null: nullpx
Utah

Proyecto de ley busca limitar los poderes del fiscal general de Utah

El proyecto de ley H.B. 232, busca evitar un episodio similar al ocurrido a principios de diciembre, cuando el fiscal general Sean Reyes se unió en nombre de Utah a una demanda que trataba de invalidar la elección del presidente Joe Biden, en contra la opinión del gobernador y del gobernador electo.
25 Ene 2021 – 07:27 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Reyes fue uno de un grupo grupo de 17 fiscales generales de otros estados, todos republicanos, que respaldó el intento partidista de última hora para invalidar la elección del presidente Joe R. Biden. Crédito: NICHOLAS KAMM/AFP via Getty Images

El representante demócrata por Salt Lake City Brian S. King, introdujo un proyecto de ley en la legislatura de Utah que impondría limitaciones a la autoridad del fiscal general del estado para participar en ciertos procedimiento legales en calidad de amicus curiae (amigo de la corte), en nombre del estado.

El proyecto de ley H.B. 232, busca evitar un episodio similar al ocurrido a principios de diciembre, cuando el fiscal general Sean Reyes se unió en nombre de Utah a una demanda presentada por el fiscal general de Texas Ken Paxton antes la Corte Suprema de Estados Unidos, para invalidar el resultado de las elecciones en los estados de Georgia, Pennsylvania, Michigan and Wisconsin.


Reyes fue uno de un grupo grupo de 17 fiscales generales de otros estados, todos republicanos, que respaldó el intento partidista de última hora del fiscal general de Texas para invalidar la elección del presidente Joe R. Biden.

La demanda finalmente no tuvo éxito en cambiar los resultados de las elecciones, cuando la Corte Suprema la desechó al determinar que Texas no tenía capacidad jurídica para entablar esa demanda, o en otras palabras, que el fiscal general de Texas había iniciado un procedimiento legal sobre un asunto que no le competía. Lo mismo aplicó a los estados que acompañaron a Texas.

Si H.B. 232 llega a convertirse en ley, el fiscal general estará obligado a consultar y obtener el consentimiento del gobernador antes de tomar cualquier medida o participar en una demanda de este tipo.

En diciembre Reyes desafió la autoridad del entonces gobernador Gary Herbert, y la opinión del gobernador electo Spencer Cox, quienes manifestaron oponerse a la medida.

En una declaración conjunta Herbert y Cox, expresaron que “así como no quisiéramos que otros estados desafiaran los resultados electorales de Utah, no creemos que debamos intervenir en las elecciones de otros estados. Los candidatos que deseen impugnar los resultados de las elecciones tienen acceso a los tribunales sin nuestra participación”, añadiendo que “este es un uso imprudente del dinero de los contribuyentes”

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés