null: nullpx
Abuso Policíaco

Fiscal Becerra no presentará cargos a agentes que balearon a un joven negro pese a violentas protestas

Los oficiales que le quitaron la vida a Stephon Clark pensaron que el joven afroamericano estaba armado, pero luego descubrieron que lo que tenía en sus manos era un teléfono celular.
5 Mar 2019 – 5:46 PM EST

El fiscal de California, Xavier Becerra, descartó presentar cargos en contra de los dos oficiales de la Policía de Sacramento que mataron en marzo de 2018 a Stephon Clark, un joven afroamericano que se encontraba desarmado al momento del tiroteo.

Un día después de que los agentes habían sido exonerados por la Fiscalía de Sacramento, el procurador estatal informó que la evidencia que recibieron no fue suficiente para encausar a los oficiales que abrieron fuego con el padre de dos menores de edad.

“La muerte de Stephon Clark pesa en nuestros corazones y en nuestra comunidad. Es por eso que debemos seguir trabajando con las agencias del orden en el estado para construir mejores prácticas y fortalecer la confianza entre nuestros agentes y las comunidades que han jurado proteger”, dijo Becerra a través de un comunicado mediante el cual dio a conocer la decisión.

La Fiscalía aclaró que el alcance de la investigación se centró únicamente en analizar la evidencia para determinar si había elementos suficientes que permitieran presentar cargos contra los agentes, pero no se evaluó nada que tuviera que ver con la aplicación de las políticas sobre uso de fuerza ni los procedimientos de la Policía de Sacramento.

De acuerdo con el testimonio oficial, los agentes involucrados, Terrance Mercadal y Jared Robinet, pensaron que Clark se dirigía hacia ellos con un arma de fuego después de que el joven afroamericano escapó hacia el patio trasero de sus abuelos mientras la policía investigaba un reporte de vandalismo en la ciudad.

Más de 80 detenidos

Las protestas por la decisión de la Fiscalía de Sacramento de no presentar cargos contra los dos policías que mataron Stephon Clark terminaron la noche del lunes con 80 personas detenidas, informó la Policía de la ciudad.

El capitán de la corporación, Norm Leong, indicó en su cuenta de Twitter que las concentraciones del lunes por la noche terminaron con "más de 80 detenciones, que todavía se están procesando", y los medios locales apuntaron que entre los detenidos hay un sacerdote y un periodista.

La del lunes fue la tercera noche de protestas en la capital del estado de California después de la decisión de la Fiscalía local, cuyas investigaciones concluyeron que el uso de la fuerza contra el joven afroamericano por parte de los policías, Terrence Mercadal y Jared Robinet, estaba justificado.

Enérgicas protestas por muerte de afroamericano terminan con más de 80 detenidos en California (fotos)

Loading
Cargando galería

"Debemos reconocer que (los agentes de policía) a veces se ven obligados a tomar decisiones en fracciones de segundos. Debemos reconocer que están bajo circunstancias tensas, inciertas y que evolucionan rápidamente", explicó en rueda de prensa el sábado la fiscal de Distrito del condado de Sacramento, Anne Marie Schubert.

"Este es el punto crucial en este caso ¿Los oficiales tuvieron una creencia honesta y razonable de que necesitaban defenderse? En este caso, los agentes creyeron que sí", agregó la fiscal.

La protesta de la noche del lunes congregó a varias decenas de personas en una de las zonas más acomodadas de la ciudad y duró dos horas y media hasta que la Policía ordenó a los manifestantes que se dispersaran, y varios de quienes se negaron a obedecer fueron detenidos.

Confundieron un celular con una pistola

La muerte de Stephon Clark se dio en medio de tensiones a lo largo y ancho de Estados Unidos por los cada vez más comunes casos de brutalidad policiaca y uso excesivo de fuerza.

Los hechos que le quitaron la vida se remontan al 18 de marzo de 2018, cuando los dos agentes dispararon contra él mientras corría por el jardín trasero de la casa de su abuela en Sacramento. Los oficiales habían acudido a la zona en respuesta a una llamada que les había alertado sobre alguien estaba intentando robar vehículos. Cuando llegaron al lugar, los policías ubicaron a Clark, cuya reacción fue huir del lugar.

Los agentes afirmaron que habían abierto fuego contra el joven afroamericano porque pensaron que llevaba en su mano una pistola, cuando, en realidad, se descubrió más tarde que lo que portaba era un teléfono celular.

El suceso desencadenó en aquel entonces manifestaciones en Sacramento, mismas que cobraron fuerza en el resto del país gracias al movimiento de Black Lives Matter.

En fotos: 'Black Lives Matter' vuelve a las calles tras la muerte de Stephon Clark a manos de policías

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés