null: nullpx
Criminalidad y Justicia

California busca borrar los antecedentes criminales de un millón de personas mediante un algoritmo

El proyecto de ley AB 1076, que ya fue aprobado en la Asamblea estatal, obligaría a la oficina del procurador estatal a reclasificar todos los delitos menores y no violentos para que sean eliminados de las bases de datos del estado.
12 Jun 2019 – 12:51 AM EDT

Con la aprobación de la Propuesta 64, que legaliza el uso recreativo del cannabis entre los mayores de 21 años, California dio el paso que hacía falta para eliminar los antecedentes criminales relacionados con el uso y la venta de marihuana para miles de residentes del estado dorado. Ahora, los legisladores demócratas quieren ir más allá y aplicar el llamado “borrón y cuenta nueva” para cualquier persona que ya haya cumplido su condena.

Este martes en medio del intenso calor, decenas de activistas y legisladores llegaron hasta el Capitolio estatal para apoyar dos iniciativas de ley que fueron aprobadas en la Asamblea de California y que borrarían automáticamente de las bases de datos del estado el pasado criminal de casi un millón de exconvictos que sirvieron tiempo en prisión como parte de sus sentencias.

“En la actualidad, si cumples tu condena en prisión aún no puedes conseguir vivienda, no puedes conseguir empleo y te siguen tratando como si fueras un criminal”, dijo Phil Ting, asambleísta por San Francisco y autor de la propuesta. Su iniciativa obligaría a la Fiscalía de California a reclasificar todos los arrestos y sentencias por delitos menores y no violentos para que puedan ser eliminadas de los archivos oficiales.

Quienes apoyan el proyecto de ley AB 1076 advierten que el proceso para eliminar los antecedentes penales de quienes ya cumplieron sus condenas suele ser muy engorroso y complicado. Debido a esto, pocas personas aprovechan esta opción existente en California. Jay Jordan, director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Californianos por la Seguridad y la Justicia, ha vivido en carne propia los estragos de un delito que cometió hace más de 15 años y por el cual pasó 8 años en prisión.

“No puedo convertirme en agente de bienes raíces, no puedo vender autos usados, no puedo vender seguros, jamás podré adoptar, no puedo convertirme en entrenador del equipo de ligas pequeñas de mi hijo, no me puedo unir a la Asociación de Padres de Familia de su escuela y no lo puedo acompañar a sus excursiones escolares. Esto no tiene sentido económicamente hablando, tampoco tiene sentido en el tema de la seguridad”, señaló el activista.

Algunas asociaciones de agentes del orden han manifestado su oposición a la iniciativa bajo el argumento de que implementarla sería demasiado costoso para el estado, un gasto que consideran oneroso si se considera que los exconvictos ya cuentan con la oportunidad de borrar sus antecedentes sin necesidad de aprobar una nueva ley. Pero la organización Californianos por la Seguridad y la Justicia considera que esos recursos se recuperarían al tiempo que más personas que cuentan con un pasado criminal se unan a la fuerza laboral.

Algoritmos para borrar antecedentes

Ante las críticas referentes a los millones de dólares que costaría implementar su proyecto de ley, el asambleísta Phil Ting propone echar mano de la tecnología para reducir costos y acelerar los procesos. Después de todo, el estado dorado es la sede de Silicon Valley, cuna de las innovaciones tecnológicas en Estados Unidos.

El mejor ejemplo de esto lo dio el condado de San Francisco en febrero de este año cuando se convirtió en el primero de todo el país en completar la eliminación automática de los antecedentes de delitos relacionados con la venta y el consumo de la marihuana. Ese proyecto beneficio a más de 9,000 personas a través de un programa piloto llevó menos de un año y que contó con la ayuda de la organización sin fines de lucro 'Code for America', que también trabaja con quienes apoyan la propuesta del asambleísta Ting.

La solución la encontraron en una herramienta llamada “Cleary my record”. Este algoritmo inteligente tiene la posibilidad de leer miles de documentos, identificar los códigos de ciertos delitos y automáticamente determinar cuáles condenas vinculadas a la marihuana pueden ser minimizadas o eliminadas. El mismo sistema se puede utilizar para otro tipo de delitos.

Pero en el caso de la marihuana, la herramienta va más allá de la simple identificación. Este sistema automáticamente llena los formularios necesarios de cada caso para que la Oficina del Fiscal los pueda presentar ante un juez y así terminar con el proceso. Para muestra basta un botón: antes de que la Fiscalía de San Francisco anunciara el año pasado sus planes de eliminar miles de antecedentes criminales relacionados con la marihuana, solo 23 personas habían abierto un proceso para limpiar su registro delictivo.

El negocio ilícito de la amapola en México: millones para el narco, pobreza para los campesinos (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés