null: nullpx
Racismo

Investigan a más policías de San Francisco por enviar mensajes racistas y homofóbicos

Un nuevo grupo policías de San Francisco fue acusado de intercambiar mensajes de texto racistas que emergieron durante una investigación de otro caso.
1 Abr 2016 – 01:51 PM EDT
Reacciona
Comparte
Policía de San Francisco Crédito: Getty Images

Un nuevo grupo de oficiales de policía de San Francisco fueron acusados de intercambiar mensajes de texto racistas que emergieron durante una investigación de presunto asalto sexual por parte de un oficial que no estaba en horario laboral el año pasado.

Los mensajes racistas y homofóbicos surgen en momentos en los que el Departamento de Policía ha tenido que luchar contra alegaciones de racismo sistémico entre sus elementos, incluyendo un escándalo diferente que surgió el año pasado en el que más de una docena de oficiales fueron acusados de enviar mensajes racistas.

Las nuevas acusaciones están relacionadas a la investigación de presunto asalto sexual cometido por el oficial Jason Lai mientras estaba fuera de servicio en agosto de 2015.

El fiscal de distrito George Gascon dijo que los investigadores estaban analizando la evidencia enviada por el Departamento de Policía el año pasado en relación al caso de Lai, incluyendo 25,000 páginas de mensajes de texto, cuando descubrieron mensajes discriminatorios enviados por al menos otros cuatro oficiales.

Gascon dijo que los mensajes eran “muy problemáticos” y dijo que incluyeron textos del tiempo en el que se reveló el otro escándalo en marzo de 2015.

En el primer caso, un juez dictaminó en diciembre que el Departamento de Policía no podría despedir a los oficiales que intercambiaron los mensajes racistas, argumentando que el departamento falló en actuar dentro del estatuto que solo les permite suspenderlos hasta un año después de recibir una notificación por autoridades federales.

Gascon dijo que además de los mensajes discriminatorios, los textos recientes “claramente reconocían” el escándalo que estaba sucediendo y que incluso los oficiales “estaban casi burlándose de lo que ocurría”. Gascon dijo que en cuanto supo de los nuevos mensajes, él inmediatamente envió una carta al jefe de la Policía Greg Suhr para asegurar que los oficiales no se encontraran en servicio en la comunidad.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:RacismoHomofobiaPolicíaComunidadLocal

Más contenido de tu interés