null: nullpx
Univision 14 San Francisco

Caquexia crónica o enfermedad del "ciervo zombie": por qué al CDC le preocupa que pueda contagiar a humanos

Este trastorno está afectando a las manadas de ciervos, renos y alces en 23 estados del país. Aunque actualmente no se han detectado casos en humanos, los científicos creen que la proteína que causa la enfermedad puede mutar y contagiar a las personas.
21 Mar 2019 – 6:03 PM EDT

Las manadas de ciervos, renos y alces en América del Norte se están viendo afectadas por una enfermedad que tiene en alerta a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Hasta marzo de este año, los casos de animales infectados se han reportado en 24 estados de EEUU, así como en dos provincias de Canadá, Noruega, Finlandia y Corea del Sur.

Las autoridades de salud la llaman caquexia crónica o CWD (por sus siglas en inglés), pero en el ámbito científico también se le conoce como la enfermedad de los “ciervos zombies”. El sobrenombre responde a los síntomas y el comportamiento que muestran las especies infectadas: pérdida de peso drástica, falta de coordinación motora, babeo y apatía, entre otras manifestaciones neurológicas.

Los científicos del CDC piensan que este trastorno se contagia entre los rebaños principalmente por el contacto con fluidos corporales, tejidos y plantas contaminados, pero también a través del consumo de agua y alimentos que han estado expuestos al CWD.

Los primeros casos de caquexia crónica fueron detectados por primera vez en un ciervo que estaba en cautiverio en un centro de investigación de Colorado en la década de los 60’s. En 1981 el trastorno apareció en los ciervos salvajes y para el año 2000, la tasa de afectación entre algunos rebaños cautivos ya se había elevado hasta 79% entre estas especies. Desde entonces, los casos se han presentado en un total de 270 condados de medio oeste del país, advirtió el CDC.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la del "ciervo zombie" está catalogada como una enfermedad priónica, definida como un proceso neurodegenerativo causado por por proteínas que pueden afectar tanto a humanos como a animales durante un periodo de incubación prolongado que, en muchas ocasiones, puede tener un desenlace fatal.

Aunque hasta la fecha no existen casos de personas infectadas con CWD, estudios recientes en monos sugieren que la proteína causante de la enfermedad puede mutar y convertirse en un riesgo para los seres humanos.

Riesgo de contagio

La encefalopatía espongiforme bovina se detectó en animales por primera vez en el Reino Unido en 1986. Diez años más tarde, cuando se conoció que una de sus variantes podía contagiar a los humanos tras varios casos registrados en España, este trastorno acaparó los titulares de los medios internacionales con su sobrenombre: la enfermedad de las vacas locas.

Al igual que la caquexia crónica, el mal de las vacas locas es una enfermedad priónica. Aunque a la fecha los científicos aún no logran entender cómo ocurrió, se sabe que la proteína causante del trastorno logró mutar y afectar el sistema nervioso de los humanos a través del consumo de carne infectada.

Este precedente, así como estudios recientes realizados en monos, pusieron al CDC en alerta ante la posibilidad de que la enfermedad del “ciervo zombie” pueda eventualmente afectar a las personas.

Mark Zabel, director del Centro de Investigación Prion en la Universidad Estatal de Colorado, le dijo a la revista Live Science que hay sospechas de que el contagio de la enfermedad del "ciervo zombie" en humanos es posible. “(La enfermedad) aún puede estar evolucionando y es solo cuestión de tiempo antes de que una proteína priónica evolucione y sea capaz de infectar a un humano”, advirtió el experto.

En el 2017 un grupo de científicos pudo comprobar la transmisión de la caquexia crónica entre primates alimentados con carne infectada. Para realizar ese estudio, los científicos emplearon macacos, que considerados como el mejor modelo animal para estudiar las infecciones humanas y trabajar en nuevas vacunas debido a que su secuencia genética es similar a la humana en un 97%.

El CDC explicó que actualmente se están realizando estudios adicionales en varias partes del mundo para determinar con mayor exactitud los riesgos de contagio de la enfermedad del “ciervo zombie” en los seres humanos.

Vea también:



Reaparecen casos de ébola en el Congo y el brote ya llegó a un centro urbano

Loading
Cargando galería
Publicidad