"Se acabó el tiempo": poderosas mujeres de Hollywood revelan su plan de acción para rechazar el acoso sexual

El movimiento que surgió cuando se destaparon los abusos a los que sometió por décadas el productor Harvey Weinstein a actrices noveles y consagradas no es pasajero. Un grupo de notables mujeres dio tiene un plan con medidas concretas.

Un grupo de 300 actrices, agentes cinematográficas, escritoras, productoras y ejecutivas se han unido para poner en marcha un ambicioso plan para acabar con el acoso sexual no sólo en Hollywood, sino en los lugares de trabajo de todo el país.

El movimiento ‘Time’s Up’ (Se acabó el tiempo) se presentó este lunes con una carta abierta firmada por cientos de mujeres de la industria del cine en apoyo a otras de otros sectores menos lucrativos de la economía de Estados Unidos que sufren acoso y abusos en el ámbito laboral, como las campesinas.

"La dificultad de las mujeres para entrar, escalar posiciones o simplemente ser escuchada en tenida en cuenta en los lugares de trabajo dominados por hombres debe terminar; se acabó este monopolio impenetrable", señala la carta.

La iniciativa parte de la base del movimiento #MeToo (Yo también), que insta a las mujeres de todo el mundo a denunciar los abusos sexuales, y que cobró impulso a raíz de las acusaciones contra el poderoso productor cinematográfico Harvey Weinstein.

El proyecto incluye varias iniciativas como:

  • Un fondo de defensa legal, que cuenta con 13 millones de dólares que se han recaudado a base de donaciones, para ayudar a las mujeres con menos recursos, como enfermeras, vigilantes y empleadas en granjas, fábricas, restaurantes y hoteles, a protegerse y a denunciar la conducta sexual inapropiada en el ámbito laboral.
  • Legislación para penalizar a las empresas que toleren el acoso y evitar el uso de acuerdos privados que no se puedan revelar para silenciar a las víctimas.
  • Un plan para alcanzar la paridad de género en los estudios y agencias de talentos.
  • Una petición para que las mujeres que acudan a la gala de los Globos de Oro el próximo 7 de enero vistan de negro para llamar la atención y generar conciencia sobre este problema. "Este es un momento de solidaridad, no un momento de moda", señaló Eva Longoria en declaraciones recogidas por The New York Times, "en este momento la industria no puede esperar de nosotras que vayamos a lucirnos. No es el momento".


Carta abierta

Las actrices Eva Longoria, America Ferrera, Rashida Jones, Emma Stone forman parte de Time’s Up, así como Donna Langley, presidenta de Universal Pictures; Maria Eitel, experta en responsabilidad corporativa; las abogadas Nina Shaw y Tina Tchen, quien fue la jefa de gabinete de la exprimera dama Michelle Obama.

"Queremos alzar las voces, poder y fuerza de las mujeres que trabajan en industrias con salarios bajos, cuya falta de estabilidad financiera las hace vulnerables a altas tasas de violencia y explotación basadas en el género", señalan en la carta en las que muestran su apoyo y agradecimiento a la Alianza Nacional de Campesinas, que agrupa a unas 700,000 trabajadoras del campo y en noviembre emitieron un comunicado de solidaridad con las actrices que denunciaron los abusos.

"A cada mujer empleada en agricultura que ha tenido que aguantar los intentos de seducción de su jefe (...), cada inmigrante silenciada por la amenaza de que si habla, revelarán que es indocumentada, y para todas las mujeres sometidas a comportamientos indignos y ofensivos que se supone que deben tolerar para ganarse la vida: estamos con ustedes, las apoyamos", señala la carta.

Time’s Up no tiene un liderazgo único, está compuesta por voluntarios y grupos de trabajo. Así por ejemplo, se ha creado una comisión, dirigida por la abogada Anita Hill, quien denunció en los años noventa haber sufrido acoso sexual por parte del juez del Tribunal Supremo Clarence Thomas, cuya tarea es crear un plan para terminar con el acoso sexual en el mundo del espectáculo.

Otro grupo 50/50by2020 está impulsando la paridad de género en los próximos dos años.

El movimiento se formó poco después de que el New York Times revelara en octubre que el productor Harvey Weinstein había llegado a varios acuerdos con mujeres que le habían acusado de comportamiento sexual inapropiado.

A medida que más mujeres dieron un paso al frente para denunciar, y más hombres eran acusados de abuso, un grupo de mujeres de la industria comenzó a discutir sobre el tema y a explorar soluciones, con encuentros semanales y seminarios que ya se han expandido a Nueva York y Londres.

"Se acabó el tiempo del asalto sexual, el acoso y la desigualdad en el lugar de trabajo. Es hora de hacer algo al respecto", aseguran.

RELACIONADOS:Violencia SexualHollywood