null: nullpx

La Ciudad de México se vuelca ante maratónica despedida a Juan Gabriel

Las puertas del Palacio de Bellas Artes permanecerán abiertas durante toda la madrugada y cerrarán hasta la noche del martes para que sus miles de seguidores puedan asistir a darle el último adiós.
5 Sep 2016 – 8:38 PM EDT

“No tengo dinero”, “Yo no nací para amar”, “Querida” y muchas otras de las casi 2,000 canciones que en vida compuso el cantautor mexicano Juan Gabriel, no han dejado de entonarse desde hace aproximadamente una semana en el Palacio de Bellas Artes por aficionados que esperaron hasta este lunes en ese recinto del centro de la Ciudad de México para poder despedirse de su estrella, fallecida el domingo 28 de agosto en California.

Alrededor de las 16:15, hora local, el cortejo fúnebre con los restos del llamado Divo de Juárez arribó al Palacio de Bellas Artes donde miles de fanáticos ya lo esperaban para dar el último adiós. La urna con las cenizas fue colocada por su hijo Iván en el centro del vestíbulo, mientras el tenor Fernando de la Mora interpretaba "Amor eterno", con el sonido de "El mariachi de mi tierra".

Los hijos de Juan Gabriel aparecieron acompañados por Rafael Tovar y de Teresa, titular de la Secretaría de Cultura, así como por María Cristina Cepeda, responsable del INBA, y Jesús Salas, manager del artista, para la primera guardia.

Enseguida, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, y miembros de la Asociación de Compositores, encabezaron la segunda guardia. En el recinto también se encuentra el gobernador de Chihuahua, César Duarte.

A las afueras de Bellas Artes, Mayela Orozco y el Mariachi Gama Mil entonaron junto a miles de seguidores algunos éxitos de Juan Gabriel, como parte del homenaje póstumo que se le rinde al cantautor mexicano en la Ciudad de México.

Las puertas del Palacio de Bellas Artes permanecerán abiertas durante toda la madrugada y cerrarán hasta la noche del martes para que sus miles de seguidores puedan asisitir a darle el último adiós.


Miles se despiden de Juan Gabriel en la Ciudad de México

Loading
Cargando galería

Pese a la lluvia, varias decenas de personas se encontraban desde temprana hora de este lunes a las afueras del recinto, aguardando por la llegada de las cenizas de Alberto Aguilera Valadez, tras un sentido homenaje vivido en la fronteriza Ciudad Juárez de sus amores, así como una semana de varios eventos y borracheras acompañadas de mariachis en la plaza Garibaldi, de la capital mexicana.

Los familiares del llamado Divo de Juárez dispusieron, junto a las autoridades, que lunes y martes se rindiera homenaje al famoso en el corazón de la cultura en México.

Este lunes temprano, los trabajos seguían a marchas forzadas en los alrededores del Palacio de Bellas Artes. Decenas de empleados colocaron 12 pantallas para que, quienes estuvieran afuera del recinto, pudieran seguir minuto a minuto las incidencias. Al lado, los arreglos florales e imágenes que se han ido acumulando a lo largo de estos días. La fila para entrar al homenaje, aun antes de que comenzara, más tarde ya alcanzaba los cientos de personas.

Durante los dos días del homenaje en Bellas Artes, de acuerdo a las estimaciones de las autoridades, podrían ser miles de personas --incluso cerca de un millón-- las que acudan a pasar siquiera unos instantes cerca de la urna que resguarda las cenizas del intérprete. Rafael Tovar y de Teresa, secretario de Cultura mexicano, indicó que el recinto podría permanecer abierto toda la noche del lunes, dependiendo de la afluencia.

El ya nombrado Hijo Predilecto de Juárez pudo cumplir su sueño de cantar en el Palacio de Bellas Artes para plasmar su calidad artística reconocida en varias partes del mundo, incluso por el propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama.


Estuvo en ese recinto cantando en tres ocasiones, la primera de ellas en el año de 1990. En ese tiempo, desató críticas por presentarse en un recinto considerado exclusivo para la expresión de las bellas artes y no para la música popular. Sin embargo, 'Juanga' lo consiguió y fue la punta de lanza para que otros cantantes de ese estilo siguieran sus pasos, como Alejandro Fernández.

Un trabajo conjunto entre la Policía Federal, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México y la propia Secretaría de Cultura, han puesto en marcha un operativo de vigilancia, movilidad y protección civil. La dependencia capitalina dispuso a 1,200 policías para trabajar en los alrededores.

La urna con las cenizas del Divo de Juárez llegó al Hangar Presidencial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México alrededor de las 14:00 horas, después de salir cerca de las 09:00, tiempo local, de Ciudad Juárez en un vuelo privado. El cortejo hacia el aeropuerto fue seguido por aficionados y representantes de los medios de comunicación.

Ya en la capital mexicana, el camino hacia Bellas Artes fue un recorrido de 6.2 millas (10 kilómetros), en donde se realizaron varios cortes viales.


Desde temprano se montó una tarima para realizar conciertos en honor a Alberto Aguilera en la explanada de Bellas Artes.

A los asistentes se les recomienda llegar en transporte público, usar ropa y calzado cómodos, no llevar paraguas, palos, botellas de vidrio u objetos punzocortantes, y si llevan niños o adultos mayores no los pierdan de vista. También se especificó que no será permitido beber en las calles y que es recomendable establecer un punto de reunión con sus acompañantes si es que va en un grupo grande.

Lea también:

Más contenido de tu interés