null: nullpx
Ahogamientos

"Estamos tranquilos porque tenemos sus restos": así recuperaron el cuerpo de la niña arrastrada por un río en California

Las autoridades confirmaron que el cuerpo de la pequeña Matilda Ortiz fue encontrado atorado en la base de un árbol bajo dos pies de agua. La menor de edad jugaba con su padre a la orilla del río Stanislaus, en el norte de California, cuando la fuerza de la corriente se la llevó.
22 Mar 2019 – 10:54 PM EDT

Fueron tres días de intensas búsquedas por cielo, mar y tierra. Decenas de rescatistas y voluntarios trabajaban contra reloj para recuperar el cuerpo de Matilda Ortiz, la niña de 5 años que fue arrastrada por la fuerte corriente del río Stanislaus el pasado fin de semana en el norte de California.

La ventana de oportunidad para encontrar a la menor hispana era limitada y las condiciones del río no eran favorables para los buzos y rescatistas. Desde el domingo, la corriente avanzaba a una velocidad de 4,200 pies cúbicos por segundo, lo que volvía las labores de rescate sumamente peligrosas una vez que caía la noche.

En algún momento durante el primer día de búsqueda, una lancha de del Departamento de Bomberos volcó en las aguas del río. Afortunadamente nadie resultó herido, según informó el Sheriff del condado Stanislaus.

Cuando las autoridades dieron a conocer que finalmente habían recuperado el cuerpo de Matilda, la noticia caló hondo no solo en la pequeña comunidad de Kinghts Ferry, donde la niña cayó al agua, sino también en varias ciudades de la región como Modesto, Manteca, Merced, Stockton y Patterson. En esta última es donde residía la familia Ortiz.

El día que comenzó la pesadilla para estos hispanos, Matilda se encontraba jugando con su padre a la orilla del río. La menor padecía autismo y su condición le impedía reconocer las situaciones de peligro. "Salté al agua justo después de ella pero no pude agarrarla. Intenté con todas mis fuerzas. Solo la quiero de vuelta, quiero a mi bebé de regreso", relató entre lágrimas Roberto Ortiz, padre de la menor.

En un instante, la fuerza de la corriente comenzó a arrastrar a Matilda. Al menos nueve personas, incluyendo a su padre, saltaron a las salvajes aguas del río para intentar rescatarla, pero todos sus esfuerzos fueron en vano. Cuando los rescatistas llegaron al lugar, el cuerpo de la niña ya había desaparecido entre las aguas.

La oficina del Sheriff confirmó que los restos de Matilda fueron recuperados por buzos voluntarios este miércoles, tres días después que cayera al río. El cuerpo de la menor yacía atrapado en la base de un árbol, bajo dos pies de agua y a unos tres pies de la orilla.

“Ya estamos tranquilos porque en realidad estábamos desesperados de no ver su cuerpo. Les damos las gracias porque ya la tenemos en nuestras manos”, dijo María Navarro, abuela de la pequeña.

La estrategia de rescate

“Nos decían que si no la encontraban mañana (este jueves), ya no la iban a encontrar”, explicó entre lágrimas Leticia Díaz, tía de la menor. La mujer se refería a la limitada ventana de oportunidad que las autoridades tenían para continuar con la búsqueda del cuerpo en condiciones que fueran favorables para los rescatistas.

Desde el domingo las autoridades habían echado mano de lanchas, motos acuáticas, drones y cámaras que permiten ver bajo el agua para peinar de arriba a abajo el río Stanislaus. Sin embargo, el violento cauce obligó a los rescatistas a trabajar con otras agencias en una nueva estrategia: disminuir sus niveles con la ayuda de la presa New Melones, ubicada en las faldas de la Sierra Nevada.

Durante los primeros minutos del miércoles las autoridades comenzaron con el proceso para reducir el flujo de agua de la presa. El plan era continuar haciéndolo hasta el amanecer de este jueves. Para entonces, estimaban que el nivel del río habría bajado a la mitad en comparación con el del domingo, cuando Matilda cayó al agua.

La técnica solo podría utilizarse hasta la tarde de este viernes, cuando por cuestiones de seguridad las autoridades se verían obligadas a regularizar el flujo de agua hacia el río ante el riesgo de un desbordamiento de la presa. El tiempo era limitado pero la estrategia rindió frutos. Este miércoles alrededor de las 4:45 pm pudieron recuperar el cuerpo de la pequeña. Minutos más tarde, la familia fue notificada y así terminó su angustia.

“Por favor sigan rezando por la familia. Nuestros corazones están destrozados por ellos y por la pequeña Matilda”, escribió la oficinal de Sheriff en su página de Facebook. Desde entonces, cientos de personas se han unido enviando mensajes de apoyo y condolencias a través de la red social.


"Solo quiero respuestas": padre de la niña que fue hallada dentro de una maleta (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés