null: nullpx
Guatemala

La derrota que más dolió para estos jóvenes futbolistas guatemaltecos fue que les negaran la entrada a EEUU

Mientras Estados Unidos y Guatemala firmaban el acuerdo para que este último se convirtiera en un 'tercer país seguro' para recibir a migrantes, una docena de niños centroamericanos veían sus sueños futbolísticos truncados debido a las duras políticas migratorias de EEUU.
27 Ago 2019 – 10:36 PM EDT

SAN FRANCISCO, California. - Cuando Guatemala se convirtió en un ‘tercer país seguro’ como parte del acuerdo para frenar la inmigración ilegal hacia Estados Unidos, en la capital de esa nación centroamericana se desmoronaban los sueños de 12 niños que poco entienden de las amenazas arancelarias que enfrentaba su país.

Ese viernes 26 de julio, mientras en Washington DC se firmaba dicho acuerdo, en la ciudad de Guatemala la embajada estadounidense le negaba la visa de entrada a EEUU a 12 adolescentes miembros de la selección nacional de futbol en la categoría sub-15, que participarían en el torneo de Concacaf en Florida a partir del 3 de agosto.

El equipo guatemalteco es el más reciente del que se tiene registro en salir afectado por las duras políticas migratorias de Estados Unidos. Con menos de la mitad de la plantilla original, la sub-15 de Guatemala afrontó el certamen en gran desventaja, no solo futbolística sino también psicológica. “Fue duro para todos ver que no les hayan dado las visas, que vinieran todos aquí, que lloraran. Fue duro, pero tenemos que salir adelante por la selección”, dijo el mediocampista Rodrigo Villalobos previo a su salida rumbo a EEUU.

Noticias Univision 14 entrevistó vía telefónica a los padres de dos de los menores de edad a los que les fue negada la visa para viajar con el seleccionado centroamericano, quienes al igual que la Delegación de Selecciones Nacionales de ese país, siguen sin comprender las razones por las que no les permitieron viajar para participar en el torneo en el que de cuatro partidos disputados ganaron dos de ellos, contra sus similares de Surinam y Trinidad y Tobago.

“Fue un poco sarcástica”

La madre de uno de los jóvenes nos pidió mantener su nombre de manera anónima ante el temor de que la carrera futbolística de su hijo se pudiera ver afectada. “Llegamos (a la embajada de EEUU) a las 7:00 am para juntarnos con todo el grupo. Fuimos pasando uno a uno, obviamente”, contó la mujer. “A la entrada revisaban la papelería, luego pasamos a otro cuarto donde se toman las huellas de los niños”, continuó la madre de familia que señala que el rol de su hijo era crucial en el equipo.

“Inmediatamente nos pasaron a la ventana y allí la señora que nos atendió simplemente le preguntó su nombre y cuánto tiempo llevaba en el equipo. Él dijo que un mes. [Ella] fue un poco sarcástica y le dijo que si ya quería ir a jugar un torneo en el extranjero si solo llevaba un mes”, narró sobre su experiencia en la embajada. “Me preguntó a mí que yo hacía, le respondí cuál era mi trabajo, le preguntó a mi esposo que hacía, y le respondimos cual era el trabajo y de una vez nos dijo ‘no aplica’”, agregó.

El joven futbolista solo necesitaba renovar su visa para EEUU debido a que él ya contaba con un ingreso a suelo estadounidense registrado en julio de 2018. Por si fuera poco, las cartas de la Federación Guatemalteca de Fútbol y de la Concacaf no les fueron solicitadas en ningún momento, según el testimonio.

El relato de esta madre es similar al de Jean Carlo Cuy Callejas, padre de Rosmer Cuy Ruiz, otro de los menores a los que se le negó el ingreso a Estados Unidos hace exactamente un mes en la embajada de EEUU en Guatemala.

“Nos llaman uno por uno a la ventanilla y pues fuimos como los quintos que pasamos, pero los cuatros previos muchachos iban con la visa negada. Y a nosotros también, y a los que seguían también. Todos iban con el pasaporte de regreso y la hoja donde indicaba por qué motivos. No lo leí muy bien porque nos lo quitaron pronto los delegados de la selección, los pasaportes y las hojas”, narró Jean Carlo. “No alcancé a leer de qué se trataba, pues todos estaban muy decepcionados porque la ilusión y la esperanza de representar a su país en un torneo de esa índole, era bastante grande”, dijo.

Segundo viaje a EEUU

Para Rosmer tampoco era la primera vez que visitaría Estados Unidos. Hace cuatro años, bajo los colores del C.S.D Municipal, participó en el torneo Miami Cup, en Florida. En esa ocasión, la visa le fue concedida por seis meses y Rosmer, al igual que su compañero, solo necesitaba renovarla. Ninguno de los menores cuenta con antecedentes criminales ni vínculos familiares en EEUU, por lo que la negativa de entrada resultó ser una sorpresa aún mayor.

A través de un comunicado, la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala se limitó a señalar que “la solicitud de visa no fue autorizada para ninguno de los jugadores”, situación que los colocó en “desventaja deportiva”. Por su parte, la embajada estadounidense no ha expresado el porqué de la negación de las doce visas.

Aunque el tema político es ajeno a ellos, Jean Carlo, el padre de Rosmer Cuy, lamentó lo ocurrido. “Viajamos en bus. Él tiene que levantarse a las cinco de la mañana, venir donde estoy yo y luego ir a dejarlo al colegio. Todas estas cosas son un conjunto de sacrificios. No somos responsables de las decisiones de un país para que ocurra este tipo de situaciones”, dijo.

En fotos: Niños en la caravana de migrantes centroamericanos hacia Estados Unidos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:GuatemalaVisasFútbol
Publicidad