null: nullpx
Enfermedades

La "chinche besucona": por qué al CDC le preocupa su presencia en California y otros estados

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades advirtieron que el insecto se encuentra varios estados del país y es el principal causante de la enfermedad de Chagas, que puede generar graves complicaciones en la salud e incluso provocar la muerte.
30 Abr 2019 – 10:13 PM EDT

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) alertaron sobre la presencia de la “chinche besucona” en varios estados del país -incluyendo a California-, un insecto originario de zonas rurales de Latinoamérica que puede transmitir la enfermedad de Chagas.

Las autoridades federales de salud advirtieron que las personas con mayor riesgo de contraer el padecimiento son las que han vivido en regiones rurales de México, y más de una decena de países de centro y Sudamérica, así como en casas con techos de paja o paredes agrietadas. La nueva alerta surge a raíz del caso de una niña en Delaware que fue mordida en la cara por uno de estos insectos.

De acuerdo con el CDC, la enfermedad de Chagas puede causar graves malestares en el estómago, así como padecimientos cardiacos. La “chinche besucona” -o vinchuca- defeca después de picar a una persona y los parásitos que se encuentran en las heces son los que provocan la enfermedad.

“Las personas, por lo general, se rascan en la picadura y una pequeña cantidad de heces de la vinchuca junto con los parásitos entran al torrente sanguíneo”, indicó el CDC. Sin embargo, la enfermedad también se puede contagiar de madre a bebé durante el periodo de gestación, por transfusiones de sangre y trasplantes de órganos. El padecimiento, agregaron, no se transmite mediante el contacto de persona a persona.

El CDC advirtió que el impacto de esta enfermedad no se limita a las zonas rurales de Latinoamérica, pues las migraciones de población a gran escala de las zonas rurales a las zonas urbanas a Estados Unidos y en otras regiones del mundo han aumentado la distribución geográfica y cambiado la epidemiología del Chagas.

¿Cuáles son los síntomas?

La gravedad y la evolución de la infección podrían ser diferentes en personas que quedaron infectadas en diferentes etapas de su vida y contrajeron el padecimiento de diferentes maneras o a través de diferentes cepas del parásito. La enfermedad de Chagas tiene dos fases: la fase aguda y la fase crónica. Ambas fases pueden ser asintomáticas o ser potencialmente mortales.

La fase aguda tiene lugar en las primeras semanas o los primeros meses de la infección. Generalmente pasa desapercibida porque no muestra síntomas o exhibe solo signos y síntomas leves que no son exclusivos de la enfermedad, como la fiebre, fatiga, dolores corporales, dolor de cabeza y sarpullido. Los signos detectados en la exploración física pueden incluir agrandamiento leve del hígado o el bazo, inflamación de los ganglios e inflamación local en el lugar por donde el parásito entró en el cuerpo.

Durante la fase crónica, la infección puede permanecer asintomática durante décadas o incluso de por vida. Sin embargo, algunas personas presentan complicaciones cardíacas, las cuales pueden incluir agrandamiento del corazón (miocardiopatía), insuficiencia cardíaca, alteración del ritmo o frecuencia cardíaca y paro cardíaco. También es posible que se presenten complicaciones intestinales, que pueden incluir un agrandamiento del esófago (megaesófago) o del colon (megacolon) y pueden causar dificultades para comer o defecar.

Ser adulto no es excusa para dejar de estar al día con tus vacunas

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:EnfermedadesSaludCalifornia

Más contenido de tu interés