo familiar señalado de contactar jóvenes de Bogotá e inducirlas a realizar actividades sexuales con fines comerciales”.

Hugo Tovar Pérez, director especializado contra las violaciones a los derechos humanos de la Fiscalía de ese país, explicó en un video difundido en Twitter que las víctimas eran ubicadas en las redes sociales y en bares. Luego creaban perfiles con sus fotos para ofrecerlas como prostitutas y damas de compañía.

“Posteriormente eran trasladadas para cumplir esos encuentros íntimos”, dijo el funcionario.


Este grupo delictivo operaba en Funza, Mosquera, Madrid, Facatativá y otros municipios de la Sabana Norte y el occidente de Bogotá.

“En uno de esos casos la organización presuntamente retuvo a una mujer en un inmueble. La sometió a realizar actos sexuales, le quitó dinero y documentos de identidad, y la obligó a ejercer trabajos domésticos sin remuneración a cambio”, dijo Tovar Pérez.

Una pareja y su hijo operaban el grupo

Los cuatro detenidos fueron imputados por el delito de trata de personas agravado. Se trata de:


  • Juan Manuel Vargas Díaz, quien supuestamente se encargaba de “ubicar y convencer a las mujeres” de ser parte de una “comunidad virtual” donde finalmente las prostituyeron. “Este hombre habría captado a la víctima del caso de trata de personas en la localidad de Chapinero, en Bogotá, y la vinculó al grupo de internet frecuentado por personas que buscaban y pagaban para sostener relaciones sexuales”, señala la Fiscalía en un comunicado. Este hombre sigue bajo custodia.
  • Óscar Javier Vargas Laverde, quien es padre de Vargas Díaz, era el responsable de contactar a los clientes y recibir el pago por los servicios sexuales. De ese dinero “descontaba diversos valores a las jóvenes por concepto de gasolina, transporte, entre otros. Al parecer, fue quien ejerció control sobre la víctima de trata de personas, restringiendo sus comunicaciones y libertad, y la obligó a tener encuentros sexuales”, según el comunicado.
  • Emilce del Rocío Díaz Prieto, quien es madre de Vargas Díaz y esposa de Vargas Laverde, es acusada de “obligar a la víctima de trata de personas a cumplir trabajos domésticos sin remuneración”, indica la Fiscalía. Ella sigue ligada a la investigación.
  • Y Kevin Pineda Naranjo, la persona que supuestamente recibía a las mujeres contactadas para los servicios sexuales. Él fue puesto bajo custodia domiciliar.

De acuerdo con cifras del Ministerio del Interior de Colombia, entre 2013 y 2020 se registraron 686 casos de trata de personas, de los cuales el 82% correspondió a mujeres.

A finales de septiembre, las autoridades arrestaron a nueve integrantes de una banda que operaba en la frontera entre Colombia y Venezuela. Se alega que tenían nexos con delincuentes en Ecuador, Perú, Chile, Argentina, España, México y Estados Unidos.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés