null: nullpx
Utah

Empresario de Utah condenado por recepción ilegal de medicamentos de China

La hidroxicloriquina estaba etiquetada como extracto de boswellia serrata, no contenía instrucciones de uso y había sido manufacturada por un fabricante de medicinas que no estaba registrado con la FDA.
6 Abr 2021 – 07:57 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La hidroxicloriquina estaba etiquetada como extracto de boswellia serrata, un tratamiento natural para la inflamación. Crédito: Getty / Archivo

El propietario de una farmacia de Utah acusado ante un tribunal federal de haber comprado un cargamento de hidroxicloroquina falsamente etiquetado en China, con la intención de venderlo al estado como un tratamiento para el COVID-19, fue impuesto de su sentencia el lunes.

Daniel K. Richards, director ejecutivo de la compañía Meds in Motion fue condenado por la juez federal de Salt Lake City Daphne Oberg a tres años de libertad condicional. Richards se había declarado culpable en enero del delito menor por recibir medicamentos mal etiquetados en una operación de comercio interestatal. La juez también le impuso una multa de 10,000 dólares.


Richards enfrentaba una posible sentencia de hasta un año de cárcel y 100,000 dólares en multas.

Al inicio de la pandemia de coronavirus la hidroxicloroquina, una droga diseñada para el tratamiento de la malaria, fue promocionada insistentemente por el expresidente Donald Trump como un tratamiento potencial para el Covid-19. El medicamento nunca recibió la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos, o FDA por sus siglas en inglés, para su uso como tratamiento contra el Covid-19.

Los documentos judiciales indican que Richards admitió, en un acuerdo de culpabilidad con el Departamento de Justicia, haber recibido 50 kilogramos de hidroxicloroquina alrededor del 8 de abril de 2020, etiquetados falsamente como extracto de boswellia serrata, un tratamiento proveniente de la India, África del Norte y el Medio Oriente para tratar la inflamación.

Greg Skordas, representante de Richards había informado en enero que la declaración de culpabilidad por el delito menor había sido el resultado de meses de negociaciones con el Departamento de Justicia.

Para empeorar la situación, el fabricante del medicamento no está registrado en la FDA, y las etiquetas no incluían las instrucciones de uso adecuadas.

Como parte de su acuerdo judicial de culpabilidad, Richards se comprometió a correr con los gastos de la destrucción de los medicamentos.


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés