Música

Conoce a Las Fénix, las Jackson 5 de la norteña

Platicamos con las hermanas Rodríguez sobre la música como negocio familiar, el machismo en el mundo de la música y trabajar con el padre de Selena.
29 Jun 2016 – 12:07 AM EDT

Si me preguntan quiénes son Las Fénix, muy fácilmente podría decir que son las Jackson 5 norteñas. Las hermanas Rodríguez –Berna, Adela, Lesli, Nadia, y Anahi– tienen más de diez años tocando profesionalmente y apenas rondan entre los 14 y los 26 años de edad. En este lapso de tiempo han sabido hacer un poco de todo para complacer a todo el espectro que cubre su público.

Basadas en Houston, crecieron escuchando a Intocable y Pesado, pero en estos años de trayectoria se han especializado en cumbia y norteño, exploraron el movimiento alterado con su álbum de 2011 Así suena y suenan, y más recientemente se están moviendo por el terreno del pop rock con su álbum en vivo de 2015 titulado Retro Live. Este último está compuesto en su mayoría de covers a Flans, Los Fabulosos Cadillacs, Andrés Calamaro, Mecano, y Hombres G, entre otros, y un sencillo inédito de nombre 'Basta'.

Tuve la oportunidad de platicar con Nadia de 26 años, bajista de Las Fénix, sobre los orígenes de la banda, su dinámica familiar, el machismo en el mundo de la música, trabajar con el padre de Selena Quintanilla y la decisión del Tribunal Supremo de bloquear la reforma migratoria.

Raquel Miserachi: ¿Cómo fue que decidieron formar una banda?

Nadia Rodríguez: “Siempre decimos que la banda se formó gracias a Lesli, la bajoquintera. Era el cumpleaños de mi papá y queríamos regalarle algo diferente. A él siempre le ha gustado la música, entonces Lesli propuso que nos aprendiéramos unas canciones y se las cantáramos el día de su cumpleaños. Ensayamos unas cinco o seis canciones y ese día se las cantamos con mariachi. No las practicamos lo suficiente y todo fue un desastre. No cantábamos bien, nos enredábamos con los micrófonos y en general salió muy mal, pero creo que ese fue el evento que nos dio el gusto por hacer música juntas. A partir de ahí se fueron dando las cosas. Empezamos a hacer eventos chiquitos y cosas en la radio porque éramos niñas chiquitas y a la gente le llamaba mucho la atención”.

¿Cada una eligió su instrumento o cómo fue que se organizaron para empezar a tocar profesionalmente?

“Empezamos cantando y bailando. En una ocasión, unas señoras de Miami nos propusieron que la más pequeña de nosotras tocara el acordeón en una presentación. Entonces estaba de moda Priscila y sus balas de plata y nos pareció una buena idea. Entonces mi papá pensó que era buena oportunidad para que cada una tocara su instrumento. En ese entonces éramos cuatro. A Berna le tocó el acordeón, yo quería tocar el bajo, y quienes quedaban Adela y Lesli que querían tocar la batería. Mi papá les dijo: ‘Les voy a traer un maestro y la que mejor lo haga en la primera clase se queda con la batería,’ y esta fue Adela, así que a Lesli no le quedó de otra que tocar el bajoquinto. Al final todo resultó bien, porque Adela no se siente muy cómoda bailando, así que todo salió como debía”.


¿Cómo cambió la dinámica familiar a partir de que ustedes cinco empezaron a trabajar juntas?

"Tenemos una hermana mayor y cuatro hermanos. Desde chiquitos mi papá nos enseñó a querernos y respetarnos así que en cuestión de trabajo todo ha sido muy fácil. No creo que la familia se haya dividido a partir de Las Fénix, al contrario. Mi hermana mayor no toca en el grupo pero se encarga de la administración y las finanzas, así que es parte de esto pero desde fuera del escenario. Entre nosotras nos llevamos muy bien. Lo más bonito es poder trabajar entre familia. En nuestro tiempo libre siempre estamos juntas. Cuando no estamos practicando o no tenemos presentaciones de todas formas todo lo hacemos juntas. Somos mejores amigas y estamos para defendernos entre nosotras”.

¿Han tenido que defenderse de alguna agresión machista durante su carrera?

“No nos ha tocado que nadie nos haga nada malo, pero sí vemos algunas agresiones en nuestras redes sociales. A veces hay hombres que dejan sus comentarios diciendo que no sabemos lo que estamos haciendo porque somos mujeres, y que nos dediquemos a otra cosa, pero sabemos que esto es parte del territorio y más bien nos da mucho orgullo saber que siendo mujeres hemos podido lograr muchas cosas en el mundo de la música. A través de los años sí tuvimos a mucha gente que no creía en nosotras, pero es muy bonito poder seguir adelante y enseñarles que las mujeres también podemos”.


