null: nullpx
Estafa y Fraude

Sentencian a estafador que “vendía” acciones del Seven Peaks Water Park en Provo

El pillo deberá pagar más de un millón de dólares al empresario que estafó asegurándole que sería copropietario del famoso parque Seven Peaks de Utah.
5 Dic 2020 – 05:40 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El juez principal del Tribunal de Distrito de Utah condenó esta semana a 48 meses de prisión y el pago de U$1,435,913.44 a Theodore Lamont Hansen, como restitución por las estafas que realizó a unas instituciones bancarias y a un incauto inversionista que le dio un millón de dólares, creyendo que estaba comprando una parte del popular Seven Peaks Water Park.

El acusado de 50 años, evitó una condena mas fuerte luego de declararse culpable de un meticuloso fraude financiero en el que, en parte, convenció a una víctima identificada únicamente como “E.L.”, de que invirtiera un millón de dólares en la compra del parque Seven Peaks, a unos 45 minutos de Salt Lake City.

Seven Peaks (antes también llamado Raging Waters) ha sido un parque muy popular en Utah, donde miles de familias han acudido durante los veranos. Sin embargo, en 2018 cerró sus puertas y quedó abandonado, un hecho que fue aprovechado por Hansen para convencer a “E.L” de que podría poseer el 23.5% de esa propiedad si le facilitaba esa suma. Su estafador también le aseguró que si la transacción no se realizaba en 24 horas, le devolvería su dinero.

La transacción no se realizó y el timador jamás devolvió el millón de dólares. En mayo del 2019, luego de ser detenido, admitió en la corte que usó ese dinero para cosas incompatibles con ese negocio, como usar 28,000 dólares para una compra de un vehículo.

Antes de estafar a esta víctima, Hansen ya había estado en problemas con la justicia por delitos similares. Fue dejado en libertad con la condición que debía revelar a cualquier persona con quien quisiera hacer negocios que tenía 45 millones de dólares en juicios pendientes en su contra, algo que no hizo con “E.L.”.

Todo esto fue crucial para la nueva condena que el juez Robert James Shelby dictaminó ayer en su contra y para la cual se tomó en cuenta un fraude bancario que Hansen realizó a Bank of the West y Deseret First Credit Union. En este esquema el estafador involucró al menos a diez empresas diferentes causándole a Bank of The West una pérdida de más de 1.6 millones de dólares. Un viejo amigo de Hansen ayudó a cubrir parte de la pérdida, reduciendo el monto de la pérdida a un poco más de medio millón de dólares.

"Los estafadores son muy buenos en lo que hacen”, dijo el agente especial a cargo Paul Haertel del FBI de Salt Lake City. "Son extremadamente convincentes y trabajarán duro para ganarse su confianza. Impulsados por la codicia, muchos reinciden".

Por su parte, el fiscal federal John W. Huber. dijo: “Hay demasiados estafadores en Utah que son realmente lobos con piel de oveja, por lo que los inversionistas de Utah deberían ser más cautelosos al deshacerse de los ahorros que han ganado con tanto esfuerzo”.

También te puede interesar

Cargando Video...
Confiaron todos sus ahorros en una compañía que les ofrecía mayores ganancias y ahora nadie les responde
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés