null: nullpx
Demandas

Nueva derrota legal para familia de adolescente mexicano que murió baleado por un agente fronterizo de Texas

Por segunda vez, un tribunal de apelaciones de New Orleans dictaminó que la Patrulla Fronteriza ni el gobierno federal pueden ser demandados por los padres de Sergio Adrián Hernández Güereca, un chico de 15 años de edad que murió al recibir varios disparos de un agente de la Patrulla Fronteriza de Texas en 2010.
22 Mar 2018 – 7:31 PM EDT

La lucha de una familia mexicana por encontrar justicia para su hijo Sergio Adrián Hernández Güereca, quien murió a la edad de 15 años tras ser baleado en 2010 por un agente fronterizo de El Paso, Texas, encontró un nuevo obstáculo.

El pasado 20 de marzo, el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de New Orleans dictaminó, por segunda vez, que la familia Hernández no puede demandar al oficial de la Patrulla Fronteriza, Jesús Mesa, ni al gobierno de Estados Unidos por la muerte de su hijo. El reclamo de los padres de la víctima -de que Mesa violó los derechos del adolescente al disparar hacia territorio mexicano desde suelo estadounidense- fue desestimado nuevamente por los miembros del tribunal en una votación de 13 en contra y 2 a favor.


“Desgraciadamente así son las leyes. Todo esto yo sé que va a quedar así, en el olvido para ellos. Para mí no, porque yo voy a seguir luchando contra esa gente”, dijo María Guadalupe Güereca, madre de la víctima, en una entrevista telefónica con Univision Noticias.

La mujer dijo que se enteró del nuevo dictamen a través de los medios y que el abogado que lleva su caso aún no se comunica con ella. “Él no me ha dicho nada, (pero) la lucha la voy a seguir haciendo… voy a seguir hasta que Dios me haga justicia”, agregó.

Bob Hilliard, abogado de la familia Hernández, dijo al diario San Antonio Express News que apelará la decisión del Quinto Circuito. Esto quiere decir que el caso tendría que ser abordado por la Corte Suprema, máximo ente judicial de Estados Unidos.

El caso ya había sido sometido a la Corte Suprema en 2017, luego de que el mismo tribunal de apelaciones de New Orleans fallara en contra de los Hernández y le otorgara inmunidad al agente, con el argumento de que el joven era de nacionalidad mexicana y murió en territorio mexicano, por lo que la familia no podía pedir justicia en Estados Unidos.

En ese entonces los magistrados del tribunal supremo debían resolver dos temas legales: si al joven mexicano lo protegía la Cuarta Enmienda contra la brutalidad policial injustificada y si al agente fronterizo lo protege la Quinta Enmienda, que lo dejaría inmune por sus actos.

Pero la Corte Suprema decidió regresar el caso al Quinto circuito para que lo revisaran de nuevo y, en el documento de su decisión, calificaron como equivocada la decisión previa de ese tribunal que había concedido inmunidad al agente.

"Es indiscutible que la nacionalidad de Hernández y la envergadura de sus vínculos con Estados Unidos eran desconocidos por (el agente fronterizo) Mesa en el momento del disparo", se lee en el documento, el cual menciona también que el hecho de que el oficial supiera después del incidente que la víctima era de origen mexicano no lo protege.

Desenlace incierto



“¡Claro que tienen que recurrir de nuevo al Supremo!”, opina el abogado de inmigración Raed González, quien está familiarizado con el caso de Hernández y cree que la corte de apelaciones tomó una mala decisión.

Uno de los argumentos que este segundo fallo del Quinto Circuito menciona, según González, sostiene que permitir que demanden a la Patrulla Fronteriza en casos como el de Hernández hará que los agentes duden cuando tengan que tomar decisiones de medio segundo en situaciones peligrosas, por el temor a que van a ser demandados.

“Pero eso es precisamente lo que queremos, que no hagan algo a la ligera que pueda causar la muerte de inocentes”, dijo González a Univision Noticias.

En el dictamen del Quinto circuito, la jueza Edith Jones detalla que el Congreso de Estados Unidos no ha pasado ninguna ley que le permita a la familia Hernández buscar compensación por daños y, como el joven era de origen mexicano en territorio mexicano, no tenía derecho a protecciones constitucionales.

“Dejar que la demanda continúe permitirá que cualquier persona herida en un tiroteo transfronterizo con agentes del orden estadounidense o los sobrevivientes de ataques con drones en el exterior demanden al gobierno”, explicó.

La jueza cree que un fallo favorable en el caso de Hernández sería como una burla a la decisión consistente y explícita del Congreso de nunca proporcionar compensación de daños a extranjeros heridos fuera de Estados Unidos. “Hacerlo (permitir la demanda) crearía una solución con límites inciertos", escribió Jones.

“Con esa decisión el tribunal lo que está diciendo es que Sergio (Hernández) y otros que están parados en el lado mexicano de la frontera pueden ser asesinados por cualquier motivo, por cualquier persona que porte una placa y esté en suelo estadounidense”, dijo Hilliard, abogado de la familia Hernández, después de conocer el dictamen, según cita el Express News.

González tienen una opinión similar: “El negar el derecho de demandar permite a oficiales a que violen la ley, siempre y cuando lo hagan a 10 pasos de la línea fronteriza. Esto es ilógico y una mala decisión que permitirá más tragedias”, aclaró.

La resolución del caso de Hernández, cualquiera que sea el desenlace, marcará un precedente para otros casos similares.

Según la organización de derechos civiles ACLU, hubo al menos 53 muertes causadas por agentes de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) entre 2010 y 2016. En ese periodo al menos seis hombres murieron en territorio mexicano por balas de la Patrulla Fronteriza, incluido Sergio Hernández.

Vea También:


Fotos: cómo la muerte en la frontera del adolescente mexicano Sergio Adrián Hernández llegó a la Corte Suprema

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés