null: nullpx
Tiroteos

"Todo era caos": lo despidieron y minutos después regresó al concesionario Ford para matar a sus jefes

La Policía identificó como Steven Leet, de 60 años, al pistolero que este martes abrió fuego en una agencia automotriz de Morgan Hill, California. Las víctimas, Brian Light y Xavier Soto, eran gerentes de la empresa.
27 Jun 2019 – 8:03 PM EDT

SAN JOSÉ, California. - Los empleados se escondieron bajo sus escritorios, mientras que los clientes del lugar se tiraron al suelo. Steven Leet, de 60 años, acababa de ser despedido de un concesionario Ford en Morgan Hill al que regresó minutos después para matar a tiros a sus supervisores.

La Policía de Morgan Hill identificó este miércoles al sospechoso que el martes por la tarde desató una balacera en la agencia automotriz, cobrando la vida de Brian Light, de 59 años, y Xavier Souto, de 38, ambos residentes de San José. Las autoridades informaron que el pistolero fue encontrado también sin vida por un disparo autoinfligido en la cabeza.

El incidente provocó una fuerte movilización policiaca que se prolongó hasta avanzada la noche en la zona de Condit Road y Pistache Drive, donde se encuentra la sucursal. Leet pasó aproximadamente media hora en el estacionamiento y otras áreas del concesionario después de que alrededor de las 4:15 pm le dieron la noticia de su liquidación. Cuando volvió a entrar a las oficinas, lo hizo decidido a quitarle la vida a quienes él consideró como los responsables de la situación.

“Todo era un caos”, dijo uno de los empleados de la compañía al diario The Mercury News. Larry Suverkrubbe indicó que él iba saliendo de su vehículo en el estacionamiento cuando uno de sus colegas le gritó “¡quédate abajo, hay un pistolero activo!”. Luego escuchó una fuerte detonación, que asegura fue con la que el sospechoso se quitó la vida.

Durante la conferencia de prensa la tarde del miércoles, las autoridades revelaron más detalles del incidente que es investigado como un acto de violencia en un centro de trabajo. Bill Norman, sargento de la Policía de Morgan Hill, dijo que durante una serie de cateos en la casa del sospechoso, en San José, las autoridades lograron recuperar dos armas de fuego. Agregó también que la Policía de San José los apoyó en ese operativo.

Pero en lo que más pusieron énfasis durante la rueda de prensa fue en las acciones heroicas de una de las víctimas que evitaron que el ataque terminara en una tragedia mayor. Los oficiales que hablaron con los medios de comunicación señalaron que Brian Light, uno de los supervisores, confrontó de manera directa al pistolero para intentar desarmarlo, lo que le dio al resto de los trabajadores y clientes los segundos necesarios para huir del lugar.

“Las familias están devastadas”, dijo Norman al tiempo que explicaba que el hombre de 59 años que intentó detener a Leet, terminó abatido con varios impactos de bala. Xavier Souto, por su parte, murió de un disparo a quemarropa. Los oficiales que recorrieron la zona después de la balacera encontraron a otras tres personas heridas de bala, dos dentro del concesionario y una más en la parte norte del edificio.

Momentos de caos: un despido fue el causante de un tiroteo que dejó a dos víctimas y al pistolero sin vida

Loading
Cargando galería

Las víctimas

Eran padres de familia, hijos, hermanos y amigos. Xavier Souto había trabajado por 8 años en el concesionario Ford cuando uno de sus empleados recién despedido lo mató a tiros. En una página de GoFundMe creada para ayudar a su familia, lo describen como “un padre, esposo e hijo amoroso”.

Souto se desempeñaba como gerente del Departamento de Autopartes en The Ford Store, donde había comenzado a trabajar en 2011. Su puesto de supervisor lo obtuvo gracias a un asenso a finales del año pasado. “Xavier era el principal proveedor para su familia y ellos necesitan toda la ayuda que puedan durante este terrible acontecimiento”, se lee en la cuenta creada para recaudar fondos a su nombre.

Por ese mismo medio intentan conseguir ayuda para la familia de Brian Light, cuyas acciones fueron calificadas como “heroicas” por la Policía de Morgan Hill. Light era el mentor de Souto y había dedicado 30 años de su vida la industria automotriz. “Le dejaba una sonrisa en el rostro a todas las personas que lo conocían”, lo describen en la página.

El presidente del concesionario Ford, Tim Paulus, hizo público el siguiente comunicado sobre la tragedia: “Estamos devastados por estas terribles pérdidas. Agradecemos a toda la comunidad de Morgan Hill que se ha unido con nosotros durante estos momentos difíciles. Debido a este evento trágico ocurrido ayer, nuestra agencia permanecerá cerrada este 26 de junio”.

Más del tema:



En fotos: Los peores tiroteos y matanzas en centros educativos en Estados Unidos de los últimos años

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TiroteosSuicidiosCalifornia

Más contenido de tu interés