Seguro se siente bien poder enfrentarse a las críticas con el éxito.

“Sí, nos encanta saber que les podemos enseñar a los hombres que además de que podemos, lo hacemos con mucho gusto. No se trata de competir con nadie, ni ser mejores que nadie, pero el esfuerzo es parte del negocio y del trabajo duro y hay que evolucionar”.


En 2013 grabaron un disco en el estudio de Abraham Quintanilla, el padre de Selena. ¿Cómo fue? ¿Qué relación tienen con él ahora y con la música de Selena en especial?

“Nosotras crecimos viendo la película de Selena y escuchando sus canciones. Cuando íbamos a conocer al señor Abraham estábamos muy nerviosas porque nos había invitado a su estudio, pero la verdad es que es un señor muy a todo dar. Es muy simpático y siempre está lleno de anécdotas. Lo que más nos impactó es que es muy parecido a mi papá. Es chistoso ver que mi papá no es el único en su especie, que hay otro como él. Fue un momento muy bonito y nos sentimos muy honradas de haber podido grabar ese disco junto a él y la gente de Q-Productions. Por el momento seguimos con nuestra música pero somos muy buenos amigos y a veces vamos a grabar ahí algunas cosas. Más que cualquier otra cosa, de haber trabajado juntos nos llevamos una muy bonita amistad. Especialmente él y mi papá”.


Se ve que tu papá es tremendo, ¿qué papel juega en la banda además de ser el manager y el jefe de familia?

“Como él siempre nos dice: ‘si yo las hubiera dejado hacer lo que sea no hubiera sucedido todo esto’. Y es verdad. Él es quien nos ha empujado a ser mejores, no nada más quedarnos en nuestra zona de confort. Nosotras hubiéramos podido aprender a tocar cada una su instrumento, pero él tuvo la visión y dijo: ‘no, yo quiero que también bailen’. Todo eso es parte de la práctica y él es quien nos ha dado el empuje desde niñas. Siempre nos ha dicho: ‘si van a hacer algo, lo van a hacer bien’. Hay mucha competencia y muchos músicos excelentes allá afuera. Nos nos podemos dejar. Tenemos que tratar de ser mejores cada día y eso es algo que él nos recuerda a diario. Pero sobre todo, y lo que más nos ha enseñado es a ser humildes, respetar a la gente, respetar los tiempos, trabajar en la puntualidad y ser amables. Creo que todo eso es lo que más podemos valorar de lo que él y mi mamá nos han enseñado”.


En alguna entrevista hablaban sobre esa vez que grabaron el video de 'Perfume' y alguna de ustedes mencionó que le daba mucha pena agarrarle la mano al actor en frente de su papá…

"Ah, sí. Esa no fui yo, fue Lesli. Pues sí, al final es nuestro papá y a pesar de lo que diga es muy celoso con nosotras y la verdad es que nosotras también somos celosas con él. Lo que pasa es que en esa escena tenían que acercarse como para darse un beso y fue un momento medio tenso para ella tener que hacerlo con mi papá ahí. Él nomás está viendo a ver qué… [risas]. Pero él sabe que es parte del trabajo".


Su álbum más reciente es Retro Live, que salió en verano del año pasado, un disco de covers con una sola canción inédita, “Basta”. ¿Qué sigue para Las Fénix? ¿Están preparando nuevo material?

“Seguimos promoviendo este disco porque trabajamos muy duro para sacarlo. Nos sacrificamos mucho porque elegimos hacer música que no pertenecía a nuestro género. Creo que quedó padrísimo. Lo grabamos en vivo. El álbum viene con un DVD de esta sesión de Retro Live. El sencillo de ‘Padre Nuestro’ es uno de nuestros favoritos, tal vez sea el favorito porque es como una cumbiecita. Intentamos no moverla mucho para que la gente no se enoje, quisimos respetar la canción todo lo posible, pero nosotras estamos encantadas con el tema”.


A ti en lo personal, de todos estos a los que homenajearon en el álbum, ¿cuál sería el artista con el que más te gustaría trabajar?

“Yo creo que las Flans porque son de México y son mujeres. De todos ellos creo que sería increíble poder hacer algo con ellas”.


Queridas Flans, ya escucharon. ¡Hagamos que suceda!

[Risas].

¿Algún mensaje para la gente que está teniendo dificultades por la decisión del Congreso de bloquear la reforma migratoria?

“Tengan mucha fé. Ojalá que se den las cosas. Todos merecemos poder estar en donde queramos si estamos trabajando y haciendo cosas positivas. Creo que no debería ser un problema. Esperemos que todo se arregle y que se den las cosas para cada uno de nosotros y que podamos seguir adelante por nuestros hijos y las futuras generaciones”.


Más contenido de tu interés