Acura

El Acura ILX 2016 es el sedán de lujo que quiere seducir a los jóvenes

Probamos la versión condimentada por los paquetes Tech y A-Spec, que añaden unas muy necesarias deportividad, detalles visuales y tecnología.

A pesar de que los millenialls cada vez se muestran menos interesados en comprar vehìculos nuevos los fabricantes los ven como la mina de oro del futuro, por lo que hacen enormes esfuerzos por producir vehículos que les sean atractivos.

El Acura ILX 2016 es un excelente jemplo. Según Acura "las mejoras realizadas al modelo del 2016 están concebidas para que el ILX resulte aún más atractivo para los compradores más jóvenes, que están ascendiendo en la escala social y que buscan calidad y desempeño de primera". Probamos la versión de este sedán deportivo condimentada con los paquetes Tech y A-Spec que agregan detalles visuales, tecnología y un mayor carácter al vehículo.

El Acura ILX 2016 dispone de un motor 4 cilindros i-VTEC de inyección directa y 16 válvulas de 2.4 litros capaz de desarrollar 201 caballos de fuerza y 180 lbs-pie de torque, cifras que suponen un incremento de 51 caballos y de 40 lbs-pie de torque en relación al motor de 2.0 litros que portaba la generación anterior. El nuevo motor del sedán se acopla a una transmisión automática de doble embrague y 8 marchas con paletas de cambios al volante.

La experiencia ha sido satisfactoria, permitiéndonos realizar cambios de velocidad rápidos e intuitivos, y además evidenciar la promesa del fabricante en cuanto a las mejoras realizadas en el diseño del chasis y en la suspensión del vehículo, resultando de este modo en una conducción equilibrada y silenciosa. Respecto a este punto, Acura hizo énfasis en el aislamiento sonoro, por ejemplo con la inclusión de cristales más gruesos en las puertas delanteras. Las mejoras son lo suficientemente cribles como para olvidar por momentos que el ILX está basado en la generación anterior del Honda Civic.



Puestos a hablar de eficiencia de consumo, ILX 2016 presenta uno de los mejores niveles en su clase con un consumo de 25 mpg en ciudad, 36 mpg en carretera y 29 mpg combinado, según datos provistos por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Cuando llevamos la mirada al exterior del vehículo se advierte un nuevo diseño para la parrilla en juego con los faros delanteros con tecnología LED. En este caso, el aspecto del sedán se complementa con llantas de 18 pulgadas, una de las adiciones del paquete A-Spec. A diferencia de las de 17 pulgadas que incluye el ILX 2016 regular, las ruedas más extensas provocan que el auto sea propenso a impactar con dureza provocando movimientos verticales excesivos. Eso sí: esta adición lo hace agresivo visualmente y con un aspecto más deportivo. La variante que pusimos a prueba agrega estribos laterales, un discreto alerón trasero y luces antiniebla, todos elementos exclusivos del paquete A-Spec.

El paquete también contempla una serie de adiciones exclusivas en el interior del vehículo. A las destacadas vestiduras plateadas en el panel de instrumentos, se agrega iluminación en rojo para aquel panel, detalles en color negro en la tapicería del techo, y aluminio en los pedales de aceleración y freno, entre otros elementos. Los asientos son en verdad cómodos y ofrecen la posibilidad de ajustarlos en forma eléctrica. Además, los asientos delanteros disponen de 2 niveles de calefacción.

ILX 2016 incluye una serie de soluciones tecnológicas, entre ellas conectividad Bluetooth, calefacción en los asientos delanteros y señales de giro con un sólo toque. Una pantalla táctil de 7 pulgadas está disponible con el paquete Premium y Tech, en la cual corre un sistema de información y entretenimiento que según Acura ha recibido más de 50 cambios que mejoran la experiencia de uso. Por otra parte, el mencionado pack agrega el sistema AcuraLink, una plataforma con base en la nube desarrollada por esta división, además de conectividad HDMI, disponible en los paquetes premium. Por otra parte, se incluye un conjunto de tecnologías que el fabricante denomina AcuraWatch, compuesto por alerta por cambio de carril, control de crucero adaptativo, cámara trasera, advertencia de colisión y detección de peatones. AcuraWacth es opcional en el ILX básico.

ILX 2016 presenta una naturaleza en cierto sentido contradictoria: es un vehículo de lujo y a su vez en un modelo de entrada a este segmento. En todo caso, ofrece el lujo que puede brindar con un precio base base cercano a los 28,000 dólares el cual asciende hasta los casi 35,000 cuando se añaden los paquetes Tech y A-Spec. Además de aquellos signos exclusivos, es interesante su ganancia en términos de potencia. Aquellos 51 caballos de fuerza y 40 lbs-pie de toque adicionales respecto a la generación anterior, se traducen en una cifra nada despreciable: es más de 2 segundos más rápido que el ILX 2015 a la hora de ir de 0 a 60 mph.

Como detalles finales vale mencionar que en para la línea ILX, Acura ya no ofrece una variante con transmisión manual ni la alternativa híbrida.


RELACIONADOS:SedanesAutos de Lujo