Así fue el emotivo tributo de Christina Aguilera a Whitney Houston en los American Music Awards

La cantante Pink negó que hubiera puesto cara de desagrado durante su actuación diciendo de Aguilera: "estoy deslumbrada por su talento".

Christina Aguilera fue la protagonista de uno de los momentos más emotivos de los American Music Awards el domingo por la noche al interpretar un tributo a la fallecida artista Whitney Houston. Aguilera, quien lleva un tiempo fuera de los escenarios, hizo un medley de éxitos de Houstin empezando por el icónico tema 'I Will Always Love You', 'I Have Nothing', 'Run to You' y terminando con 'I'm Every Woman' para celebrar los 25 años de la película 'The Bodyguard'.


"La mejor de todos los tiempos, mi ídola", dijo Aguilera durante la actuación. "Esto es para cada mujer en el público, ¡todos de pie por Whitney Houston!". Aguilera estuvo acompañada por un coro femenino gospel sobre escena, y aunque no tuvo contratiempos en su voz durante su actuación, aún así le llovieron las críticas. La comunidad negra sobretodo, expresó su descontento en las redes social pues considera que una artista afroamericana debía haber sido escogida para celebrar una de las voces más icónicas del mundo.

Hace cinco años, Whitney Houston falleció a la edad de 48 años al ahogarse en la bañera de un hotel estando intoxicada de drogas. Al día siguiente, durante los GRAMMY, Jennifer Hudson protagonizó un tributo a Houston.

Durante la actuación de Aguilera, la cámara mostró a la cantante Pink haciendo una mueca que puede interpretarse de disgusto. Sin embargo, la propia Pink negó que haber hecho asco a Aguilera - con quien colaboró en el tema 'Lady Marmalade' hace 17 años pero con quien no se ha llevado bien en el pasado - y defendiendo su performance:


"Christina lo hizo increíble para una de nuestas cantantes favoritas", escribió Pink en Twitter. "Esto se trata de Whitney y estoy deslumbrada por el talento de Christina".

Por su parte, Pink cantó en vivo durante los American Music Awards colgada de las alturas en un rascacielos en el centro de Los Angeles.