Arrestos

La Patrulla Fronteriza arresta a un hombre en un restaurante y fuera de su jurisdicción en California

"Ayúdenme, por favor", imploraba el hombre, resistiéndose al arresto realizado por agentes fronterizos sin uniformes con la ayuda de la Policía de Santa Ana. La detención quedó grabada en video y generó confusión en esa jurisdicción santuario, sin embargo estos operativos federales fuera de la frontera son legítimos.

LOS ÁNGELES, California.– La Patrulla Fronteriza confirmó este martes que arrestó en un restaurante de Santa Ana, a más de 100 millas de la frontera, a un hombre acusado de homicidio en México. Esto pasó durante un operativo el 5 de marzo que fue grabado en video y que causó cierta confusión en esa ciudad santuario.

La detención del sospechoso, cuya identidad no ha sido revelada, ocurrió en horas de servicio del local y en medio de los comensales. Los agentes que lo pusieron bajo custodia vestían de civil y forcejearon con él antes de poderlo esposar, lo cual creó un ambiente de tensión y desconcierto entre los presentes.

"Ayúdenme, por favor", imploraba el hombre, resistiéndose al arresto. "Yo no he hecho nada", insistía.

En un momento de la grabación, uno de los oficiales dice "está bajo arresto", pero la mujer que grababa no se quedó tranquila. "¿Puedo ver sus placas? No deberían estar forcejeando con él", reclama ella.

Un cliente tuvo que ayudar a los agentes mientras estos sujetaban al hombre. Entre los tres lo tumbaron al suelo del restaurante para inmovilizarlo. Luego llegaron oficiales de la Policía de Santa Ana, la cual confirmó que colaboró en el arresto del sujeto, quien es buscado por homicidio en México.

En comunicado, la Patrulla Fronteriza indicó que este hombre de 26 años es acusado de asesinato en Oaxaca, en el sureste de México. Las autoridades del vecino país alertaron a funcionarios de EEUU sobre la búsqueda de este sujeto y de su presunta cómplice, una mexicana de 24 años, que fue detenida el 15 de febrero.

Durante un operativo de dos días varios oficiales del orden de San Diego y Los Ángeles fueron tras el sospechoso. “Recientes pistas condujeron a una posible dirección en Santa Ana, donde llegaron agentes del orden el lunes para localizar y arrestar al hombre. El sospechoso se encontraba en Santa Ana el lunes por la noche. Huyó de los agentes a pie, pero fue arrestado rápidamente”, dijo la dependencia.

Este hombre fue entregado a funcionarios mexicanos durante la noche del martes.

Esto ocurre cuando el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) realiza distintas acciones en California. La semana pasada concluyó una operación de cuatro días con 232 arrestos en el norte del estado. A mediados de febrero, fueron 212 detenidos en el área de Los Ángeles.

Los operativos de la Patrulla Fronteriza lejos de su jurisdicción no son nuevos, aunque son esporádicos. En abril de 2017, un grupo de oficiales encubiertos entraron a un vecindario hispano de Los Ángeles para arrestar a cuatro sospechosos de tráfico de drogas. Les siguió la pista desde que cruzaron la frontera Tijuana-San Diego.

Cuando la dependencia llega hasta centros urbanos es porque existe una investigación por contrabando de narcóticos o personas que proviene desde el cruce o la zona limítrofe entre México y EEUU.

Por regulación, la Patrulla Fronteriza opera en una región de 100 millas desde la zona limítrofe con México y Canadá, legalmente tiene la autoridad para ingresar a propiedades privadas que se encuentran en un territorio de 25 millas. Más allá, necesita una orden de cateo, un requisito que –sin embargo- no le impide desempeñar sus funciones en el interior del país.

Legalmente, los agentes fronterizos pueden operar en todo el país, pero lejos de la frontera hay limitantes.

Aunque la agencia asegura que la mayoría de sus tareas siguen enfocadas en los límites con México y Canadá, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) alega que su jurisdicción también incluye las dos franjas de 100 millas desde las costas Pacífico, Atlántico y el Golfo de México. Por ello, tiene influencia sobre regiones habitadas por 200 millones de personas o dos tercios de la población.

La organización dice que en esa área están nueve de las diez mayores áreas metropolitanas de EEUU, como Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Houston, Filadelfia, Phoenix, San Antonio, San Diego y San José. ACLU señala que ese mapa le da carta abierta para instalar puntos de control, allanar, investigar, interrogar y arrestar.

Para el abogado Luis Carillo, la detención que ocurrió en el negocio de comida de Santa Ana parece no tener controversias. "Si los agentes tienen una orden de arresto para este individuo, entonces estos oficiales lo pueden arrestar en su casa, en un lugar público o en un restaurante", explicó a Univision 34.

Carrillo mencionó, por otro lado, que la mujer que filmó el incidente tenía el derecho de cuestionar a los agentes para que le mostraran sus placas: "Ellos, por profesionalismo, deben decir: ‘sí, somos oficiales y lo estamos arrestando’".

Vea también: